sábado 23 octubre 2021

Con las cuentas sobre la mesa. Cuadro fiscal – Un paciente descompensado

Más Leídas

Por Dr. Agustín Monteverde

En el último mes de 2020 el quebranto primario de la administración pública nacional saltó 156 % frente al de diciembre del año previo, alcanzando los $ 307.628 MM. Como consecuencia de la reestructuración de la deuda pública, el pago de intereses se derrumbó 89 %: neto de los pagos intra-sector público, los intereses abonados sumaron $ 11.282 MM. De esta forma, el rojo financiero totalizó $ 318.909 MM.

• Para financiarse, el Tesoro echó mano de $ 255.000 MM en concepto de supuestas utilidades del Banco Central.

• En diciembre los ingresos totales variaron apenas 21 % frente a igual mes del año anterior, lo que significó una importante caída en términos reales.

• Los ingresos tributarios también evolucionaron por detrás de la inflación, aumentando en pesos corrientes 26 % interanual. En este pobre desempeño incidió, en parte, el adelantamiento de exportaciones que se registró en el último trimestre de 2019 con el objeto de eludir el seguro incremento de las retenciones que dispondría la nueva administración.

• Los aportes y contribuciones de la Seguridad Social apenas recaudaron, en términos nominales, 18 % más que un año antes.

• Por otro lado, las rentas de la propiedad registraron una caída de 26 % frente a diciembre de 2019, que se explica por la merma en las rentas de la ANSES.

• Los recursos de capital cayeron 11 %.

• Las erogaciones, en cambio, más que duplicaron el ritmo de evolución de los recursos y aventajaron largamente a la inflación: el gasto primario —es decir, el gasto total excluyendo los intereses abonados por la deuda pública— trepó 53 % interanual. El comunicado oficial prefirió destacar que, si bien registró “cierta aceleración (…) dicho guarismo interanual ha retornado a niveles registrados pre-pandemia”.

• El renglón que está experimentando un ajuste notable es el conformado por las remuneraciones al personal estatal, que en moneda corriente apenas varió 18 % interanual.

• Los bienes y servicios consumidos por la administración pública, en cambio, se dispararon a un ritmo de casi tres veces la inflación del período, al saltar 102 % respecto a diciembre de 2019.

• En cuanto a las prestaciones de la Seguridad Social, sufrieron una contracción en términos reales al expandirse nominalmente 24,5 % frente a diciembre de 2019.

• Las transferencias corrientes al sector privado más que duplicaron —108 %— lo erogado un año antes.

• Los llamados subsidios económicos, dirigidos a compensar el congelamiento tarifario, saltaron 144 % interanual.

• En materia de subsidios energéticos sobresale el incremento en las erogaciones por asistencia financiera a CAMMESA y al programa Plan Gas por $ 41.418 MM.

• Las que experimentaron un auténtico estallido fueron las transferencias discrecionales a provincias y municipios, que prácticamente quintuplicaron los $ 8347 MM girados un año antes.

• Otros renglones de erogaciones que experimentaron un explosivo resurgir fueron las referidas a gastos de capital.

• La inversión real directa en obras públicas federales saltó 187 % interanual.

• Y las transferencias de capital a las provincias volaron 222 % frente a diciembre del año previo.

• Si analizamos el año completo, el manejo de las cuentas públicas marcó un récord histórico de desfinanciamiento, de ninguna manera sostenible.

• Las erogaciones primarias crecieron a un rimo de casi tres veces aquel en que lo hicieron los recursos.

• El rojo primario en 2020 saltó y representó casi diecinueve veces el obtenido en 2019 (concretamente, un salto de 1740 %).

• Los intereses abonados por la deuda pública disminuyeron y sumaron unos $ 543.000 MM.

• El quebranto total (financiero) casi se triplicó y orilló los $ 2,3 billones.

• El BCRA debió emitir $ 1,6 billones para girarle al Tesoro supuestas utilidades (creadas por la magia de una perversa contabilidad).

• De esta manera, la administración pública central —sin computar los resultados de las provincias ni Banco Central— estaría cerrando el ejercicio 2020 con un rojo primario y un déficit financiero equivalentes a 6,6 % y 8,7 % del PBI, respectivamente.

• Los ingresos totales aumentaron 23 % en moneda corriente respecto al año previo.

• Los recursos tributarios variaron 30 %, por debajo de la inflación del año.

• Los aportes y contribuciones a la Seguridad Social aumentaron nominalmente 25 %.

• Las rentas de la propiedad —fundamentalmente del FGS— se desplomaron 23 % en moneda corriente.

• El gasto primario corriente trepó 66 % frente a lo erogado en 2019.

• Las remuneraciones del personal y el gasto en bienes y servicios consumidos por el Estado aumentaron por debajo de la inflación (30 % y 29 %, respectivamente).

• Las prestaciones de la Seguridad Social crecieron 40 % nominal.

• Los subsidios al sector privado saltaron 143 %.

• Y las transferencias a provincias y municipios volaron 178 %, siempre en términos nominales interanuales.

• Las correspondientes a universidades nacionales —usadas para el pago de personal contratado por el Ejecutivo— treparon 44 %.

• El quebranto operativo de las empresas estatales se disparó 68 %.

• Donde se observó un ajuste draconiano fue en las erogaciones de capital.

• La inversión real directa en obras públicas federales sufrió una fuerte contracción en términos reales, al variar sólo 7 % en pesos corrientes.

• Y las transferencias de capital a provincias prácticamente se congelaron, variando apenas 2 %.

• No se avizora que en los próximos meses se pueda llevar a cabo una reducción drástica del desequilibrio fiscal.
• Aun cuando disminuyan los gastos asociados al Covid, en un marco de alta inflación las tarifas congeladas impulsarán con fuerza los subsidios económicos.

• También cabe esperar una aceleración importante de las transferencias a provincias y de los gastos de capital en un año de cruciales comicios de medio término.

• En ese contexto preelectoral también parece difícil que la erogación por remuneraciones estatales se pueda mantener atrasada.
Dr. Agustín Monteverde
EN/gentileza Massot / Monteverde & Asoc./rp.

Últimas Noticias

EE.UU. La administración Biden espera “una negociación exitosa” entre Argentina y el FMI

Washington. El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, se reunió en la Casa Blanca con el asesor de Seguridad...

Más Noticias