lunes 1 junio 2020

Vallejos: la asistencia económica estatal debería permitir participar en la propiedad de las empresas

Más Leídas

Venezuela denuncia a Colombia de alentar un «plan de invasión imperial»

Caracas. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, señaló de nuevo a Colombia como responsable de un...

Colombia. Las FARC disidentes ya son 4.600 guerrilleros armados

Bogotá. Según un documento oficial reservado, al que ha tenido acceso el diario colombiano 'El Tiempo', ...

Crew Dragon de SpaceX se acopló con la Estación Espacial Internacional

Los astronautas de la NASA Douglas Harley y Robert Behnken, tripulantes de una nave Crew Dragon de...

En un movimiento sorpresivo, la diputada nacional Fernanda Vallejos, puso en apuros a propios y ajenos. Su proyecto de convertir los préstamos que otorga el gobierno a las empresas para pagar una parte de su nómina salarial, en participación accionaria. Para dirigentes de la oposición aparece el primer ensayo hacia la instalación del chavismo en la Argentina.

Cabe aclarar que la diputada Vallejos milita en La Cámpora y encabezó la lista de la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2017. De manera que nadie duda que lanza semejante desafío con la anuencia de Máximo y Cristina Kirchner.

Esta acción merece diversas interpretaciones: una primera lectura política permite advertir la existencia de al menos dos destinatarios, el gobierno encabezado por Alberto Fernández, impulsor de la medida que pretende modificar y los beneficiarios de la ayuda, las empresas que no puede menos que sentirse amenazadas.

La estrategia de la diputada fue expresada mediante un largo hilo en su cuenta de Twitter:
1. La noticia de que varios grupos económicos de los que se tiene conocimiento que han protagonizado distintos episodios de fuga de capitales, que tienen sede o vinculaciones con guaridas fiscales, etc, accedieron al ATP, plantea la necesidad de revisar esos criterios.
2. Es evidente que, si los recursos no alcanzan para todos, resulta injusto que empresas con probada capacidad y recursos propios para afrontar los salarios de los trabajadores, capturen recursos públicos que deberían servir para cualquier otro fin de primer orden.
3. Esas prioridades podrían ser: entre las responsabilidades del Estado: homologar convenios salariales que eviten el recorte del 25%, aumentar jubilaciones, ampliar la cobertura y/o el monto del IFE, asistir más fuertemente a empresas en verdaderas dificultades, entre otras.
4. Un criterio básico de exclusión sería negarle la ayuda a aquellas empresas que operan offshore, fugan divisas y evitan tributar lo que les corresponde al fisco argentino. En este sentido, vamos a presentar un proyecto de ley que complemente los criterios ya establecidos.
5. Por otra parte, si el Estado decide subsidiar a grandes grupos, sería razonable, como lo han hecho antes y lo están haciendo ahora las economías más desarrolladas, que lo haga no como un regalo a esas empresas, sino a cambio de una participación en el capital de las compañías

Este proyecto representa una crítica explícita a las acciones emprendidas desde el Gobierno, ya que la semana pasada definió ampliar hasta mayo los alcances del Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP), es decir, que por segundo mes consecutivo se acreditará esta ayuda a empresas privadas mediante el pago de la mitad de aproximadamente un millón de salarios y la reducción de contribuciones patronales, en el marco de las acciones destinadas a morigerar los impactos económicos producidos por la cuarentena decretada a raíz de la pandemia.

En tanto, la oposición no tardó en reaccionar. El diputado nacional Luis Petri (Juntos por el Cambio, UCR, Mendoza), manifestó en sus redes: No es posible que el Gobierno aprovechando el estado de necesidad de las empresas intente quedarse con su paquete accionario a cambio de ayuda.

Con un grupo de legisladores voy a presentar la prohibición de condicionar la ayuda estatal a la participación accionaria del Gobierno. «Con esta medida de tomar por asalto empresas, el Gobierno comienza a señalizar la autopista que nos conduce a Venezuela. Vamos a defender la República y la Constitucion! No pasarán!».

Tildó a la iniciativa de Vallejos de “una locura populista, solo así puede describirse la propuesta de aprovechar la pandemia y la crisis económica para apropiarse de las empresas que propone el kirchnerismo». Finalmente, cerró sus expresiones apelando a un término propio de la psiquiatría: «El Gobierno, que por razones sanitarias obliga a las empresas a cerrar sus puertas, ahora busca apropiárselas cuando les ofrece ayuda para mantenerlas a flote. Es psicótico».

La discusión quedó abierta y solo con hechos se podrá saber si el Proyecto de Vallejos es una expresión política aislada, si forma parte de otro capítulo en la puja existente dentro del Frente de Todos o si es una maniobra acordada entre cristinistas y albertistas que tiene por objeto lanzar un globo de ensayo para sondear la reacción de la sociedad.
P/D/CC/rp.

Últimas Noticias

Venezuela denuncia a Colombia de alentar un «plan de invasión imperial»

Caracas. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, señaló de nuevo a Colombia como responsable de un...

Colombia. Las FARC disidentes ya son 4.600 guerrilleros armados

Bogotá. Según un documento oficial reservado, al que ha tenido acceso el diario colombiano 'El Tiempo', las denominadas disidencias de la...

Crew Dragon de SpaceX se acopló con la Estación Espacial Internacional

Los astronautas de la NASA Douglas Harley y Robert Behnken, tripulantes de una nave Crew Dragon de SpaceX --la primera misión privada...

EE.UU. La Guardia Nacional fue desplegada en 15 Estados para contener los disturbios

Washington. Trump ordenó la movilización de 5.000 efectivos de la Guardia Nacional para contener las protestas por la muerte del afroamericano George...

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas generó inconvenientes en la logística...

Más Noticias