lunes 19 abril 2021

La producción de gas en una pendiente difícil de revertir

Más Leídas

Nota II
Hernán Dobry


El derrumbe del 11,54% en la producción de gas natural en enero no sólo preocupa por el nivel alcanzado sino porque el epicentro de la caída se produjo en la región en la que se encuentra la formación Vaca Muerta. Allí la Secretaría de Energía había puesto todos sus esfuerzos para revertir la crisis que venía sufriendo la industria a lo largo del último año.

En la cuenca Neuquina, la generación se desplomó el 15,11% a 69,32Mm3/d en el primer mes de 2021 frente al mismo período de 2020, seguida por la Cuyana, con un 11% (128.981m3/d), la del Golfo de San Jorge con el 9,38% (10,98Mm3/d) y la Austral, con un 0,74% (31,17Mm3/d).

La explicación del derrumbe se encuentra en la caída que mostró YPF en las áreas que opera en estas zonas, ya que su producción bajó el 26,03% hasta los 25,91Mm3/d en la primera, un 9,63% a 109.593m3/d en la segunda, el 13,77% hasta los 2,17Mm3/d en la tercera y un 8,20% a 1,20Mm3/d en la última.

De esta forma, la petrolera controlada por el Estado también perdió su histórico primer puesto en la lista de mayores generadoras de gas natural del país en manos de la francesa Total Austral.

Este desplome fue impulsado por la caída del 14,36% que tuvo YPF en su principal área, Loma La Lata – Sierra Barrosa, en Neuquén, donde reportó 9,69Mm3/d en enero frente a los 11,31Mm3/d de idéntico período de 2020.

A esto, se le sumó la baja del 37,18% que mostró su bloque Rincón del Mangrullo, que opera en sociedad con Pampa Energía en la misma provincia, donde registró 2,60Mm3/d, en comparación con los 4,13Mm3/d del mismo mes del año pasado.

El mismo consorcio tuvo una merma del 22,81% en el área convencional Río Neuquén, en la que alcanzó los 2,41Mm3/d en enero frente a los 3,12Mm3/d registrados en idéntico período de 2020.

En Río Negro, el mayor desplome lo mostró en el bloque Estación Fernández Oro donde su producción cayó el 35,22% hasta los 1,88Mm3/d en el primer mes de 2021 frente a los 2,90Mm3/d del mismo lapso del año pasado.

Ni siquiera la sociedad con la estadounidense Chevron le permitió revertir la performance negativa que tuvo en su área no convencional Loma Campana donde su generación bajó un 24,69% a 1,69Mm3/d en comparación con los 2,24Mm3/d de enero de 2020.

Peor aún le fue en el área no convencional El Orejano, que opera en una UTE con Dow Argentina. Allí, su producción se derrumbó un 58,77% hasta los 1,14Mm3/d en el primer mes del año frente a los 2,78Mm3/d que mostró doce meses antes.

Finalmente, YPF reportó una caída del 38,08% en el área Aguada de la Arena hasta los 1,01Mm3/d en enero en comparación con los 1,63Mm3/d que registró en el mismo período de 2020.

Los bloques que mostraron una performance positiva en el primer mes del año fueron La Amarga Chica y Bandurria Sur. En el primero, que opera en sociedad con la malaya Petroliam Nasional Berhad (Petronas), su generación subió el 33,09% a 518.153m3/d frente a los 389.333 del mismo lapso del año anterior.

En el segundo, en la que se encuentra al frente del consorcio conformado por la angloholandesa Royal Dutch Shell y la noruega Equinor, su producción creció el 16,07% a 233.501m3/d en compasión con los 201.170m3/d registrados en enero de 2020.

Por Hernán Dobry
EN/BN/gentileza Desarrollo Energético/CC/rp

Últimas Noticias

Lo esencial es invisible a los ojos

Por Adolfo StubrinEstamos inmersos en un huracán social y político provocado por la segunda ola de la pandemia. Las...

Más Noticias