miércoles 22 mayo 2024

Paro agropecuario, el Gobierno lo minimizó, los productores en alerta

Más Leídas

Durante cuatro días se cumplió un cese de comercialización de la actividad agraria y ganadera. La Mesa de Enlace manifestó que aguarda señales del Gobierno para retomar el dialogo. El ministro de Agricultura Luis Bazterra reiteró que “El esquema de retenciones no se toca” y agregó sobre el paro «lo único que funcionó fue la máquina de trolls y de whatsapp».

Todo parece indicar, por ahora, que la confrontación sigue sobre la mesa y que los reclamos de los productores sobre la presión tributaria estarían lejos de ser revisados. El presidente de CARBAP, Matías de Velazco, advirtió en Expoagro que si no hay «una señal del Gobierno, van a seguir las medidas». Por su parte el Gobierno insistió refiriéndose al lock out: «Cuando hay una medida de este tipo nosotros preferimos que se desarrolle de acuerdo a su naturaleza y decidimos no interferir».

El reclamo de los productores agropecuario escaló cuando la administración AFernández resolvió llevar las retenciones sobre la soja al 33% y abrió la puerta a una confrontación en la que se pide la revisión total de las cargas fiscales que coloca al “campo”, que representa el 63,7% de las exportaciones totales del país, datos del INDEC, en situación de crisis que impactaría sobre las economías regionales.

En esta primera medida de fuerza del “campo” en el gobierno de Alberto Fernández, surge de la información publicada de los mercados, que en Liniers en 3 días solo ingresaron unas 2876 cabezas negociadas por $ 92 millones, cuando en el mismo lapso de la semana anterior llegaron 20 mil animales comercializados por unos $ 635 millones, lo que pone en evidencia el nivel de adhesión al paro que también se notó en las cinco cámaras arbitrales de cereales, en las que solo hubo algunas operaciones en Rosario y Bahía Blanca.

Sin embargo el Ministro Bazterra minimizó, en diálogo con El Destape Radio, la medida de los productores y sostuvo: «el lockout no trascendió ni tuvo el impacto previsto por las cuatro entidades de la Mesa de Enlace» y agregó «lo único que funcionó fue la máquina de trolls y de whatsapp». El ministro afirmó que los productores han «tenido dialogo y considerado lo que pidieron prácticamente en todos los rubros» y entiende «que los cambios en las retenciones son una medida totalmente equilibrada en el contexto que vive la Argentina» e insistió «El esquema de retenciones no se toca”.

Por su parte los autoconvocados, en San Nicolás, anunciaron que mantendrán vigente el reclamo de reducir la presión impositiva y reclamaron a la Mesa de Enlace que retome el diálogo con el gobierno nacional. Si eso no sucede, no descartan realizar un tractorazo a Capital Federal, en fecha a determinar y reiteraron: “No somos opositores al gobierno. Consideramos que es justo el reclamo que estamos haciendo, porque siempre vamos a estar movilizados en contra de las políticas que atenten contra la producción”.

La controversia quedó planteada. Todo indica que la resolución no resultará sencilla, no solo por cuestiones financieras de la administración AFernández, sino también por una subterránea posición ideológica de los sectores más fundamentalista de la línea que lidera la vicepresidenta Cristina Kirchner. Dentro de ella Juan Grabois, quién impulsa una reforma agraria, disparó los productores son “parásitos que viven de la renta extraordinaria de la tierra que es de todos” al que se sumó el senador K Oscar Parrilli “El campo es el responsable de la crisis y estamos orgullosos de que nos ataquen”.

Algunos funcionarios parecen desconocer datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) que afirman que el avance tecnológico está borrando las diferencias entre campo e industria por lo cual ya muchos hablan de bioeconomía, pues no solo se producen alimentos sino también fibras, energía y biomateriales. En un seminario del IAE Business School-Universidad Austral, con información oficial y privada de la consultora D’Andrea-Groba, se afirmó que «Las viejas dicotomías rural/urbano, campo/industria dejan de tener sentido frente a los recientes cambios del campo», destacaron en su trabajo D’Andrea y Groba.

En el centro de la discusión está el mayor sector productivo de la Argentina que provee del 63,7% de las divisas que ingresan al país, y el de más desarrollo tecnológico. En 2019, la Argentina exportó por US$65.115 millones, de los cuales US$41.521 millones fueron producidos por el “campo” según datos del Indec, de cuya información se desprende que en ese año, de los diez complejos exportadores más importantes del país, seis fueron de la agroindustria. Los cuatro restantes fueron de energía y de la industria.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires advirtió que las modificaciones de derechos de exportación tienen un gran impacto en las cadenas agropecuarias. Los mercados de cereales se estima que dejarían de sembrarse 636 mil hectáreas por el nuevo esquema de retenciones, con fuerte impacto en las economías regionales.

Últimas Noticias

Ucrania lucha por mantener el frente oriental mientras los rusos avanzan hacia las ciudades

Región de Donestk. Para el comandante armado ucraniano Oleksandr Kozachenko, la tan esperada munición estadounidense no puede llegar lo...

Más Noticias