domingo 7 marzo 2021

Cuaderno de opiniones:PASO y boleta única, o la tormenta perfecta

Más Leídas

Cuaderno de opiniones: «La justicia como medio y la impunidad como fin»

José Hernández en el “Martín Fierro” se refiere muchas veces a los “jueces”. Siempre lo hace en forma negativa,...

El arte de Tana Pujals. Como perro y gato: Scooby y Merlot

«Los perros nos ven como dioses, los caballos como a sus iguales pero los gatos nos miran como si...

Las consecuencias del derrumbe de producción energética, una industria en problemas

Nota III.Por Hernán DobryLa única empresa que mostró un crecimiento en la producción de gas natural durante enero fue...

Por Gustavo Lema

Las elecciones abiertas, simultáneas y obligatorias, cumplen un necesario efecto ordenador de las elecciones generales. Tienen la ventaja de asegurar libremente la participación y representación de las minorías partidarias.

Al ser simultáneas cada fuerza se ocupa de su propia interna al seleccionar ese día a sus candidatos y no se inmiscuye en internas ajenas. Al existir un piso mínimo para participar en las elecciones generales, selecciona y evita una sobreoferta de candidaturas.

Debe existir un plazo razonable entre la fecha de las PASO y las generales para permitir a la Justicia Electoral resolver impugnaciones y reclamos adecuadamente. Todas las propuestas de suspensión basadas en costo o conveniencia, forman parte de la manipulación política y no son admisibles. Los reparos basados en la pandemia, deben ser resueltos con los cuidados sanitarios con que se realizaron elecciones en el mundo libre.

La opción que parece estar en evaluación, consistente en superponer las PASO con las elecciones
generales, supone implantar una virtual ley de lemas, un sistema ideado hace más de cien años, solo aplicado y abandonado en dos países. De hecho, solo subsiste su aplicación en algunas provincias argentinas.

La ley de lemas se basa en un artilugio antidemocrático: transferir al “lema ganador” dentro del mismo agrupamiento político, los votos de los ciudadanos que optaron por otros candidatos.

Mediante esta prerrogativa, se consagra la manipulación de la voluntad popular. La participación de dos o más precandidatos de un mismo espacio con la pretensión que el ganador suma los votos de los vencidos resulta inadmisible. Esta disputa solo puede y debe resolverse en una elección interna previa.

Solo falta un pronunciamiento de la Corte Suprema declarando la inconstitucionalidad de este sistema distorsivo y tramposo de la decisión del elector.

Si a la suspensión de las PASO o su superposición con las elecciones generales, le agregamos el mantenimiento de las clásicas boletas partidarias, en lugar de implementar la boleta única, estarán dadas todas las condiciones para, en materia institucional, provocar una tormenta perfecta.

Por que impulsar la Boleta Única de papel ?
La boleta única de papel en un contexto de pandemia implica:

Desactivar el obsoleto sistema de boletas partidarias, con todo el costo y la manipulación que implica, más la distribución de mano en mano, en locales partidarios o mesas callejeras.

Concentrar en una boleta única toda la oferta de partidos y candidatos, que será emitida por la Justicia Electoral a razón de un ejemplar por elector y entregada en bolsa cerrada solo al presidente de mesa. Este será responsable de la entrega individual a cada elector identificado del padrón oficial.

Evitar concentraciones y colas el día de los comicios: cada elector se dirige a uno de los boxes múltiples protegidos, ubicados frente a las autoridades de mesa y fiscales, marca con cruz o tilde los candidatos de su preferencia, lo dobla como indica la boleta y lo deposita en la urna. Existirá la opción de votar por lista completa, en cuyo caso será innecesario hacerlo por cada una de las categorías.

Podrán votar tres o cuatro electores simultáneamente, de acuerdo a las dimensiones del ambiente y el distanciamiento requerido.

Desaparece el sobre y el cuarto oscuro. No faltarán boletas, ya que corresponde a la autoridad de mesa suministrar una a cada elector. Y se ganará en transparencia al dificultar prácticas fraudulentas como el “voto cadena”.

Se ahorrará más del 90% del gasto de impresión de boletas y el 100% de sobres.

Se agiliza y facilita los comicios: si cada elector colabora indicando a las autoridades de mesa su número de orden en el padrón, se estima un ahorro del 75% en el tiempo de votación.

La boleta única no circula fuera del ámbito de la mesa, es económica, rápida, segura y transparente.

La utiliza la CNE para el voto de ciudadanos argentinos residentes en el exterior y para aquellos privados de libertad, con resultados satisfactorios.

Con el peso de estos argumentos, queda claro que el mantenimiento de las PASO en las condiciones pre establecidas y la adopción del procedimiento de boleta única de papel, son las opciones indicadas para afrontar elecciones en un contexto de pandemia. Tan fundamental como proteger la salud de los ciudadanos y de todos los que participan en la organización, control y seguridad del comicio, es velar por la plena vigencia de los derechos electorales.
Gustavo A. Lema
P/BN/cc.rp.

Últimas Noticias

China. Xi jinping avanza para lograr el control total en Hong Kong, el PC prepara la reforma electoral

Pekín. La reforma electoral para Hong Kong que está finalizando el Partido Comunista de China contempla una serie de...

Más Noticias