Inicio Política Covid-19. A fin de abril la población de riesgo estará vacunada, anunció...

Covid-19. A fin de abril la población de riesgo estará vacunada, anunció Fernández con un plan de vacunación en situación crítica

El jefe de Estado buscó hoy exhibir optimismo, pero supeditó su anuncio a que logre concretar los acuerdos que se están negociando. Fernández no dio información sobre que acuerdos están en tratativas, ni la cantidad de dosis que se espera conseguir. Los datos muestran que alcanzar el objetivo propuesto es complejo.

Solo la población de riesgo de 60 años en más roda los 5.2 millones de personas, de los que hasta el presente solo fueron vacunado 1.095.972, restan 4.104.028, esto demanda una vacunación diaria de 136.800 personas solo en esta categoría. Si se toma en cuenta que Argentina recibió, hasta ahora, unas 4.300.000 dosis contra el Covid-19 y se aplicaron 3.142.00, quedarían en stock 1.158.000 disponibles, que revela que solo considerando la población de riesgo sería necesario contar 2.950.000 dosis, bajo el criterio de una sola aplicación, según los datos que surgen del Monitor Publico de Vacunación.

El Primer Mandatario, al que seguro le rondó en su memoria las promesas del ex ministro Ginés González García según las cuales hoy se tendría más de 20 millones de dosis, remarco en su discurso: «Creo que si logramos concretar los acuerdos últimos que venimos haciendo, y que en verdad somos muy prudentes en anunciarlo para no generar falsas expectativas, lograremos terminar de vacunar a las personas de riesgo antes de que termine abril».

Durante el acto, en el vacunatorio en la Universidad Nacional de Lanús, al lado del jefe de Estado se encontraba la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien poco antes anunció la inminente llegada de la segunda ola de coronavirus y que el objetivo trazado por su cartera es inocular a 5 millones de personas en el próximo mes y medio, mientras que Alberto Fernández reinstaló la posibilidad de vacunar contra el COVID-19 con una dosis.

“Ya da una cantidad de inmunidad muy importante” dijo Fernández y preciso: “En la mayoría de los casos, la inmunidad es del 80% del total que la vacuna puede dar”. Sin embargo todavía no hay estudios científicos suficientes que avalen ese nivel de efectividad, y el Presidente corrigió: “con la primera dosis no tenemos garantizado que la gente no se contagie”, y pronosticó que “el que se contagie va a sufrir muchísimo menos de lo que sufriría sin esa vacuna”.

El acto tuvo su perfil político, se celebraba el millón de vacunados bonaerenses. Entre otros funcionarios que acompañaban al Presidente, estaban el gobernador Axel Kicillor, presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, y el titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

Fernández no perdió la oportunidad y cargó contra la oposición que le había marcó la improvisación en el plan de vacunación y la fatal de dosis, «Lo que menos hay es improvisación. Hay un gran esfuerzo cuando en el mundo el acceso es muy complejo; hemos logrado que todos los días se sigan vacunando, garantizando que vacunas para todos y todas que lo requirieran y que pudieran acceder a medida que vayan llagando», expresó el Presidente.

También se sumó a esa carga el gobernador Axel Kicillof, quién apuntó a la Ciudad de Buenos, al señalar que «en la decisión de a quien ir vacunando no está primero el que más plata tiene o el que tiene prepaga» y enfatizó: «Está primero aquel que según nuestra prioridad le corresponde. Y aquel que no le corresponde vacunarse, hay un sistema de denuncia, una investigación. Pero esto implica que vacuna el estado provincial, junto con el estado municipal y a partir del estado nacional. Y es gratuito», el gobernador eludió, obviamente, asumir algún responsabilidad con los “vacunatorios vip”, con los centros manejados por “La Campora”, que se expandieron en territorio bonaerense.

Mientras tanto, Argentina mantiene atada su campaña de vacunación la provisión de las vacunas Sputnik, Sinopharma y AstraZeneca. Los tres laboratorios que las producen están con serios problemas logísticos.

Rusia, la apuesta más fuerte, ha confirmado que no tiene capacidad suficiente para abastecer los compromisos adquiridos, el Presidente Putin se ha limitado a decir que negocia con otros países para poder atender las demandas de la Sputnik V.

Con China la situación está envuelta en una negociación cuya evolución se desconoce, y envuelta en cuestiones burocráticas. Finalmente con AstraZeneca, el laboratorio aguarda la habilitación de la FDA de su vacuna, después de los serios cuestionamientos que recibió de varios países.

Por otra parte, su bien en enero se informó que había negociaciones con Janssen y con Moderna, hasta hoy no se han conocido resultados en ese sentido. Respecto a una posible acuerdo con Pfize, que estaba en manos de la Secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, no se ha vuelto a saber que ha pasado, y casi podría considerarse que fracasó. Difícil de comprender cuando Brasil firmo la semana pasada un contrato por 100 millones de dosis. Chile ya había rubricado el suyo, Perú y Uruguay también consiguieron su parte.

Varios expertos han alertado sobre el problema de la falta de vacunas en Argentina y la desprotección de los grupos de riesgo ante la llegada del frío. Han manifestado que el Gobierno debería salir con rapidez del círculo vicioso en el que se encuentra: no sólo aguardar las entregas que no se concretan, sino tratar de cerrar acuerdos con otros laboratorios.
P/BN/v-vfn/gr.rp.

Salir de la versión móvil