martes 7 febrero 2023

Taiwán. Mientra crece la tensión entre Washington y Beijing, Pelosi afirma “Ahora, más que nunca, la solidaridad de Estados Unidos con Taiwán es crucial”

Más Leídas

Taipei – La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, salió de Taiwán el miércoles después de promocionar su democracia y prometer la solidaridad estadounidense durante su breve visita, y agregó que la ira china no puede impedir que los líderes mundiales viajen a la isla autónoma reclamada por Beijing.

China demostró su indignación por la visita estadounidense de más alto nivel a la isla en 25 años con un estallido de actividad militar en las aguas circundantes, convocando al embajador estadounidense en Beijing y deteniendo varias importaciones agrícolas de Taiwán.

Algunos de los ejercicios militares planificados por China se llevarían a cabo dentro del territorio marítimo y aéreo de 12 millas náuticas de Taiwán, según el Ministerio de Defensa de Taiwán, una medida sin precedentes que un alto funcionario de defensa describió a los periodistas como «equivalente a un bloqueo marítimo y aéreo de Taiwán».

Taiwán envió aviones el miércoles para advertir a 27 aviones chinos en su zona de defensa aérea, dijo el Ministerio de Defensa de la isla, y agregó que 22 de ellos cruzaron la línea media que separa la isla de China

Pelosi llegó con una delegación del Congreso en su visita no anunciada pero vigilada de cerca el martes por la noche, desafiando las repetidas advertencias de China, en un viaje que, según ella, demostró el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la democracia de Taiwán

“Nuestra delegación vino a Taiwán para dejar en claro de manera inequívoca que no abandonaremos a Taiwán”, dijo Pelosi a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, de quien Beijing sospecha que está impulsando la independencia formal, una línea roja para China.

 “Ahora, más que nunca, la solidaridad de Estados Unidos con Taiwán es crucial, y ese es el mensaje que traemos aquí hoy”, dijo Pelosi durante su visita de aproximadamente 19 horas.

CríticA de China desde hace mucho tiempo, especialmente en materia de derechos humanos, y aliada política del presidente estadounidense Joe Biden, Pelosi se reunió con un exactivista de Tiananmen, un librero de Hong Kong que había sido detenido por China y un activista taiwanés recientemente liberado por China.

El último presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU. que visitó Taiwán fue Newt Gingrich en 1997. La visita de Pelosi se produce en medio de un fuerte deterioro de las relaciones entre EE. UU. y China. Durante el último cuarto de siglo, China se ha convertido en una fuerza económica, militar y geopolítica mucho más poderosa.

China considera a Taiwán parte de su territorio y nunca ha renunciado a usar la fuerza para ponerlo bajo su control. Estados Unidos y los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete advirtieron a China que no use la visita como pretexto para una acción militar contra Taiwán.

«Lamentablemente, a Taiwán se le ha impedido participar en reuniones globales, más recientemente en la Organización Mundial de la Salud, debido a las objeciones del Partido Comunista Chino», dijo Pelosi en un comunicado emitido después de su partida.

«Si bien pueden evitar que Taiwán envíe a sus líderes a foros globales, no pueden evitar que los líderes mundiales o cualquier otra persona viajen a Taiwán para rendir homenaje a su floreciente democracia, resaltar sus muchos éxitos y reafirmar nuestro compromiso de colaboración continua», agregó Pelosi.  

INT/ag.vfn.europapress/ap.rp.

Últimas Noticias

Chile. Asistencia internacional llega al centro y sur del país para combatir los incendios

6 de febrero 2023 Santiago.  Brigadistas y expertos internacionales comenzaron a sumarse este lunes a los trabajos de combate de...

Más Noticias