Menu
RSS

btedicion


Deprecated: Non-static method JSite::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/sietepec/public_html/templates/gk_news/lib/framework/helper.layout.php on line 181

Deprecated: Non-static method JApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/sietepec/public_html/includes/application.php on line 593

Bajaron las aguas, y la politización de la ayuda quedó al descubierto

Buenos Aires - Las alarmas sonaron luego advertir el intento de coptación política de la asistencia a los inundados, que derivó en enfrentamientos entre La Campora, la UOCRA, y punteros del intendente Bruera. Antes de que la situación se torne inmanejable, el gobernador Scioli suspendió la actividad del Comité de Crisis para retomar su control y en conferencia de prensa hizo referencia a la polémica sobre el número de victimas fatales de las inundaciones.

Despues del enfrentamiento de ayer entre La Cámpora y la Uocra, aunque en rigor los episodios más duros se habrían vivido el viernes pasado, Scioli decidió cerrar el Comité de Crisis, y pidió además suspender por el momento el envío de donaciones para los damnificados por el temporal a los centros de recepción de La Plata hasta que “tengamos identificadas las nuevas prioridades” para los afectados.

Una manera de ponerle freno al frenesí por capitalizar políticamente la ayuda, que se vio sobre todo en la Facultad de Periodismo de La Plata, donde La Cámpora instaló su comando central, que recibió el respaldo de la presidente Cristina Kirchner.

“Queremos agradecer todas las donaciones que llegaron de todo el país. Han superado todo tipo de expectativas, lo agradecemos profundamente”, sostuvo Scioli, en una conferencia de prensa en la Gobernación provincial junto a la totalidad de su gabinete.

Scioli dijo que todas las donaciones recibidas serán enviadas a los necesitados, pero pidió que “por favor no sigan en esta acción, hasta que tengamos muy claro identificadas las nuevas prioridades de asistencia y elementos que hay que contar a partir de hoy”.

Pidió “abrir ahora un impasse hasta que, con el relevamiento que estamos llevando adelante casa por casa, en escuelas y hospitales, vayamos identificando las nuevas necesidades que puedan surgir” para los damnificados.

Scioli aprovechó también la conferencia para corregir un curso de acción que había tomado su gobierno que se estaba transformando en un callejón sin salida muy peligroso.

Como había anticipado su vocero Juan Courel, el gobernador reconoció por primera vez que "pueden aparecer más" personas fallecidas que las 51 que hasta ahora se había empeñado en mantener como cifra definitiva su gestión, generando la horrible sensación de que estaban intentando ocultar víctimas para achicar costos políticos.

En ese sentido, reconoció que durante el desastre se contabilizaron otros 37 muertos, pero no por causas directamente vinculadas a la inundación. "Hay 37 personas más fallecidas en la ciudad de La Plata después del siniestro, pero son personas que fallecieron por otras causas, no propiamente por la inundación", afirmó.

Scioli explicó que el número total de víctimas fatales por el temporal se fue "actualizando", pero volvió a subrayar que no se incluyeron en ese relevamiento las personas que fallecieron por "causas no traumática por enfermedades previas".

"Hay 37 personas más fallecidas en La Plata después del siniestro. Ahora, son personas que fallecieron por otras causas, no propiamente por la inundación, esto es muy importante. Inclusive había 17 que estaban internadas en hospitales previo al temporal, son enfermedades terminales, son otras situaciones", detalló.

Al respecto, el gobernador se refirió a las denuncias del juez en lo contencioso y administrativo Nº 1 de La Plata, Luis Arias, quien advirtió que el número de fallecidos podría ser mayor y que desde el Poder Ejecutivo provincial "tal vez intentan tapar la situación".

"El propio juez que se había puesto en sus palabras referencia a que se estaban ocultando víctimas o serían mayores, salió él mismo, tengo entendido, a desmentir lo que se había reflejado", agregó, en referencia a las declaraciones de hoy del juez Arias que contradijo al diario a La Nación, que en su tapa de hoy dijo que el magistrado había confirmado 9 muertos más.

Sin embargo, Scioli a tono con el cambio de estrategia, no descartó que la cantidad de muertos pueda aumentar "dadas las características de esta tragedia y las condiciones geográficas". "Sabemos que puede darse la circunstancia que pueda aparecer una (denuncia), que no tenemos denuncias al respecto de desaparecidos en relación directa con el accidente. En caso que lo hubiese inmediatamente lo vamos a dar a conocer", prometió.

Por otra parte la decisión de Scioli de suspender las actividades del Centro de Crisis, hasta tanto se reordenen las prioridades de asistencia, con el claro objetivo de retomar el control de la distribución de ayuda a los afectados, dejó al descubierto que La Campora estaba monopolizando las operaciones que despertaron la furia del intendente Bruera y otros activistas “K”,  situación que tendía a desmadrarse.

La ayuda a los barrios más afectados por el temporal comenzó a politizarse y quedó teñida por una cruda y violenta pelea entre las agrupaciones kirchneristas y brueristas, que se enfrentaron en varias ocasiones y hasta se habrían intercambiado disparos de fuego.

Por orden de Cristina, La Cámpora monopolizó la ayuda en la facultad de periodismo, controlada por la cristinista Florencia Saintout, que prohibió que otras agrupaciones oficialistas consigan donaciones. La Cámpora, con el respaldo de la jefa de Estado, desplegó su accionar con un amplio cotillón: las bolsas con donaciones para los barrios lucían stickers de la agrupación y hasta de “Clarín Miente”.

Pero los militantes del Andrés “Cuervo” Larroque no encontraron el terreno fácil para su desplazamiento por los barrios, en algunos de los cuales  no pudieron ingresar porque fueron rechazado por militantes de Pablo Bruera y de la UOCRA, que les propinaron una feroz paliza,  según un video que fue distribuido a distintos medios.

Fuentes del kirchnerismo contaron que lo peor pasó el viernes por la noche, cuando los móviles de La Cámpora fueron literalmente echados a tiros de algunos barrios por referentes de la UOCRA. “Los corrieron, no pudieron ni entrar”, aseguraron. Los incidentes complicaron la ayuda a los barrios del sur platense, como Villa Elvira, Altos de San Lorenzo, Aeropuerto y Los Hornos, afectados por las lluvias tanto como el centro y el norte de La Plata.
Fuente: agencias/lpo/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube