1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

El fracaso de la educación media en Argentina

PDF Imprimir E-mail

Jueves, 10 de Marzo de 2011 02:16

libro unicefNación - "Carreras truncadas. El abandono escolar en el nivel medio en Argentina", informe elaborado por UNICEF Argentina Conclusiones: Hoy en día nadie cuestiona la relevancia de la educación media como formación mínima necesaria tanto para una inserción adecuada en el mercado de trabajo, como para la formación integral básica como personas y como ciudadanos. La gran mayoría de los jóvenes tiene actualmente acceso a este nivel de educación. Sin embargo, esta tendencia a la igualación formal en el acceso al nivel medio ha sido acompañada por una creciente segmentación en la calidad de la educación impartida y también por el mantenimiento de los niveles históricos de deserción.

Ambas problemáticas constituyen los principales retos que se presentan a las políticas educativas
dirigidas a mejorar la calidad y la equidad en el nivel medio.
En este texto hemos presentado los resultados de una investigación dirigida
a identificar cómo, en las vidas de los jóvenes, confluyen y se entrelazan
los distintos aspectos que promueven el proceso de abandonar la escuela
en el nivel medio en la Argentina. Creemos que la identificación de los
factores asociados al abandono aporta un conocimiento relevante para la
elaboración de políticas y programas tendientes a la prevención de este
fenómeno y a la reincorporación de los desertores.
En la primera parte de este estudio, basada en datos cuantitativos representativos
del nivel nacional, analizamos las tendencias en el acceso, graduación
y deserción en el nivel medio para sucesivas generaciones. Aquí
los resultados son claros: si bien tuvo lugar un significativo mejoramiento
en la cobertura, éste no estuvo acompañado por el éxito en los niveles de
deserción, los que se han mantenido estables a lo largo del tiempo.
Con el mejoramiento en los niveles de cobertura del nivel medio, la composición
social del estudiantado se ha ido modificando. Si bien actualmente
las chances de que los jóvenes provenientes de hogares muy pobres inicien
el secundario son muy elevadas, todavía persisten marcadas diferencias en
sus probabilidades de completar este nivel. Así lo indican los resultados de
la segunda parte de nuestro estudio de tipo cuantitativo, donde se propuso
identificar los factores asociados con la probabilidad de desertar de los
jóvenes de entre 15 y 19 años de edad. Los resultados muestran que son
los jóvenes provenientes de los hogares con mayores desventajas socioeconómicas
los que desertan con mayor frecuencia, situación que se mantiene
incluso cuando se tienen en cuenta otros factores demográficos, sociales,
familiares y educativos.
También son más proclives a abandonar quienes se han criado en hogares
con un bajo capital educativo o en contextos familiares de mayor inestabilidad,
aun entre quienes se encuentran en situaciones económicas más
ventajosas. Asimismo, las duras condiciones experimentadas por la economía
argentina han promovido la participación temprana de los jóvenes en
el mercado de trabajo, lo que atenta contra sus posibilidades de continuar
con la educación. Quienes tienen experiencia laboral, independientemente
de la condición económica del hogar de procedencia, desertan con mucha
mayor frecuencia que quienes nunca han trabajado.

El abandono es también diferencial según el género, y los varones poseen
mayores niveles de deserción que sus pares mujeres. Sin embargo, esta diferencia
se mitiga una vez controlada la situación económica de los hogares
en que residen los jóvenes. Las mujeres de hogares no pobres tienen una
probabilidad de desertar mucho menor que los varones. En cambio, en los
hogares pobres las probabilidades se asemejan. Esta diferencia puede deberse
en parte a la mayor incidencia de embarazo adolescente en los sectores
económicamente vulnerables, problemática que está fuertemente asociada
con el abandono escolar.
El rendimiento escolar, medido tanto a partir del acceso tardío al nivel
secundario como por el número de repeticiones acumuladas, se asocia fuertemente
con el abandono educativo, efecto que es aún más pronunciado
para los jóvenes de hogares no pobres. El asistir a establecimientos privados,
en particular si se trata de confesionales, en cambio, reduce significativamente
las chances de deserción para todos los jóvenes, pero principalmente
para los jóvenes que viven en hogares económicamente solventes.
Los resultados del estudio cuantitativo hicieron evidente que el abandono
escolar es el resultado de un cúmulo de factores vinculados con los
contextos específicos en los que los jóvenes se desenvuelven. Sin embargo,
estos resultados poco nos dicen sobre las maneras concretas en que se
vivencian cotidianamente por los jóvenes y sobre cómo influyen en sus
trayectorias educativas. Es por ello que en la tercera parte de este estudio
le dimos voz a los principales actores involucrados, a partir de un sondeo
cualitativo llevado a cabo con una centena de jóvenes asistentes y desertores
de distintos sectores sociales (excluyendo intencionalmente a aquellos
en contextos sociales de clase media-alta y clase alta) residentes en el Área
Metropolitana de Buenos Aires.

La información etnográfica de las historias de vida de estos jóvenes asistentes
y desertores nos ha permitido identificar los aspectos que atentan
contra la permanencia en la escuela dentro de contextos sociales específicos.
En este sentido, diferenciamos tres contextos a partir del grado de
vulnerabilidad social de los hogares en los que los jóvenes han sido socializados,
los cuales determinan fuertemente sus oportunidades.
Un primer contexto es el de los hogares socialmente excluidos. En este
ámbito converge una serie de dificultades superpuestas que, claramente,
atenta contra el desempeño educativo de los jóvenes. A las enormes dificultades
económicas que afrontan estos hogares (en los cuales las necesidades
básicas de vivienda, alimentación y salud muy rara vez son satisfechas), se
suman la alta conflictividad familiar, la baja valoración de la educación, el
contacto frecuente con pares y adultos con problemas de alcoholismo y
drogadicción.
En el pasado, jóvenes provenientes de este contexto social rara vez podían
acceder al nivel educativo medio. Hoy en día sí lo hacen, pero con enormes
dificultades. Los adolescentes expuestos a estos ámbitos, si además carecen
de referente adulto que los contenga, estimule y controle, presentan problemas
de autoestima, falta de proyectos personales y sobre el sentido de la
propia vida. Con frecuencia, estos jóvenes tienen problemas de conducta y
son más proclives a abandonar la escuela debido a una pesada herencia de
conflictos familiares y a la ocurrencia de embarazos tempranos.
Las situaciones adversas que enfrentan fuera de la escuela se traducen
muy frecuentemente en problemas de rendimiento y de conducta dentro de
la escuela. La institución escolar, por su parte, reacciona de diversos modos
ante esta clientela. Detectamos que, en general, esta clientela accede a instituciones
de muy baja calidad educativa, con escasos recursos para lidiar con
situaciones problemáticas. Las reacciones de los agentes escolares dependen
del entorno institucional. De acuerdo con las experiencias de algunos
asistentes y desertores, conocimos cómo muchas escuelas carecen de un
proyecto articulado que garantice un entorno donde la tarea educativa se
desarrolle más o menos armoniosamente y, por lo tanto, se encuentran incapacitadas
para generar un clima de responsabilidad y compromiso que les
permita promover la retención del estudiantado.

En los relatos, son frecuentes las referencias a profundos conflictos entre
los estudiantes (que no pueden ser matizados por los agentes escolares) y
un ambiente general de escaso o nulo respeto, tanto de los alumnos hacia
los profesores como en sentido contrario. Por lo tanto, estos contextos
escolares –aunque desde el punto de vista institucional ofrecen las instancias
típicas para lidiar con situaciones problemáticas (gabinetes psicopedagógicos,
sistemas de tutores, etc.)– resultan poco efectivos. Existen, sin embargo,
otros entornos institucionales más contenedores. Varios de los jóvenes en
contextos marginales relatan experiencias en escuelas que tienen un claro
propósito de facilitar la permanencia de su alumnado. Por ejemplo, aquellas
que han gestionado y ofrecen guarderías infantiles, apoyo escolar y apoyo
psicológico efectivo.
El segundo contexto social de los adolescentes es el de los hogares vulnerables.
En este contexto, los grados de libertad son algo mayores que en el
anterior, ya que si bien sus integrantes enfrentan dificultades económicas
y problemas familiares, lo que principalmente los distingue es una mayor
integración social, una menor segregación espacial (pues habitan en barrios
no tan marginales), y el no haber experimentado carencias extremas. Los
integrantes de este grupo, que han tenido acceso a la educación secundaria
desde hace más tiempo que el anterior, se podrían identificar como los hijos
de la clase trabajadora o de los sectores obreros. Si bien los padres de estos
jóvenes difícilmente lograron completar la escolaridad media, muchos de
ellos comparten la clara aspiración de que sus hijos lo logren. Sin embargo,
estos padres no siempre cuentan con los recursos ni con la motivación para
apoyar activamente el desempeño escolar de sus hijos.
Entre estos jóvenes, los motivos más frecuentes de abandono se relacionan
con el ingreso al mercado laboral, la falta de interés y motivación para
continuar los estudios, los evidentes problemas cognitivos y de rendimiento,
y el embarazo temprano. En este contexto, si bien la deserción es menos frecuente
que en el grupo anterior, no necesariamente es concebida como un
fracaso o como un caso desviado. Muchos de los jóvenes que abandonan
tienen hermanos mayores que ya lo han hecho.

En general, los jóvenes asistentes al nivel medio insertos en un contexto
vulnerable tienen una visión instrumental de la educación. Así, la principal
ventaja de completar la educación media es mejorar la inserción ocupacional
futura. Tanto asistentes como desertores consideran que, sin un título
secundario, las opciones ocupacionales a las que podrán acceder serán en
general marginales (repartidor, cartonero, basurero, etc.) e incluso hasta
delictivas.
El contexto de clase media-baja y clase media se distingue marcadamente
de los anteriores no sólo debido a su situación económica, sino también
a sus positivas aspiraciones educativas y culturales. En general, los
jóvenes que desertan se desvían de la norma. Sus padres o los adultos responsables
dan casi por sentado que sus hijos deben terminar el nivel medio
y, de hecho, muchos de los asistentes provenientes de este contexto social
señalan que graduarse constituye “un deber de hijo”. La mayoría de los
adolescentes de este grupo aspira a alcanzar una educación superior y define
la utilidad de la educación recibida como el requisito necesario para lograr
sus otras aspiraciones. Éste también es el caso de quienes han desertado,
aunque ellos constituyen una absoluta minoría. En este grupo, los motivos
más frecuentes de deserción se relacionan con eventos traumáticos puntuales
que alteran la concentración y el interés por las tareas escolares o
con problemas de rendimiento, falta de dedicación y falta de gusto por ir
a la escuela. Es frecuente que los desertores de este grupo se refieran al
tiempo dedicado a la escuela como “tiempo perdido”, poniendo en duda
la utilidad de su formación escolar. En general, son jóvenes que han sido
mucho más amparados por sus padres, quienes no han reaccionado con la
severidad ni autoridad suficientes para revertir la decisión de abandonar de
sus hijos. Estos padres tampoco les han exigido ocupaciones alternativas,
como salir a trabajar, y facilitan que sus hijos tengan una vida cotidiana sin
responsabilidades ni sobresaltos.
A lo largo del estudio, se puso en evidencia que el bajo rendimiento
escolar constituye un primer paso en el camino del abandono. Cuando
indagamos sobre las causas del desempeño académico, hallamos que los
desertores son más proclives a adjudicar esa responsabilidad a la escasa
capacidad profesional de los docentes, mientras que los asistentes tienden
a autorresponsabilizarse por sus logros, indicando que el óptimo resultado
depende del propio esfuerzo, dedicación y capacidad.

Al ahondar en el propio rendimiento académico, se pone de manifiesto
que tanto los desertores como los asistentes con un desempeño pobre reportan
haber tenido profesores con poca paciencia, con escaso compromiso
con su actividad docente, responsables de estigmatizar al alumno y hasta
de faltarle el respeto. Sin embargo, son ellos mismos quienes reconocen
que la tarea docente y la transmisión de conocimientos se ven obstaculizadas
en ámbitos donde los conflictos entre alumnos, los problemas de
disciplina y el bajo interés por el estudio son frecuentes.
Muchos de estos jóvenes también compartieron experiencias que generaron
sentimientos de desorientación, desapego y frustración que, en variada
intensidad, afectaron su rendimiento. Estas experiencias incluyen transiciones
dificultosas entre el ciclo primario y el secundario (con cambios
bruscos en los contextos institucionales: de mayor contención a ambientes
más impersonales, diversificados y de mayor exigencia), o la elección de
especialidades que finalmente demandan habilidades y exigencias diferentes
de las esperadas.
La comparación entre jóvenes con buen y bajo rendimiento muestra que
los primeros cuentan más frecuentemente con familias que no sólo les han
transmitido el valor de la educación, sino que también han dedicado tiempo
y esfuerzo para acompañarlos y asistirlos a lo largo de la experiencia educativa.
Estos grupos familiares han sabido transmitir a sus jóvenes la importancia
de la responsabilidad personal, lo que se manifiesta en un mayor
grado de dedicación no sólo respecto del estudio sino también respecto
de actividades domésticas y de ayuda familiar.
En contraposición, los jóvenes con bajo rendimiento académico comparten
la falta de apego a la tarea escolar y, en cambio, su motivación principal
para ir a la escuela está centrada en socializar con sus pares. Las familias de
estos jóvenes no parecen preocuparse demasiado por el desempeño escolar
de sus hijos. En varios casos, ni siquiera parecen estar muy al tanto de sus
actividades cotidianas y de su vida recreativa. La falta de control familiar
muchas veces desemboca en problemas graves de conducta. Estos jóvenes
son más proclives al uso del tabaco, el alcohol y, en menor medida, a
experimentar con drogas. A diferencia de aquellos con buen rendimiento,
sus actividades cotidianas tienden a ser menos estructuradas y no tienen,
en general, responsabilidades asignadas dentro del hogar.

Como conclusión de este trabajo, señalaremos cuáles son los aspectos
centrales que se derivan de la investigación realizada, para que sean tomados
en cuenta en el diseño de políticas dirigidas a disminuir la deserción
escolar en el nivel medio.
En primer lugar, ha surgido recurrentemente a lo largo de nuestro trabajo
la relevancia de la familia, tanto para la transmisión del valor de la
educación como para facilitar y apoyar la tarea educativa. Ninguno de los
adolescentes entrevistados que careció de una socialización que enfatizara el
valor de la educación logró adquirir esta valoración mediante otros agentes
socializadores (incluida la escuela). En este sentido, consideramos que
es necesario fortalecer los mecanismos para que los adultos responsables
(fundamentalmente los padres) se involucren en el proceso educativo de sus
hijos. En otras palabras, las iniciativas desarrolladas sólo por la institución
escolar, aun proyectando escenarios optimistas de transformación, resultarían
insuficientes si no fueran acompañadas y apoyadas por los padres y/o
el grupo familiar. Fomentar este apoyo, particularmente entre padres con
escasos recursos no sólo económicos sino también culturales y simbólicos,
constituye un reto fundamental.
La institución escolar, en colaboración con otras organizaciones sociales,
debería aprender a transmitir a los padres, por un lado, la trascendencia
social de la educación de sus hijos (como mecanismo fundamental de formación
integral y de movilidad social) y, por otro, la valoración de su rol
como adultos responsables, un rol irreemplazable en la transmisión de
valores y en el apoyo y supervisión de la tarea educativa.
En segundo lugar, hemos podido observar a lo largo del estudio cómo
el sentido de pertenencia de los jóvenes con su escuela, las relaciones
entre pares y la realización de actividades extraescolares organizadas
influyen en su apego y motivación escolar. Surge entonces la necesidad de
promover la recuperación de la escuela como un espacio central en la vida
cotidiana de los jóvenes. Esto puede implicar ampliar el rango de actividades
que en ella se desarrollan, es decir, incluir actividades de tipo deportivas,
de colaboración con otras organizaciones sociales y recreativas. Incluso
podría estimularse la organización de dichas actividades desde los propios
estudiantes, lo que redundaría en la adopción de habilidades y pautas
organizativas.

En tercer lugar, en cuanto al rol de la institución escolar, nuestros hallazgos
sugieren la necesidad de revisar las formas de operación de las instancias
institucionales dedicadas a tratar con situaciones problemáticas de los
estudiantes, con el propósito de asegurar que los jóvenes puedan conocer,
valorar y utilizar estas instancias (gabinetes psicopedagógicos, sistema de
tutores y ayuda escolar). Desde la perspectiva de los estudiantes, los gabinetes
psicopedagógicos, así como otras instancias de apoyo psicológico y
de contención, se abocan más a tratar problemas de conducta que a atender
problemáticas cotidianas y profundas (de vínculos familiares, de adicciones,
etc.). Actualmente, muchos jóvenes que necesitarían contar con este
apoyo no lo buscan debido a que no creen que vaya a respetarse la confidencialidad
de sus experiencias.
En cuarto lugar, consideramos que la experiencia docente, cuando se
desarrolla en ámbitos sociales marginales, requiere para su mayor eficacia
de una formación específica. Más precisamente, nos referimos a la
necesidad de que los docentes cuenten con un conocimiento más profundo
sobre la realidad social y familiar de los grupos que atienden. En este
sentido, parece necesario dotarlos de herramientas adicionales para que
puedan controlar, asistir y estimular, en vez de estigmatizar –y hasta llegar
al maltrato– cuando deben lidiar con la indisciplina y el desinterés de los
alumnos. Por otra parte, estas herramientas adicionales podrán facilitarles
la identificación y canalización de los casos problemáticos hacia otras
instancias institucionales más adecuadas.
En quinto lugar, tanto en contextos marginales como en los vulnerables,
hemos podido detectar que un número importante de quienes han logrado
mantenerse dentro del sistema educativo reciben o han recibido becas escolares.
Si bien ninguno de los asistentes ha aludido a la importancia de su
beca para permanecer en la escuela, lo cierto es que, entre los desertores, la
proporción de quienes han recibido beca es significativamente menor y, por
otra parte, a este dato se suma que varios entrevistados han manifestado
que los problemas económicos asociados a su deserción podrían haberse
mitigado con la ayuda de una beca. La eficacia de las becas escolares en
atenuar la deserción ha sido puesta de manifiesto en algunos estudios específicos.
El reforzar dichos programas, por lo tanto, parece sumamente
pertinente.

Además, los programas dirigidos a evitar el desgranamiento y la contención
escolar de embarazadas y madres adolescentes –que ya se están
llevando a cabo en varios de los establecimientos a los que han asistido
nuestros entrevistados– tienen un impacto positivo en prolongar la permanencia
en la escuela. Estos programas, complementados con una eficaz
educación sexual preventiva, contribuyen a mitigar uno de los principales
factores asociados a la deserción escolar de las mujeres.
Finalmente, los programas escolares de pasantías laborales, si bien no
se dirigen específicamente a disminuir el desgranamiento, parecen tener
consecuencias positivas indirectas en el caso de jóvenes con riesgo de desertar
por necesidades económicas. A partir de los pocos entrevistados que
tuvieron pasantías, se demostró que éstas constituyen experiencias laborales
significativas, que facilitan la obtención de un ingreso y se realizan
en contextos laborales más formales y más compatibles con la asistencia
educativa.
Fuente:Unicef/www.visionfederal.com
 

Cono Sur

.

  • Bolivia, conflicto en las FF.AA por los salarios entre oficiales y suboficiales - desfile militar bva
    La Paz -
    Los militares de baja graduación en la actualidad a pesar de la persecución, procesos y amedrentamiento, generados en la institución castrense, dan cuenta sobre el malestar que persiste por el daño económico generado al Estado al ser incrementos injustificados e ilegales en favor de los oficiales, razón por la que aguardan su revisión desde el pasado 25 de marzo del año en curso.
  • Chile - Cepal rebajó a 3% el crecimiento esperado de la economía para este año - banner inversiones ch
    Santiago - La baja en el dinamismo económico está ligada a un menor nivel de inversión y a la desaceleración en el consumo de los hogares, dijo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que redujo este lunes su proyección de crecimiento para la economía chilena este año. El informe recalca que Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) exhibe en el primer cuatrimestre una expansión del 2,3% respecto de igual período de 2013 y para el año completo se proyecta una tasa del 3%, cuando se había proyectado 3,7%.
  • Paraguay, escándalo por la apropiación de tierras bajo protección política - soldado campesino py
    Asunción -
    Colonos brasileños y alemanes, de la región de Itapúa, comunicaron a sus respectivas embajadas los problemas que enfrentan por la falsificación de títulos de propiedad; campesinos paraguayos esperan que alguien se acuerde de ellos. El estado de derecho se aplica según ambiciones de políticos inescrupulosos. Falta de garantías obliga a pedir auxilio fuera del país ¡Vergüenza para la justicia!.
  • Uruguay, la navegabilidad del Canal Martín García, nuevamente en riesgo - draga en canal martin garcia uy
    Montevideo -
    Según empresarios consultados,  la situación es grave porque se están desmoronando los veriles –los bordes– en algunas zonas del canal y esto redunda en pérdida de calado y de metros de ancho que hacen segura la navegación. “De no actuar rápidamente, la capacidad de carga en los buques en Nueva Palmira se verá reducida, afectando con sobre costos de valores de flete para la producción nacional”, dijo un importante actor de la comunidad portuaria uruguaya.
  • Brasil, Telefónica aumentará sus inversiones en el mercado de banda ancha - banner telefonica br
    Brasilia -
    Telefónica quiere que Brasil siga siendo su principal mercado. Con la devaluación del real, los márgenes se han estrechado, y dos de sus tres principales competidores —Oi y TIM Brasil— se encuentran en problemas por lo que es el momento propicio de reforzarse. El segmento que presenta mayor capacidad de crecimiento es la banda ancha fija, donde cuatro grupos se reparten casi el 90% del mercado, que aún tiene tasas de penetración muy baja, del 35,5% de la población.

Diarios del Interior

Diario Los Andes
Diario La Voz

Diario El Día Diario El Diario

Otras Noticias

.

  • Scioli reafirma su pertenencia “K” - daniel scioli
    Buenos Aires -
    El gobernador bonaerense intensifica su alineación con la presidente Cristina Kirchner, apoya la denuncia contra la imprenta Donnelley y la aplicación de la Ley Antiterrorista, afirmo también que impulsará la reforma a la Ley de Abastecimiento.
  • Ex diputada “K” procesada - mariel calchaqui fpv
    Nación -
    Se trata de Mariel Calchaquí, del Frente para la Victoria - Tierra del Fuego, quien ocupó una banca en el Congreso Nacional desde 2008 hasta 2011; está procesada por "defraudación a la administración pública". Habría percibido indebidamente unos $ 70.000,-
  • Kämpfer, un desnudo político? - agustina kamper
    Nación -
    Las fotos de "desnudo artístico", realizadas por Agustina Kämpfer, difundidas a través de la redes sociales, que las descubrieron en la web del fotógrafo Walter Bosques, parece un cortina de humo sobre los problemas de su pareja el vice Amado Boudou, y la pregunta es quién las difundió?.
  • Los cambios en la Ley de Abstecimiento - camara dip nac
    Nación -
    Bajo el título de Ley de Regulación de la relaciones de producción y consumo, el Gobierno de Cristina Kirchner envío al Congreso un proyecto que avanza sobre la propiedad privada y es considerada en medios empresario como una Ley “fascista”.
  • Carrió: "No me corran por izquierda" - elisa carrió
    Nación -
    Advirtió la diputada Elisa Carrió a algunos socios del Frente UNEN, Y agregó: "¿Entendieron?. Soy la única de los que está acá que no habló nunca con Macri. Se lo digo a todos los decentes que están acá".

Empresas

.

  • Amazon invierte a futuro - page amazon
    Empresas -
    Las acciones de Amazon cayeron más de 12% luego de las grandes inversiones realizadas en computación en la nube. La pérdida fue mayor de lo que se esperaba y la compañía vaticina que permanecerá en rojo durante el  tercer trimestre, pero apuesta a futuro.
  • Lalique fuerte apuesta a renacer - banner lalique
    Empresas -
    Volviendo a sus raíces la marca francesa de lujo Lalique, abrió recientemente su primera joyería boutique desde la fundación de la compañía hace ya casi 110. Lla apertura de una nueva tienda sella la resurrección del la marca y el renacimiento de la joyería fina.
  • Nestlé apuesta a retener mercado - logo nestle oficinas
    Empresa -
    Se prevé que el mercado mundial de café en cápsulas alcance los u$s 12.000 millones este año, según estimaciones de analistas. Nespresso, NESN.VX -0.53% de Nestlé SA, que lanzó la primera máquina casera de café en cápsula en 1986.
  • P&G, focalizará sus negocios - p&g logo edificio
    Empresas -
    Procter & Gamble, fusionará o venderá más de la mitad de sus marcas. Pretende volcar sus esfuerzos en un máximo de entre 70 y 80 de sus reconocidos productos a nivel global, que son los que le reportan el 95% de las ganancias.
  • Quaker con compromiso social - banner quaker
    Empresas -
    Quaker, marca integrantede del portafolio de PepsiCo Alimentos, promueve la ayuda social y el compromiso con la comunidad, a través de una campaña que se llama  “Con el corazón en la mano”.

Viajar

.

  • Puerto Vallarta, gozar el mar y la monaña - playa puerto vallarta
    Puerto Vallarta -
    En el centro de esta hermosa localidad, uno de los 125 municipios del estado de Jalisco, México, a 50 metros de la Plaza de Armas se encuentra el Hotel Porto Alegre, Puerto Vallarta ofrece a sus habitantes y visitantes un buen número de playas que son visitadas cotidianamente por turistas de todo el mundo.
  • Isla de Hawai, con flores en tu cuello - vista playa hawai
    Hawai -
    Hawai'i era la isla de donde era natural Kamehameha El Grande, que en 1795 había logrado unir por la fuerza la mayoría de las Islas Hawái bajo su mando. El Always In Season se sitúa a 8 km de las tirolinas Kohala y a 15 minutos en coche de la localidad de Kapaau, el parque Mahukona Beach y el valle Pololu.
  • París, donde cruzarse con Luis XIV - frente hotel frontenac paris
    Paris -
    A 200 metros de la avenida de los Campos Elíseos y 800 metros del Arco de Triunfo, está el hotel Chateau Frontenac, con un ambiente cargado de historia que ofrece habitaciones con aire acondicionado, baño privado y TV de pantalla plana.
  • Roma, barroco y moderno para disfrutar - roma hotel savoli
    Roma - En el popular barrio del Trastevere está el hotel El Donna Camilla Savelli, diseñado por el arquitecto barroco Borromini, es un antiguo monasterio del siglo XVII que cuenta con 2 jardines, habitaciones elegantes y sobrias.
  • Madrid, alojarse en el siglo XVIII - frente hotl catalonia madrid
    Madrid - En el barrio de Las Letras, a 400 metros del Museo del Prado y a 15 minutos a pie del famoso parque del Retiro está hotél El Catalonia Las Cortes situado en un precioso edificio del siglo XVIII del casco antiguo de Madrid, a 200 metros de la plaza Santa Ana.
RSS Visión Federal
Ultimo Momento
Ultimo Momento
Ultimo Momento