miércoles 22 mayo 2024

La Cámpora llenó de ruidos de tensión los pasillos de Balcarce 50 donde los funcionarios tratan de apagarlos

Más Leídas

Alberto F. como un equilibrista que camina por una cuerda floja sobre un precipicio, el martes pasado en Paraná, donde también pidió un aplauso para Cristina Kirchner, trató una vez más de mostrarse permeable a superar las fracturas con la vicepresidenta Cristina Kirchner, y dijo: “Es hora de terminar con las divisiones. Ya discutimos mucho, ya nos diferenciamos mucho, ya nos peleamos mucho. Y la verdad es que tanta pelea no le hace más fácil la vida a la gente”. Sus esfuerzos por alejarse del quiebre de la coalición gobernante volvió a insistir “El 24 de marzo es el día en que más unidos estamos” sin embargo, el mensaje no parece haber impactado en La Cámpora.

Las declaraciones contra la postura de Fernández llegaron desde el ministro bonaerense y hombre fuerte de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque; del líder del espacio, Máximo Kirchner, y del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. Los tres, con distintas declaraciones, apuntaron a la figura del mandatario y su postura, contra la que se manifestaron.

Larroque con toda contundencia cargó contra el Jefe de Estado y en nuevas declaraciones por radio lanzó:  “No existen los ámbitos del funcionamiento del Frente de Todos que para mí es una responsabilidad del Presidente de convocarlo”. En tanto que en otro de los tramos de la entrevista Larroque se refirió a Cristina Kirchner. “Lo que no puede pasar es que nuestro espacio no entienda esa potencialidad, que haya gente que fue convocada por Cristina y hoy ocupa lugares muy importantes y que pretendan desconocer a Cristina y, peor, que pretendan culpabilizarla de cuestiones negativas que tenemos que enfrentar”.

Fuentes oficiales aseguran que el presidente “ni está atento o informado de todas las declaraciones”. En el propio oficialismo ponen en duda esa información, otros directamente se ríen de la aseveración, mientras que algunos lo consideran, de “ser real, un problema más serio”. Las mismas fuentes oficiales aseguraron que el presidente “ni está atento o informado de todas las declaraciones”. En el propio oficialismo ponen en duda esa información, otros directamente se ríen de la aseveración, mientras que algunos lo consideran, de “ser real, un problema más serio”. “Le están marcando cada vez más fuerte la cancha al Presidente”, sostuvo un hombre de Balcarce 50, como síntesis del malestar que generó en el Gobierno el tono que adquirió la movilización y las declaraciones.

“Ellos -por el kirchnerismo duro- van a seguir en esa tesitura”, tras lo que enfatizan, fuentes del oficialismo, que desde el mandatario no habrá respuesta con hechos en esa línea. “Están buscando subirlo al ring, pero él no lo va a hacer”, afirman. “Alberto apunta a la unidad y no lo va a dejar de hacer. A algunos les parece irritante, a otros no tanto, pero es lo que él dice”, u completan: “Él ya dejó claro que es el presidente y toma las decisiones de manera unipersonal. Su lectura es que de ninguna manera puede quedar en cabeza de él una ruptura”.

Entre los “leales” de Fernández insisten también que en “él ánimo no está romper, pero sí ordenar la situación”. “Hay un planteo de una mesa política, de buscar la forma de encontrar un camino de debate para recomponer”, aseguran, pero admiten que “las declaraciones públicas no ayudan” y que, del otro lado, “eso lo saben”.

P/ag.ln.na.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Ucrania lucha por mantener el frente oriental mientras los rusos avanzan hacia las ciudades

Región de Donestk. Para el comandante armado ucraniano Oleksandr Kozachenko, la tan esperada munición estadounidense no puede llegar lo...

Más Noticias