lunes 26 octubre 2020

Un masivo banderazo se expandió por todo el país bajo la convocatoria “#12O”

Más Leídas

La energía, un área clave en serios problemas en el gobierno de Alberto Fernández

Por: Ing.Jorge LapeñaEl gobierno de Alberto Fernández se encamina a cumplir un año. El que viene es...

Entre Ríos. Estancia Casa Nueva, una usurpación de tierras que se busca derivar a un conflicto familiar

El conflicto por la usurpación denunciada por Miguel Etchevehere, de la estancia Casa Nueva, se mantiene...

Cuaderno de opiniones. “Reforzar las garantías democráticas para futuras emergencias”

Por Juan RussoEs claro a este punto que una emergencia social, como la generada por la pandemia...

Los primeros datos estiman que las manifestaciones se realizaron en unas 120 ciudades a las que deben sumarse plazas en las que también hubo convocatorias para expresar disenso con las políticas de la administración Fernández. El Gobierno tuvo posiciones variadas sobre el banderazo a lo largo del día. El ministro de Defensa Agustín Rossi afirmó respecto a los manifestantes, en su cuenta en las redes sociales, «Son los que quieren socavar a nuestro gobierno. La derecha va a elecciones, pierde y quiere obtener el poder por otros medios».

En principio el presidente Fernández retwitteo el mensaje de Rossi, pero luego señaló: «Disentir con un Gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aún con el riesgo que implica en una pandemia, también», pero fue contundente en referencia al escrache convocado al domicilio de la Vicepresidenta Cristina Kirchner, “Promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática», posición del jefe de Estado absolutamente compartible.

Otros funcionarios oficiales también se expresaron respecto a este último tema: el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el Canciller, Felipe Solá, criticaron a través de las redes sociales que el domicilio de la vicepresidenta haya sido difundido entre los puntos de encuentro. El ministro del Interior Wado de Pedro en sus redes sociales fue terminante: “El macrismo y Clarín convocan a una marcha frente al domicilio particular de la vicepresidenta @CFKArgentina. Es muy claro que no defienden la República ni respetan las instituciones, son los profetas del odio.”

Las marchas de este lunes es la quinta que se realiza dentro de los primeros diez meses de la gestión de Alberto Fernández. Al igual que en las movilizaciones anteriores, la convocatoria comenzó a circular a través de las redes sociales bajo diferentes hashtags. El más replicado fue #12OctubreTodosAlaCalle, aunque también hubo otros como #12OSomosLibres y #12OYoVoy. El eje central de las protestas fue el Obelisco en la Ciudad de Buenos Aires, pero su expansión fue masiva en todo el país.

Tal como sucedió en las convocatorias anterior hubo concentración frente a la Quinta de Olivos, en donde se concentró gran cantidad de gente, pero en esta oportunidad hubo movilización de militantes que responden al oficialismo para mostrar su apoyo al presidente Fernández, hubo pequeños incidentes pero no pasaron a mayores.

Los manifestantes en sus expresiones respecto a su concurrencia al banderazo señalaron diversos motivos, que reclaman que el Gobierno las incluyera en su agenda. Se las podría segmentar en tres principales preocupaciones. En principio las consecuencias a todo nivel de una cuarentena, considerada la más extensa del mundo, que resultó un fracaso del método elegido para combatir el Covid-19 y la consecuencia que ha provocado a nivel económico y social.

También el reclamo de libertad se extendió por todas las marchas. Libertad no solo vinculada a la expresión y el pensamiento, ante la creación de un programa denominado Nodio, con el que el gobierno pretende analizar el pensamiento y su viralización en las redes sociales. A estas preocupaciones deben incorporarse la complejidad económica social, que han generado un estado de angustia entre quienes han perdido su trabajo o se vieron obligados a cerrar definitivamente sus empresas o comercios.

Resulta imprescindible, reclaman los manifestantes, que el Gobierno incorpore nuestros problemas a su agenda de gestión, ya que si esto no ocurre quedaría en evidencia que la gestión Fernández habría perdido el control de la situación. Pero también exponen que la clase política parece divorciada de las necesidades de la gente. En particular esperan que la oposición, no solo exprese los errores de la administración Fernández sino que sus dirigentes muestren propuestas concretas para superar la situación sanitaria y especialmente un programa que permita superar crisis económica, al que debieran sumar sus esfuerzos el sector empresario y sindical.
P/BN/vfn/rp.

Últimas Noticias

Rusia: Las victimas de los métodos del presidente Vladimir Putin

Por: Luis DomenianniOcurrió el 20 de agosto del 2020. Sentado en el bar del aeropuerto de Tomsk,...

Venezuela. Maduro agita la posibilidad de un conflicto de magnitud con Colombia

Caracas. El jefe del régimen chavista, confirmó que se reunió con el Estado Mayor Superior y comandantes del Ejército, a fin de...

Bolivia. Sin lugar en el próximo gobierno de Luis Arce, Evo Morales viajó a Venezuela

La Paz. El presidente electo, Luis Arce, afirmó a la agencia Reuters que no tiene previsto ningún rol en su gobierno para...

Vaticano. El Papa sorprendió al presidente de España al advertir el peligro de las «ideologías»

Roma. "Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria",...

EEUU. «He votado por un tipo llamado Trump» dijo el presidente al emitir su voto anticipado

Washington. En West Palm Beach en el estado de Florida el presidente, Donald Trump, ha depositado este sábado su voto anticipado para...

Más Noticias