viernes 1 marzo 2024

El velatorio de Maradona se convirtió en una caótica despedida perforada por la política

Más Leídas

La conmoción agitaba las almas de los “fans” de Maradona. No podían creer que el ídolo había muerto. Sus restos eran velados en la Casa Rosada y una larga fila se extendía por la Av. de Mayo para llegar casi hasta Constitución. La despedida del “astro” comenzó pasadas la seis de la mañana y todos esperaban pasar por la capilla ardiente para dar su último adiós al “crack” del futbol que había alegrado sus vidas.

Hasta el mediodía el ingreso a la casa de Gobierno se había realizado sin problemas. Pero en la medida que acercaba la hora del cierre del velorio, a las 16hs tal como lo había solicitado la familia de Diego Maradona, en la interminable fila comenzó a crecer el temor, entre quienes hacían largas horas que estaban allí, en que no podrían cumplir con el propósito de dar el póstumo saludo al “Diez”. Los ánimos comenzaron a caldearse y desembocaron en incidentes que se extendieron desde la Plaza de Mayo hasta la Av. 9 de Julio.

La Av. de Mayo se convirtió en un campo de batalla entre la policía de la Ciudad, y los manifestantes con intercambio de gases lacrimógenos, balas de goma, chorros disparados por los camiones hidrantes, con devolución de piedras y botellas. Hubo heridos entre los policías y los manifestantes y también múltiples detenciones. El escenario se convirtió en dantesco. La policía intentaba despejar la avenida, mientras los manifestantes una y otra vez insistían en encaminarse hacia la Plaza de Mayo.

Mientras esto ocurría en las calles, la situación en el interior de la Casa Rosada se había descontrolado. La llegada de la vicepresidenta Cristina Kirchner, para expresar sus condolencias a la familia, determinó que alguien dispusiera el cierre del acceso de la gente por Balcarce 50 y fue la gota que colmó el vaso.

El público que estaba frente al portal de ingreso forzó la entrada. Los responsables de la seguridad resolvieron retirar a la familia y el ataúd con Maradona a una zona segura. Pero el descontrol había crecido, y por primera vez en el interior de la Casa Rosada se dispararon granadas de gas lacrimógeno.

Los manifestantes que estaban en el interior de la casa de Gobierno se desplazaron hacia el Patio de las Palmeras. Un punto sensible para la seguridad de la Casa Rosada ya que desde allí hay acceso directo al despacho del presidente de la Nación, donde se encontraba Alberto Fernández, y a escasos 30 metros de la oficina del ministro del Interior, Wado de Pedro, donde estaba la vicepresidenta Cristina Kirchner. Finalmente la situación pudo encauzarse y el desalojo del Patio de las Palmeras se produjo por la explanada sobre Av. Rivadavia.

Ante la convulsionada jornada, los responsables de la seguridad del velatorio, como también de toda el área que abarcaba la multitudinaria concurrencia, temieron un desborde generalizado en el interior de la Casa Rosada, y dispusieron el despeje de toda la zona. La operación la ejecutó la policía de la Ciudad con extrema severidad en virtud de un clima tenso que había entre la gente que percibía que no podría despedir a su “ídolo”. Esto derivó en confrontaciones violentas con los manifestantes que insistían en querer marchar hacia a la Casa Rosada.

Ante los episodios de dura confrontación que se expandía entre la Plaza de Mayo y la Av. 9 de Julio, que eran exhibidos en las pantallas de todos los canales de tv. intervino el ministro del Interior de Pedro, que responsabilizó al gobierno Porteño por el violento accionar policial y publicó en su cuenta en Twitter “Wado de Pedro@wadodecorrido Le exigimos a @horaciorlarreta y @diegosantilli que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad. Este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona. 4:21 p. m. · 26 nov. 2020”

La confrontación política estaba planteada. Desde la oposición, la presidenta del Pro Patricia Bullrich en su cuenta en redes sociales le respondió a de Pedro: «Demagogia y barrabravas son dos caras de la misma moneda! La responsabilidad de lo que está sucediendo es del Presidente de la Nación por permitir el velatorio en Casa Rosada. Quisieron apropiarse de un símbolo y sólo generaron violencia y destrucción».

Desde el Interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio, su titular el radical Mario Negri escribió: “Con los sentimientos populares hay que tener cuidado, ningún gobierno debería intentar sacar provecho. Quisieron meter un millón de personas en la Casa de Gobierno para despedir a Maradona. Faltó sentido común y sobran imágenes caóticas. Encima no se hacen cargo y culpan a otros”.

Por su parte el senador de JxC, Martín Lousteau posteó: «Al dolor por la partida de Diego se suma el lamentable espectáculo de hoy. Da vergüenza que en medio de esta tristeza colectiva, estén intentando sacar rédito político de TODO, sin hacerse cargo de NADA. Pobre familia que aún no lo puede despedir con la paz necesaria».

En medio de la polémica surgió un comunicado del ministerio de Seguridad, en el que su titular Sabina Frederic deslindo responsabilidades: «Es absolutamente falso que las fuerzas policiales y federales de seguridad hayan recibido la orden de reprimir ni de participar de la represión desatada en la zona de la Avenida 9 de julio, ya que es jurisdicción de la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es la Policía de la Ciudad de Buenos Aires la que posee la responsabilidad primaria del operativo».

Sin embargo, un comunicado oficial de la administración Fernández señaló: “Operativo de seguridad por el velatorio de Diego Armando Maradona. La coordinación del velatorio de Diego Maradona en Casa Rosada se encuentra a cargo de Presidencia de la Nación.” Texto que dio lugar a que el vicejefe Porteño, Diego Santilli, afirmara: «La organización de este evento es del Gobierno Nacional», y desmintió los dichos de los funcionarios del Gobierno, «Me llama la atención que desconozca eso y que se politice uno de los días más tristes de los argentinos» concluyo Santilli.

También han surgido críticas respecto al velatorio de Maradona en la Casa Rosada. Expertos en la organización de grandes eventos señalaron que era previsible que la concurrencia de miles de “fans del Diez” derivara en incidentes, por lo que era aconsejable organizar la despedida del “crack” de otra forma, ya que el mismo Gobierno había admitido la posibilidad de una concurrencia que llegara al millón de personas.

Frente a los incidentes el velatorio debió cerrarse antes de lo previsto, y desde la administración Fernández dieron un comunicado que un tramo dice: “Hoy, 26 de noviembre, cientos de miles de argentinos y argentinas realizaron una fila de decenas de cuadras para despedir a Diego Armando Maradona. La Casa Rosada abrió sus puertas a las 6 de la mañana y se inició una despedida muy emotiva y organizada. La familia había escogido realizar el velatorio en la Casa Rosada, decisión que el gobierno acompañó. Posteriormente, la familia decidió culminar el mismo a las 16hs”.

En pocas palabras el lugar del velatorio fue responsabilidad de los familiares de Maradona, quienes recién pudieron despedir en paz los restos de Diego, en el cementerio de Bella Vista, donde también descansan los restos de los padres del “mejor jugador del futbol mundial”, fue allí donde familiares y amigos dijeron “hasta siempre Diego”.
P/BN/vfn/gr/rp.

Últimas Noticias

Escándalo en la ANSES: el Gobierno dice que investigará  una «caja negra» vinculada a la política.

"Todas las investigaciones están en curso pero el sistema se va a cortar", reconoció una calificada fuente de Casa...

Más Noticias