lunes 17 enero 2022

Brasil. Lula antepone su ideología a la vida humana, agradece la existencia del Covid-19

Más Leídas

“Es bueno que la naturaleza haya creado este monstruo llamado coronavirus” fue la frase del ex presidente de Brasil. Mostró, en una declaración pública, su irrespetuosidad a los miles de muertos y millones de personas afectadas por la terrible pandemia, que no solo alteró sus vidas sino que ha provoca un daño económico cuyas consecuencias todavía son impredecibles. Pero para Lula esto es buen porque permite: “a los ciegos ver que sólo el Estado es capaz de dar soluciones a ciertas crisis”.

En las declaraciones, Lula Da Silva, a la revista Carta Capital, antepuso su batalla política con el actual mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, en dejó en evidencia la falta de equilibrio emocional que un ex mandatario debiere tener, no solo frente a la crisis que está viviendo su país, sino también ante la magnitud mundial de un desastre sanitario, con un impacto que nadie se atreve a evaluar y que tendrá efectos de cambios profundos políticos, económicos y sociales, incluso en las formas de vida que se han conocido hasta el presente.

Durante el reportaje, Lula mostró, también, su voluntad de impulsar a varias entidades, y organizaciones sociales, a una rebelión civil para sacar a Bolsonaro del Gobierno y dijo: “O encontramos una manera de sacarlo en base a los crímenes de responsabilidad que ya ha cometido, o va a terminar con este país” había también expresado “Mi problema con Bolsonaro es que no se está ocupando de la pandemia. No se ocupa de la gente, no se ocupa de la economía” y aseguró a la Revista Carta Capital “Si no fuera por el coronavirus, estaría en la calle gritando ‘Fuera Bolsonaro”.

Advertido Lula de polémica que habían generado sus dichos, en un mensaje por Twitter escribió: “Usé una frase totalmente desafortunada, una frase que no cabía. Y si alguna persona se sintió ofendida, la palabra ‘lo siento’ fue hecha para que la usáramos con gran humildad. Si alguno de los 200 millones de brasileños se ofendió, me disculpo. Conozco el sufrimiento que causa la pandemia, el dolor de tener familiares enterrados sin poder acompañarlos”. Trató el ex mandatario de licuar sus dichos, pero los dichos fueron la expresión de lo que él realmente piensa.

Mientras tanto la situación de Bolsonaro es extremadamente compleja. Brasil suma 293.000 contagios, y 18.890 muertos, según el último balance oficial. Las diferencias sobre el modelo a aplicar para controlar la pandemia ya llevó a una sucesión de renuncias en el ministerio de Salud, primero fue Luiz Henrique Mandetta, los sucedió Nelson Teich, que no llegó a cumplir un mes, y la cartera ahora quedó a cargo del general Eduardo Pazuello, un especialista en logística.

Bolsonaro mantiene férrea su posición de anteponer el impacto económico de la pandemia y resiste las medidas de restricción socio-económicas e impulsa a los brasileños que sigan con su vida normal, mientras gobernadores y alcaldes reclaman medidas de distanciamiento social, que el Ejecutivo de la poderosa San Pablo está dispuesto a aplicar con una cuarenta absoluta, porque teme que su sistema sanitario quede colapsado.
IN/EP/rp.

Últimas Noticias

Colombia casi sesenta años de violencia irracional que no pasan al olvido

Por Luis Domenianni Ocurrió el último día de noviembre del 2021. Ese día, el secretario de Estado de los Estados...

Más Noticias