jueves 6 octubre 2022

Buenos Aires.Toma de Los Hornos, para el juez Padilla no hubo delito por que se efectuó de día y sin violencia

Más Leídas

El juez federal Alejo Ramos Padilla decidió archivar la causa de la mega toma de Los Hornos -la usurpación de terrenos más grande de la provincia de Buenos Aires- por considerar que no hubo ilícitos en esa maniobra -entre otras razones- porque se hizo sin violencia y durante el día. En consecuencia  entrar a un lote desocupado, cercarlo y después construir una vivienda no es delito.

Son 190 hectáreas ubicadas a 20 minutos de la Gobernación y a 30 cuadras del centro de la capital bonaerense. No existe en todo el territorio bonaerense semejante superficie donde la única escritura válida resulte pisar firme sobre el suelo.

La toma comenzó semanas antes del inicio de la pandemia de coronavirus, en febrero de 2020. Entonces era incipiente. Un puñado de chapas y cartones apilados sobre las calles cercanas a la 76 y 143. Otras un poco más allá de la 80. Pero enseguida comenzaron a organizarse en grupos de redes sociales y a llegar interesados en las parcelas. En menos de un año se construyeron más de 3 mil viviendas precarias, sobre terrenos de alto riesgo hídrico, es decir, en áreas inundables.

En su extensa resolución de 58 fojas, el juez entendió que «al momento de los hechos, el predio se encontraba en estado ocioso y carecía en la gran mayoría de su extensión de un cerco o alambrado perimetral que lo protegiera de posibles intrusiones». Así, Ramos Padilla concluyó que es archivada «por no constituir delito los hechos que la originaron, según lo prescripto por el artículo 195 segundo párrafo del Código Procesal Penal de la Nación».

Es decir, «la propiedad en cuestión se trataba de un terreno descampado que adolecía de cualquier elemento de protección para impedir el ingreso de terceras personas -tales como candados, alambrados, cercos, obstáculos o barreras- sobre los que los ocupantes pudieran haber ejercido algún tipo de fuerza o violencia, como medio para consumar el despojo”.

El fallo resalta que para que la ocupación sea delito “la figura exige que el despojo se haya llevado a cabo bajo alguna de las modalidades que prevé la norma, entre ellas, violencia, amenazas, engaños, abusos de confianza o clandestinidad”.

Por fuera de interpretación jurídica, la «mayor toma de la Provincia» entró en una disputa política. El intendente de La Plata, Julio Garro, hizo una denuncia y planteos públicos sobre la «pasividad» de las fuerzas de seguridad y del gobierno provincial.

Axel Kicillof mandó a conformar una «mesa» para armar un proyecto urbanístico, un censo y se comprometió a evitar la comercialización ilegal de parcelas. Se veían -aún se ven- ofertas en Facebook de venta de inmuebles en el complejo del ex club. Se encargó de la tarea el ministerio de Desarrollo Comunitario, a cargo de Andrés «Cuervo» Larroque.

No pudieron evitar que en ese afincamiento poblacional irregular mataran Ignacio «Pipi» Alonso (29) en una pelea, justamente por la entrega de un terreno. Ocurrió en una emboscada en 143 y 78, lugar que está custodiado por nadie.

Tampoco pudo evitar el plan del gobierno provincial que hasta abril de 2021 funcionara en uno de las construcciones un «desarmadero» de repuestos de autos robados. Hace justo un año, detuvieron a un hombre en plena tarea de «corte» y a una mujer por encubrimiento.

Ramos Padilla, de notoria cercanía con el kirchnerismo y que asumió en 2021 en el Juzgado 1 de La Plata, descartó que lo ocurrido en Los Hornos pueda tipificarse como delito.

La reacción este sábado fue en cadena: además de Garro, otros alcaldes de JxC se pronunciaron contra la decisión judicial. Néstor Grindetti (Lanús) posteó: «Lo que hace la Justicia es un paso atrás. No se puede avalar la toma de tierras». Diego Valenzuela (Tres de Febrero) consideró que «la justicia parece avalar» la usurpación de las propiedades.

Todos, creen que el gobierno de la Provincia tiene una postura ambigua ante lo que consideran «ataques a la propiedad privada».

Otros pronunciamientos de dirigentes de la oposición apuntan ahí: «Aunque el kirchnerismo nos acostumbro a vivir en el mundo del revés, es simple: tomar tierras es ilegal a cualquier hora cualquier dia», dijo el presidente del bloque de senadores de JxC, Christian Gribaudo. Y el diputado Alex Campbell: «Vergonzante fallo de un juez militante que ampara la violación de la propiedad».

Ramos Padilla sostuvo que la usurpación fue pacífica, no se registraron amenazas y no lo hicieron de manera clandestina, es decir ocultando sus actos, sino que fue a plena luz del día. De hecho, aclara fue a las 16:45, menciona el magistrado en su dictamen.

Luego de conocerse el fallo judicial, el intendente Garro, escribió en su cuenta de Twitter: la decisión «es alarmante y sienta un precedente preocupante».

«Solicitamos a la Nación y Provincia la inmediata intervención, que apelen la medida y que se avance con el desalojo del predio ilegalmente ocupado, que genera un riesgo hídrico para toda la zona», manifestó.

Desde la municipalidad aclararon además que, como se trata de un terreno de propiedad federal, ellos no pueden ser parte de la causa.

También Patricia Bullrich se refirió al fallo mediante un mensaje en su cuenta de twitter: «Una toma de tierras es ilegal por donde se la mire. Pero si es de día, para el juez Ramos Padilla no es delito#, comenzó.

Y siguió: «La Argentina necesita justicia de verdad, no fallos con bases partidarias e ideológicas. La ley debe ser justa y clara. Esa es otra de las batallas que vamos a dar».

Las críticas al juez Ramos Padilla continuaron desde el arco político opositor. El diputado bonaerense Diego Santilli también se sumó: «¿Qué sigue después? ¿Homicidios permitidos entre las 10 y 18 horas? ¿Y si probamos con cumplir la ley?».

«Ocurrente y efectiva forma de incentivar las tomas de tierras. ¿De qué sirve desalojar una toma si la justicia resuelve que no hay delito porque “fue de día”? La Provincia y La Plata son rehenes de delincuentes y cómplices de las tomas», criticó el legislador del PRO, Fabián Perechodnik. «Justicia al servicio del delito», agregó Fernando Rovello, también diputado provincial de JxC.

Hacia mediados de febrero en las 160 hectáreas del predio que alguna vez administró el Club de Planeadores de La Plata fue ocupado por poco más de dos centenares de personas. Casi siete meses después y cuarentena de por medio, el territorio se lo adjudicaron 2.120 familias. Ahora ese número asciende a 3.000.

Empujado por la prepotencia del hecho consumado, las autoridades decidieron planificar una urbanización y desistieron de la idea inicial del desalojo, que ensayaron en las últimas semanas de febrero, con intervención de la policía Bonaerense y la Justicia Federal.

Así se definió la “zonificación” del territorio y se dividió en cuatro áreas donde fueron “censadas” las familias que serán beneficiadas en el reparto de los inmuebles.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), propietaria del inmueble, aceptó ceder en custodia de la provincia el espacio para el desarrollo de la urbanización.

Ese será el próximo paso, cuando el Estado disponga de iluminación pública, agua corriente, delimitación de calles y tendido de cloacas.

PR/ag.cl.ln.ifb.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Cuaderno de opiniones: “La Argentina no tiene futuro aislada del mundo” advirtió Jesús Rodríguez

En un extenso reportaje, en el programa Odisea de LN+, el Dr. Jesús Rodríguez, presidente de la AGN, analizó...

Más Noticias