Menu
RSS

btedicion

Violencia, drogas y armas en un congreso del PJ pampeano

La Pampa - "Cuando se produjeron los incidentes fueron a buscar las armas de fuego a los autos, pero fueron parados por los dirigentes", contó un integrante del propio Movimiento que participó del 'combate' ocurrido el sábado, en General Pico, durante el congreso provincial del PJ; según la propia definición de los incidentes de un miembro de la agrupación Movimiento Evita.

El joven accedió a contar su versión de los hechos, pero pidió reserva de su identidad por temor a sufrir represalias por parte de los partidarios del ex gobernador Rubén Marín. "Uno de los nuestros fue emboscado el domingo y le pegaron una paliza cuatro desconocidos cuando iba solo", justificó apuntándole tácitamente a los de Convergencia.

Anoche, ante un periodista de La Arena, relató que el día del Congreso, "nosotros llegamos temprano al salón y enseguida nos dimos cuenta que era muy chico para la gente que estaba movilizando cada sector. Éramos unos ochenta y ocupamos el sector izquierdo como es costumbre aceptada en el peronismo para nuestro movimiento y allí esperamos el inicio de las deliberaciones".

"Las cosas estaba tranquilas hasta que irrumpieron los de Convergencia que eran como trescientos pretendiendo ocupar espacios con su gente y sus banderas", acotó.

"Allí fue que Avendaño, el hermano de Taperita, les dijo que respetaran a los que ya estaban dentro pero ellos presionaron con su gente que eran muchos. Las cosas se iban poniendo cada vez más tensas porque a fuerza de número pujaban por poner sus banderas y los más robustos amenazaban a los nuestros", relató.

"En un momento uno de los más gorditos (en alusión a Catato Díaz) hizo un gesto como de querer pegarle a un militante del Movimiento Evita y voló una caña puntuda que le pegó en el rostro a una mujer. Ahí se pudrió todo porque cuando vimos como la habían lastimado la violencia se desató y fue imparable. Alguien gritó "péguenle a todos" y así hicimos. Los fuimos sacando del salón a trompadas, patadas y los de Marín se fueron corriendo. Los corrimos hasta afuera y a la pasada los de Robledo, que estaban afuera, les dieron un par de trompadas a los que huían del combate".

"La batalla duró unos quince minutos o más", precisó y fue cuando estaban afuera que algunos de los nuestros se fueron a buscar los "fierros" a los autos porque los otros con sus cañas y palos habían lastimado a alguno nuestro".

"No pude ver si los sacaron a los "fierros" o los pararon antes de que los sacaran" pero después, cuando volvíamos a Santa Rosa en medio de la ruta pararon el micro y hubo una 'lavada de cabeza' para los que habían llevado los fierros y querían usarlos", concluyó.

Mauricio "Catato" Díaz, militante de Convergencia Peronista, que asistió junto a otros adherentes de esa línea interna al congreso, dio otra versión. Denunció que fueron salvajemente agredidos y que él sufrió un corte en la cabeza. "Yo fui desde Santa Rosa a pronunciarme a favor de la unidad del PJ. Cuando quisimos entrar, nosotros éramos unas 500 personas, el salón estaba colmado y fuimos emboscados por 'compañeros' de acá (Santa Rosa)", dijo.
El denunciante de sufrir una agresión responsabilizó a la columna del Movimiento Evita. "Los rostros los tengo identificados, fueron cinco o seis que me vinieron a patotear", aunque no quiso dar nombres sobre los agresores.

Sólo mencionó que entre el grupo de provocadores "estaban Avendaño y su gente, todos miembros del Movimiento Evita. Ellos son muy violentos y estaban pasados de drogas y pastillas".

"Después -agregó- se prendieron los de la Plural y la Uocra, y otros más. Fue una emboscada total, porque nos dejaron llegar a la mitad del salón y ahí comenzaron a pegarnos con palos". Díaz afirmó que los incidentes duraron unos 20 minutos.

Enseguida, sostuvo que algunos no eran de "Santa Rosa sino de afuera" y también "había gente de (Daniel) Lovera (jefe del bloque de diputados provinciales). Nos atacaron porque nos tienen bronca, somos históricos, y ven que cada vez más la juventud se acerca a Marín".

Por último señaló que ninguno de los congresales se preocupó por lo que les ocurrió y que después terminó todo ahí. "Nos quedamos afuera para que no pase a mayor. Fuimos al congreso para respaldar el documento y hay compañeros que no pudieron hacer uso de la palabra".

Continúan las opiniones, por cierto diferentes y contradictorias, sobre lo ocurrido en el Congreso de General Pico el sábado. Ayer tres caracterizados asistentes a la cita dieron su parecer en diálogo con Radio Noticias.

El intendente de Ataliva Roca y presidente del congreso del PJ, Martín Borthiry, negó que haya existido una emboscada a los seguidores de Convergencia y dijo no tener pruebas sobre que hayan ocurrido episodios de violencia entre militantes de las diferentes líneas internas del partido. "Lo único que escuché fueron quejas de algunos pocos congresales por los hechos de violencia afuera del club", acotó.

Sobre la presencia de armas, el jefe comunal señaló: "La verdad hay que buscarla en la fuente, que es la policía, para tener información veraz. El consejo partidario tendrá que averiguar a quien le secuestraron las armas, porque hay cosas que se dicen y que no se condicen con lo que pasó".

"Adentro del Congreso no hubo ningún hecho de violencia", expresó Borthiry, quien agregó que en el interior del salón sólo "hubo ruido de bombos, pero cuando habló "taperita" (por Leonardo Favio Avendaño), los bombos dejaron de sonar".

Sobre una presunta emboscada que se produjo y que denunciaron adherentes marinistas, el mandatario comunal fue contundente y lo negó. "El que lo dijo o tiene información, que lo denuncie", respondió en alusión al ex gobernador Rubén Hugo Marín.

Por último, Borthiry dejó entrever que sabe cosas que no las va a hablar en público sino donde corresponda (Consejo partidario). "Por ahí yendo a las fuentes las cosas se aclaran, no está bien acusar sin saber concretamente lo que pasó".

Por su parte, el diputado nacional Roberto Robledo, deslindó responsabilidades de los integrantes del gremio de la construcción (Uocra) en los incidentes del sábado. "Para nada fueron los culpables los compañeros trabajadores", señaló Robledo, contradiciendo los dichos del marinismo.

El legislador apuntó contra los adherentes de Convergencia, como los responsables de los disturbios. "El salón era muy chico y estaba lleno. Algunos muchachos (por el grupo marinista) quisieron ingresar con banderas con los caños de punta y eso generó rispideces con el Movimiento Evita, la Plural, y otros", sostuvo.

Y siguió: Está bien la militancia, pero hay que mandarla controlada", en clara alusión a la juventud. "Si bien repudiamos las agresiones, tampoco fue un Congreso de carmelitas descalzas", disparó. Por su parte, negó que se hayan secuestrado 40 cuchillos. "No, sólo hubo algunas corridas, sin gente lastimada".
-¿Sigue la interna en el PJ?
- Me parece que la unidad es ficticia. Las dos líneas que se dicen mayoritaria (Convergencia y Plural), me queda la sensación que están destruyendo el peronismo, porque mandando gente joven (como Convergencia) lo único que se genera es una gran bronca con chicos que a futuro van a caminar juntos.

Este tipo de rispideces no llevan a nada. La unidad no se va a conseguir mientras no haya una conducción. Cuando la hubo no sucedían este tipo de hechos. El presidente dice que se va y vuelve y este malabarismo es lastimoso. Por eso Marín no va a conducir nunca el peronismo porque ya se le pasó el tiempo.

En el congreso peronista de Victorica, del 18 de noviembre de 2006, el periodista Juan Pablo Gavazza fue agredido por el militante David Faustino Cofré, sobrino del conocido puntero de Zona Norte, Ramón "Pepe" Rodríguez.

El ataque nunca llegó a juicio oral y público por el delito de lesiones, porque el fiscal de citación directa, Raúl Ramón Miño, negoció con Cofré, en un juicio abreviado, una pena mínima de dos meses de prisión a cambio de admitir su culpabilidad. De esa manera no pudo saberse si hubo instigadores o incitadores detrás de las trompadas, como planteó la víctima desde un primer momento.

Una fiscal santarroseña, Alejandra Ongaro, basándose en el discurso que había dado minutos antes el entonces presidente del PJ y gobernador, Rubén Hugo Marín, consideró que sus palabras podrían haber configurado, prima facie, el delito de incitación a la violencia.

El había calificado de "caraduras", "infames" y "gorilas" a los medios de prensa, pero el juez Pablo Balaguer rechazó in límine esa posibilidad.

Calificó de "impertinentes e inútiles" las medidas requeridas por la fiscalía y afirmó que los dichos no constituían "una estimulación a que otras personas actúen de manera violenta contra otros". Después se declaró incompetente y envió el expediente a Victorica.

Además la testigo clave del caso, Zaira Mendoza, sufrió a posterior otros ataques. La mujer, que en principio había declarado con identidad reservada ante la Fiscalía de Citación Directa, escuchó en el club Cochicó a tres personas decir que la agresión estaba planeada y hasta que le darían un "puntazo" a Gavazza.

Ella recibió amenazas en su celular y un desconocido ingresó a su negocio para recordarle que nunca debió haber contado lo que vio aquella vez. Le pegó en el estómago, en la boca y en otros lugares del cuerpo, y agregó: "Te habíamos dicho que te callaras". Luego la tomó del cuello y le propinó una paliza. El agresor escapó en un Fiat Uno.

Tiempo después Mendoza fue asaltada en su casa de Ingeniero Luiggi. Dos hombres encapuchados ingresaron a la vivienda, la golpearon, robaron 5.000 pesos y la dejaron maniatada en la bañera.

Cofré, estando procesado, un día al salir de la Fiscalía de Citación, se mostró públicamente en forma festiva haciendo la "V" de la victoria. Gavazza, que intervino como querellante en el expediente, criticó el arreglo porque "no se pudo dar con la verdad ni saber el móvil del ataque". Y cuestionó a Miño porque "no quiso, no pudo o no se animó a escuchar a los testigos"
Fuente:laarenalp/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube