viernes 9 diciembre 2022

Argentina fija el 8 de mayo como límite para negociar la deuda con los bonistas

Más Leídas

La administración AFernández decidió no abonar los USD 503 millones correspondientes a los intereses de tres bonos emitidos durante 2016 para pagarle a los “fondos buitre”. La reacción no se hizo esperar en el mercado de cambios.

Hoy el dólar contado con liquidación cerró a $111,42 y el denominado blue en $ 110, mientras el oficial concluyo en $ 67,65. Ante esta situación el ministerio de Economía sacó un comunicado donde reiteró su voluntad de pago y extendió hasta el 8 de mayo las negociaciones con los bonistas.

La reestructuración de la deuda de Argentina con los bonistas, asciende a unos 64.800 millones de dólares, y la presentación para la negociación con los Fondos de Inversión que tienen los bonos argentinos plantea una quita del 62% sobre los intereses y un 5% del capital, oferta que fue aprobada con un DNU del presidente Alberto Fernández, pero no bien recibida por los grandes Fondos de Inversión.

«El propósito general de la invitación es que la República obtenga el alivio necesario para recuperar la sostenibilidad de su deuda pública externa. En paralelo, la República mantiene conversaciones con otros grupos de grandes acreedores externos y está proponiendo un enfoque integral para abordar la situación financiera que ha dado lugar al alivio buscado en esta invitación», detalla el comunicado oficial.

El mercado de cambios se agitó, a pesar que ya se conocía la decisión del Gobierno de no pagar el vencimiento de u$s 503 millones de intereses sobre los bonos que se negociaron en 2016 con los “fondos buitres”. El ministro Guzmán reitero, nuevamente, la voluntad de pago de la Argentina y que la negociación por la reestructuración de la deuda soberana expira el próximo 8 de mayo.

El comunicado, del ministerio, destacó que busca “dentro del marco de los contratos existentes un perfil de endeudamiento sostenible que no atente contra, sino que sea en un todo compatible con un sendero de crecimiento sustentable en el mediano y largo plazo, que mejore la capacidad de repago futura y los indicadores sociales básicos”.

Guzmán aspira que los acreedores acepten los términos de la reestructuración de deuda propuesta, para poder reemplazar esos bonos, que figuran en el canje propuesto, y cambiarlos por nuevos títulos. Si la propuesta es rechazada el país podría entrar en la categoría de default selectivo, por el no pago de esos títulos, pero debe transcurrir un mes para eso y que sea reflejado en las notas de las agencias calificadoras.
Fuente: europress/rp.

Últimas Noticias

Brasil. Bolsonaro no reconoce abiertamente su derrota frente a Lula, aunque dice que cumplirá con la Constitución

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no se ha pronunciado este martes abiertamente sobre el resultado de...

Más Noticias