lunes 30 enero 2023

Inflación. Diciembre su ubicó en el 4%, 2020 en el 36,1% detrás de Venezuela con1800% mientras en la región osciló entre el 2 y 8%.

Más Leídas

Los datos del Indec encendieron las luces rojas en el tablero económico del Gobierno. Desde mitad del pasado 2020, a pesar de la cuarentena, se observa una tendencia creciente en el índice de precios. En mayo se registró un índice del 1,5% y a pesar de la restricción de la actividad productiva-comercial y el congelamiento de tarifas, la tendencia alcista se consolidó hasta alcanzar en el mes de diciembre el 4%, que fue anticipado por el ministro Guzmán, antes que oficialmente lo dinfundiera el Indec.

Para la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Argentina, con el 36,1% se ha convertido en el segundo país con mayor inflación de la región, que solo es superada por Venezuela que bordea el 1800%, y distanciada de países con economías y situaciones políticas complejas, pero que a pesar de la pandemia muestran guarismos que van del 1% de aumento en los precios, como el caso de Ecuador, o el más alto de Uruguay con un 8,2%, el resto se mueve con una inflación promedio de 3% durante 2020.

Resulta necesario considerar que el 36,1% nacional está vinculado con las encuestas efectuadas en el Gran Buenos Aires, donde el congelamiento de precios tiene mayor impacto que en otras regiones. Por lo tanto se aprecia que la situación varía al revisarse los datos de Noreste con un 42,2%, el Noroeste con el 38,1%, el área Pampeana con 37,9% y Cuyo con 37,8%, que superan el promedio nacional. Solo por debajo se ubica el Gran Buenos Aires, con 34,1% y la Patagonia con el 32,3%.

Los datos del cierre del 2020, hacen ruido en los despachos del ministerio de Economía y por supuesto retumban en la Casa Rosada, y en la Quinta de Olivos. En esos despachos son conscientes de la aceleración de los precios del último trimestre 2020, (11,4%), que prácticamente duplica al 5,3% del segundo trimestre y anota un nuevo escalón sobre el 7,8% del tercer trimestre.

Los funcionarios tienen en sus escritorios preocupaciones vinculadas a que a pesar del congelamiento de tarifas los precios continuaron su escalada y que si mantiene el 4% en la corrección de los precios en los próximos 12 meses, la inflación del 2021 llegaría al 60,5%. Algo muy lejos de lo previsto en el Presupuesto Nacional donde la estimación es de un 29%.

En el ministerio de Economía estiman que la aceleración de la inflación en diciembre responde a cuestiones estacionales y «que por su naturaleza no es esperable que se mantengan durante los próximos meses». El ministro Guzmán, desde Paraná, reitero que a la inflación «se la ataca con una estrategia macroeconómica integral», y por ello se puso como objetivo reducirla «de a un cinco por ciento por año, pero de una forma consistente».

Guzmán aspira que con ese 5%, y con el dato del Inede de 36,1% en 2020, sería razonable pesar en un 2021 con una tasa del 29%. Pero consultoras privadas pronostican que el guarismo del próximo año rondaría el 49%, para lo que toman en cuenta que la reactivación económico-comercial más un ajuste de tarifas, que se producirá en algún momento del próximo año, indefectiblemente impulsarían el crecimiento de la inflación.
EN/BN/vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Irán. La perversa combinación de falta de libertad y empobrecimiento generalizado

Por  Luis Domenianni Quizás como nunca anteriormente, con la excepción de los comienzos cronológicos de la auto titulada Revolución Islámica,...

Más Noticias