lunes 21 junio 2021

En un conflictivo escenario, Taiwán reclama a la ONU su reconocimiento como país independiente.

Más Leídas

La situación en el estrecho de Taiwán se ha vuelto tensa. Maniobras militares ordenadas por Beiging, operativos navales de la Séptima Flota de EE.UU en aguas próximas al Mar de China Meridional, han provocado un estado de alerta en Taipéi, cuyo gobierno ha vuelto a reclamar a la ONU, que cumple 75 años de su creación, su reconocimiento como país independiente.

Desde la Cancillería taiwanesa remarcaron el comienzo del texto, en el portal oficial de la ONU, que dice: “Las Naciones Unidas celebran su 75º aniversario en un momento en el que el mundo atraviesa grandes trastornos, agravados por una crisis sanitaria mundial sin precedentes que acarrea graves repercusiones económicas y sociales. ¿Saldremos más fuertes y mejor preparados para trabajar juntos? ¿O crecerán la desconfianza y el aislamiento? El año 2020 debe ser un año de diálogo, en el que, como familia humana, nos reunamos para hablar sobre nuestras prioridades y sobre la forma de construir un futuro mejor para todos.

Las quejas surgidas del gobierno taiwanés se vinculan a declaraciones del Secretario General de la ONU, Antonio Guterrez que dijo “un multilateralismo en red, inclusivo y efectivo ayudaría a los esfuerzos globales para promover la recuperación y la implementación continua de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs)”. Taipéi considera, sin embargo, que esta visión parece incompleta cuando Taiwán continúa sin poder participar en el intercambio de experiencias e información con el sistema de la ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Sr. Jaushieh Joseph Wu, señaló que la República Popular China, continúa presionando a la ONU para que utilice una interpretación errónea de la Resolución 2758(XXVI), adoptada por la Asamblea General de la ONU DE 1971, como base legal para bloquear a Taiwán.

Wu, insiste en remarcar que “esta resolución no aborda el tema de la representación de Taiwán en la ONU, ni establece que Taiwán sea parte de la República Popular de China. De hecho, Taiwán no es, ni ha sido nunca, parte de la República Popular de China. Nuestro presidente y nuestra legislatura son elegidos directamente por el pueblo de Taiwán. Además, los controles fronterizos instituidos durante la pandemia ofrecen más pruebas para contrarrestar las falsas reclamaciones de la República Popular de China.”

El Canciller Wu enfatizó: “Desafortunadamente, a los 23,5 millones de habitantes de Taiwán se les niega el acceso a las instalaciones de la ONU. A los periodistas y medios de comunicación taiwaneses también se les niega la acreditación para cubrir las reuniones de la ONU. Esta política discriminatoria se deriva de las reclamaciones y presiones ilícitas de un Estado autoritario y contraviene el principio de universalidad e igualdad sobre el que se fundó la ONU.”

Frente al delicado escenario en que se encuentra el estrecho de Taiwán, resulta conveniente tener presente las declaraciones del experto militar chino Ni Lexiong, retirado de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shangái, quién señaló que resultaba extraño que Beijing efectuara varios ejercicios militares simultáneos, y advirtió: “Realizar simultáneamente ejercicios en los tres mares, significa que China está probando su capacidad para luchar contra enemigos que vienen de tres direcciones al mismo tiempo, por ejemplo, de Taiwán, de Japón y de Estados Unidos desde sur”, y enfatizó “Históricamente, los simulacros frecuentes son un claro predictor de guerra”.
IN/BN/vfn/RP

Últimas Noticias

Estados Unidos aplica nuevas sanciones a Ruisa

Por Atilio Molteni El 15 de abril el presidente Joe Biden impuso una nueva serie de sanciones a la...

Más Noticias