martes 7 febrero 2023

Fitch Ratings bajó la nota para la Argentina porque advierten por la posición de liquidez está altamente comprometida

Más Leídas

Profundos desbalances macroeconómicos”. “Posición de liquidez altamente restringida”. Problemas para “la capacidad de repago” de compromisos en moneda extranjera en los próximos años. Crecientes “riesgos” de un “episodio” de crédito. Esos son algunos de los factores que componen el sombrío escenario de una calificadora de riesgo de Wall Street, que hoy le bajó el pulgar a la deuda argentina y degradó su calificación.

Se trata de Fitch Ratings, una de las tres mayores firmas de su rubro, que hoy decidió bajar de CCC a CCC- la nota asignada para los bonos argentinos. Se trata de un paso negativo que comprende a los instrumentos en pesos y a los emitidos en moneda extranjera, y reflejan la incertidumbre y las dudas que existen el mercado financiero sobre la evolución de la economía local en el corto plazo.

 “El acuerdo de facilidades extendidas firmado con el FMI lanzado en marzo aún no demostró ser un ancla sólida para mejoras en las políticas que permitan fortalecer las reservas internacionales y mejorar las perspectivas de una recuperación al acceso al mercado”, dice en su informe la calificadora.

A su vez, advierte sobre los crecientes riesgos hacia 2023, a medida que se acerquen las elecciones presidenciales. “Y todavía no es claro que esto pueda lograrse cualquiera sea el resultado de los comicios de 2023, lo cual incrementa los riesgos de un eventual episodio de crédito”.

La decisión de Fitch se da en un contexto de relativa mejora en las cotizaciones de los títulos de deuda argentinos, que aún operan con valores mínimos para la deuda reestructurada en 2020. El riesgo país, el indicador que mide el diferencial de riesgo de los bonos locales frente a los estadounidenses, se ubica en los 2560 puntos, mientras que en octubre había llegado a los 2800 puntos básicos.

“Nuestra decisión de bajar la calificación de la deuda argentina viene de observar la falta de progresos en la mejora en las políticas macroeconómicas del país, que no muestran una tendencia positiva aun en el marco del acuerdo vigente con el FMI”, dijo a LN Todd Martinez, director senior de análisis de riesgo en Fitch.

El ejecutivo, que trabaja en las oficinas de la firma en Nueva York, apunta especialmente a las cuestiones cambiarias, el flujo de capitales y la escasez de divisas que marcan la dinámica macro en la Argentina.

”Fortalecer las reservas y recuperar el acceso al mercado de crédito son la clave para que Argentina pueda cumplir con los compromisos correspondientes a los bonos reestructurados, que empiezan a vencer en 2024 y se hacen mayores en 2025″, agregó Martinez, en referencia a los instrumentos en moneda extranjeras que surgieron del canje encabezado por el entonces ministro Martín Guzmán, en 2020.

Al mismo tiempo, el especialista de Fitch para evaluación de riesgo en países de América Latina afirma que la dinámica actual, con reservas estancadas tras el fin del régimen especial del dólar soja y el nulo acceso al financiamiento para el país plantean un “reciente riesgo” para el repago de la deuda. “Vemos que es creciente esa posibilidad”, advirtió Martinez, en referencia a un “episodio de crédito” sobre esos títulos de deuda.

En ese sentido, el analista afirmó que un “default” o una “nueva reestructuración” de los bonos soberanos no es el pronóstico de mayor posibilidad, pero que la evolución actual sugieren una probabilidad creciente. “Esperamos a ver qué pasa en 2023 y que definiciones políticas se hacen antes”, afirmó Martinez, en referencia al escenario de corto plazo y la incertidumbre asociada al calendario electoral.

Al analizar las principales variables macroeconómicas que derivan en la baja en la calificación de la deuda, el analista de Fitch apuntó hacia la cuestión fiscal. “La clave para la Argentina es reducir el déficit, porque en nuestra visión es alto y está financiado hace muchos años con la impresión de dinero que hace el Banco Central, y esa es la raíz de los problemas. Reducir ese déficit es uno de los principales ajustes que debe hacer el país, y este años vimos falta de progreso aún con el acuerdo con el FMI vigente. En el primer semestre del año, en vez de ir hacia abajo el gasto creció, y en los últimos meses cayó pero con medidas como postergar pagos con proveedores de energía o el dólar soja. No es visible un plan estructural y sustentable en ese camino”, agregó.

Por último, Martinez se refirió a la debilidad del Banco Central y sus dificultades para incrementar sus reservas. “La mayor debilidad de la economía es el extremadamente bajo nivel de reservas. Hubo algunas mejoras esteaño, pero es más vinculado a ingreso de fondos del FMI. Si sacamos eso, no hubo acumulación orgnánica de reservas, y sin ajustes en la política para mejorar ese escenario no hay una tendencia positiva” concluyó.

EN/ag.ln.cl.irb.vfn/gr.

Últimas Noticias

Turquía-Siria. Un terrible terremoto sacudió a ambos países y dejo, hasta hora, una saldo de 3.700 muertos y más de 20.000 heridos

6 de febrero 2023 El sismo de magnitud 7,8 derribó bloques enteros de apartamentos en ciudades turcas y provocó más...

Más Noticias