sábado 25 junio 2022

Martín Guzmán, con traje de político, advirtió que el desorden del oficialismo complica los planes contra la inflación

Más Leídas

“Es poco usual que sea público este debate dentro una misma fuerza política”, dijo el ministro de Economía sobre la interna oficialista. Y advirtió: “El orden y la fortaleza política contribuyen a que las expectativas estén más calmas”.

Con la embestida incesante para forzar su salida del Gobierno desde el kirchnerismo duro, el ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a responder sobre la interna. «Hay diferencia de ideas y se da este debate de ideas que es poco usual que sea público en la Argentina, dentro de una misma fuerza política», aceptó.

Y en ese sentido fue más allá con un mensaje que pareció dirigido a Cristina Kirchner: «El orden y la fortaleza política contribuyen a que las expectativas estén más calmas».

«Argentina está dando pasos importantes para ordenar la economía», comenzó, algo agitado, el ministro en la entrevista que le dio a TN. Le mostraron una animación con los ataques de Cristina Kirchner y el camporista Andrés Larroque y se sonrió: «Trabajamos con tranquilidad», evitó confrontar en ese arranque.

El ministro de Alberto Fernández más cuestionado desde adentro enmarcó esa «tranquilidad» en «saber que estamos como equipo haciendo lo que consideramos que va a ayudar a unir el corto con el mediano plazo, una Argentina con más oportunidades y que siente las condiciones para atacar uno de los problemas que históricamente ha sido uno de los más complicados, que es la inflación».

No obstante, Guzmán dejaría un mensaje en el que unió interna política con situación económica. «Lo que se viene haciendo es corregir los problemas que genera la inflación. Lo que reconocemos es que mayor fortaleza política y orden, siempre contribuyen a que las expectativas estén más calmadas y el programa sea más efectivo», advirtió.

Le preguntaron entonces directamente por su relación con la vicepresidenta. «Hemos tenido siempre diálogo y hemos podido construir soluciones a problemas trascendentales de Argentina desde el primer día. En todo este proceso se trabajó de forma de poder apuntar a resolver los temas de las deudas que afrontaba, poner a Argentina en la senda de la recuperación», respondió. Y evitó así la confrontación.

Ante el planteo de que Cristina Kirchner gestiona en paralelo la economía con un ministerio informal, Guzmán también rebatió: «La respuesta es que no, tan sencillo como eso».

«Argentina es una república que funciona de acuerdo a la división de poderes y el Poder Legislativo puede tranquilamente presentar todas las iniciativas que considere deseables y algunas serán discutidas con el Ejecutivo antes de ser presentadas, otras no lo serán. Después el Ejecutivo analiza esas alternativas», amplió sobre los proyectos económicos que el kirchnerismo duro le apura en el Congreso.

Y agregó sobre esas iniciativas económicas K en el Congreso: «Algunas me consultaron y otras no. Nosotros avanzamos con la ejecución de la política económica. Por ejemplo el Salario Mínimo Vital y Móvil es una obviedad que en el contexto del impacto que tuvo la Guerra en Ucrania en los precios».

Guzmán explicó esa medida en que «había que adelantar los aumentos» para ganarle a la inflación «y que toda la estructura salarial se mueva en dirección a que haya aumentos del poder adquisitivo de los ingresos, que es un objetivo central del Gobierno».

Guzmán contextualizó su autoelogio inicial a su gestión en un marco claro. Para el ministro se da «luego de lo que fue una doble crisis: una macroeconómica que comienza en el año 2018 con un profundo deterioro y colapso del sistema productivo argentino y luego la pandemia».

Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, conductores de A Dos Voces, le plantearon entonces el origen de la interna: el acuerdo con el FMI que derivó en la salida de Máximo Kirchner de la jefatura de bloque de diputados.

«El tema del FMI está claro lo que sucedió. Argentina tenía un problema que creó la administración anterior, que tomó la deuda más grande en la historia de un país con el FMI, 45 mil millones de dólares, que no fueron utilizados para fortalecer a la Argentina, por el contrario, la debilitaron profundamente», dijo Guzmán, en otra diatriba evasiva.

Sí volvió a dar a entender que continuará en su cargo. «Tengo un compromiso absoluto con Argentina y con la presidencia de Alberto Fernández y trabajamos para que la economía esté mejor», sostuvo.

P/ag.cl.ln.ifb.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

La Liga de Gobernadores cuestionó al Gobierno de Fernández, por la situación económica, la inflación y la falta de gasoil

Los gobernadoress provinciales del PJ, que integran la recientemente creada “Liga de los Gobernadores”, se reunieron por primera vez...

Más Noticias