domingo 12 julio 2020

Una plaga de langostas procedente de Paraguay se instala en Argentina y amenaza a Brasil

Más Leídas

Cuaderno de opiniones: El litio en Argentina, los mitos que lo estancan

El auto eléctrico y las últimas tecnologías de almacenaje y entrega de energías piden litio y nosotros...

Boudou: los secretos bien guardados valen más que los tesoros descubiertos

¿Por qué Boudou sale de cárcel por la pandemia y Núñez Carmona, que tenía riesgo sanitario e...

Cuaderno de opiniones: “Abandonar es condenar” nos cuenta Isabel de Estrada

Para los que no me conocen, me presentaré muy sintéticamente, contándoles que hace muchos años y luego...

Según las informaciones de la FAO, la plaga ingresó en la provincia de Formosa y se instaló allí definitivamente el 28 de mayo. En concreto, se inició en el departamento de Pilagás, en el este de Formosa, y desde allí ha avanzado hacia las provincias de Chaco y Santa Fe, impulsadas por el viento procedente del norte.

Cruzó el río Paraná el pasado viernes y ha llegado a Corrientes, donde se encuentra actualmente, cercana a la provincia de Entre Ríos, donde hasta el momento no se ha registrado movimiento de la manga. Las autoridades argentinas informaron este martes de que avistaron langostas del desierto en la región de Santa Fe, ubicada a 250 kilómetros de la frontera con Brasil.

El experto de la FAO Fernando Rati aseguró que «la mejor manera» de combatir la plaga es con fumigación aérea y realizar un seguimiento en vivo de la misma. «Con respecto a esta ola de langostas que puede llegar a Brasil en los próximos días y horas, el método de prevención más importante en este momento es un plan para monitorear cómo se mueven las langostas en tiempo real junto con las autoridades de Argentina y Uruguay», afirmó Rati.

La FAO considera a la langosta del desierto «la plaga migratoria más destructiva del mundo» se puede trasladarse hasta 150 kilómetros en un día. De hecho, se desplazan durante todo el día y se asientan en torno a la tarde noche, con poca visibilidad. Una nube de un kilómetro cuadrado de estos insectos puede consumir la misma cantidad de alimentos que 35.000 personas.

Aunque es una plaga rural, puede convertirse en urbana llegando a pueblos y ciudades. De todas maneras, es un insecto que no afecta a la salud de las personas ni los animales, pero puede impactar en la actividad agrícola de forma directa y en la actividad ganadera de forma indirecta, alimentándose de los recursos forrajeros y producir daños, también, en la vegetación nativa.
IG/europapress/gf/rp.

Últimas Noticias

La cultura gastronómica de Grace Soloaga, Tarta de caramelo al chocolate con frutos secos que finalmente es » Mumú»

Hay tanto para decir, tanto para contar, tanto para transmitir. No alcanza la vida para decir, contar...

EEUU. Alerta a sus ciudadanos que en China pueden sufrir detenciones arbitrarias

Washington. En una alerta de seguridad emitida el sábado, el Departamento de Estado mencionó específicamente la amenaza de detención o deportación por...

Israel. Se multará a los clientes de la prostitución, pero no la prohíbe

Jerusalén. Israel ha empezado a multar este viernes a los usuarios de la prostitución, después de que el Parlamento del país aprobara...

Un banderazo que sorprendió “a propios y ajenos”. En la calle entraron otros actores

Ni el gobierno, ni la oposición imaginaron la movilización que en “el día de la Independencia” se produjo en gran parte del...

“Portezuelo del Viento” un proyecto de magnitud que confronta a Mendoza con el Gobierno Nacional.

Se trata de la mayor obra hidroeléctrica de Mendoza, que corre el riesgo de volver a ser demora por una polémica que...

Más Noticias