domingo 16 junio 2024

Ley Bases: el oficialismo busca firmar el dictamen  en el senado en medio de dudas en la oposición dialoguista

Más Leídas

El flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos, intentó mostrarse optimista y dijo que el oficialismo intentará firmar dictamen de comisiones este miércoles. Sin embargo, en la oposición dialoguista persisten las dudas sobre la redacción final de los proyectos de Ley Bases y de reforma fiscal ya que todavía no tenían a la vista la versión final de los textos de las iniciativas que se discutirían en el recinto del Senado.

Francos estrenó su nuevo cargo con una visita a la Cámara alta de la que se fue con la manos vacías. Tras sostener más de dos horas de reuniones con la vicepresidenta Victoria Villarruel y los jefes de los principales bloques dialoguistas, el funcionario dijo que en el plenario de comisiones previsto para este miércoles es intención del oficialismo hacer circular los dictámenes de los proyectos de Ley Bases y de reforma fiscal, pero no pudo garantizar que esos despachos reúnan las firmas necesarias para poder llegar al recinto de la Cámara alta.

“Mañana se va a empezar a circular un dictamen sobre el que hay consensos aparentemente suficientes. Si no hay dictamen, seguiremos esperando a que haya dictamen”, afirmó Francos a la salida del palacio legislativo en un encuentro que mantuvo con la prensa sobre la vereda de la calle Hipólito Yrigoyen.

Sin embargo, tras el encuentro de Francos el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo, María Ibarzábal Murphy, seguían trajinando los despachos buscando conformar a los que todavía seguían sin ver satisfechos sus reclamos.

“Si no me envían la versión definitiva de los proyectos a tiempo para poder leerlos, no firmo”, dijo un senador de la oposición moderada, molesto con las idas y vueltas del Gobierno. El oficialismo convocó al plenario de la Comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales está convocado para este miércoles a las 15.

La única confirmación que brindó el jefe de Gabinete al abandonar el Senado, fue la negativa del Poder Ejecutivo a excluir a Aerolíneas Argentinas y al Correo de la lista de empresas que el Gobierno de Javier Milei quiere privatizar. “Así está previsto en el dictamen (la autorización para enajenar esas empresas); habría que ver si los senadores en las aproximaciones finales lo acuerdan o no”, fue la definición de Francos para asegurar que la Casa Rosada no está dispuesta a ceder en ese punto.

La falta de definición de Francos sobre si el Gobierno podrá obtener este miércoles sus anhelados dictámenes tiene que ver con que en el cónclave que encabezó en dependencias de la Presidencia del Senado no estuvieron invitados senadores como Martín Lousteau (UCR-Capital), Guadalupe Tagiaferri (Pro-Capital) y José María Carambia (Por Santa Cruz), quienes sostienen severas diferencias con los proyectos del Gobierno y todavía no definieron si apoyarán o no los despachos de comisión que impulsa el oficialismo.

Tan endeble es el acuerdo al que hizo referencia el flamante jefe de Gabinete que, poco después, Rolandi e Ibarzábal, de la mano del peronista antikirchnerista Juan Carlos Romero (Cambio Federal-Salta), se reunieron con Tagliaferri para tratar de afinar la redacción final de algunos artículos; como el artículo que permite blanquear bienes en manos de testaferros.

Francos llegó al Senado poco después del mediodía y se reunió a solas con Villarruel. Poco después de las 13 se sumaron los jefes de los bloques radical, Eduardo Vischi (Corrientes), de Pro, Luis Juez (Córdoba); y los peronistas antikirchneristas Carlos Espínola (Unidad Federal-Corrientes) y Romero (Cambio Federal-Salta). Por el oficialismo se sentaron a la mesa de negociaciones el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, y el presidente de la bancada de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche (Jujuy).

El jefe de Gabinete sabía que se iba a encontrar con un clima en el que se mezclan el apuro de varios jefes de bancada, presionados por sus gobernadores para que terminen con tres semanas de negociaciones y destraben el debate de los proyectos que reclama el Gobierno, y el escepticismo de varios senadores que consideran que los cambios aceptados por el Poder Ejecutivo son “cosméticos” y que no terminan de satisfacer sus demandas.

A esto se suma el malestar de algunos senadores que manifestaron su enojo porque en las últimas versiones de los borradores que circulan el Gobierno no habría respetado los cambios que había aceptado en días anteriores.

El de los senadores que todavía dudan no es un dato menor. Es que la mayoría de los escépticos son miembros de las comisiones que discuten el proyecto y sus firmas son necesarias para que tanto la denominada Ley Bases como las medidas fiscales paliativas y relevantes” puedan tener dictamen.

A los senadores que todavía dudan sobre si apoyar al oficialismo en las comisiones se suma el peronista disidente Edgardo Kueider (Unidad Federal-Entre Ríos), que la semana pasada pidió una serie de cambios de difícil, por no decir imposible, cumplimiento para el Gobierno. El entrerriano se encuentra en una encrucijada entre la presión del peronismo de su provincia, que le reclama que rechace los proyectos, y su intención de despegarse del kirchnerismo. mostrarse como un opositor moderado, lo que le valió que lo designaran presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

En algunos despachos libertarios de la Cámara alta al tanto de las conversaciones confían en que los más díscolos pueden firmar un dictamen en minoría, con lo que permitirían destrabar la situación. Con sus rúbricas en un texto alternativo, sumadas a las del despacho que impulsará el oficialismo, que contaría con el apoyo en disidencia de algunos legisladores de la oposición moderada, se estarían pronunciando la mitad más uno de los miembros de las tres comisiones y, así, los proyecto tendrían luz verde para avanzar al recinto a una sesión que se convocaría para la primera semana de junio.

Si se registra este escenario, el kirchnerismo podría imponer su rechazo de plano a ambas iniciativas como dictamen de mayoría. Esto implica que sería lo primero que se votaría en la sesión una vez agotado el debate en general. Por el momento, la bancada que conduce José Mayans (Formosa) no tiene los números para asestarle al Gobierno el duro golpe político de que sus proyectos naufraguen en la Cámara alta.

El fantasma de quedar pegado a la oposición cerrada del kirchnerismo es una de las tribulaciones que manifestaba un senador de la oposición dialoguista cuando LN le preguntó qué camino iba a seguir si el Gobierno seguía sin aceptar los cambios que había reclamado durante el debate en comisiones.

Desde el miércoles último han circulado varias versiones con las modificaciones aceptadas por la Casa Rosada. Sin embargo, en los últimos borradores los cambios han sido mínimos y siguen sin tocar dos reclamos que atraviesan a casi toda la oposición dialoguista, como son la exclusión de las privatizaciones de Aerolíneas Argentinas y del Correo de la Ley Bases y de la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias en la reforma fiscal.

En el oficialismo dan por perdida la batalla por Ganancias y tienen serias dudas sobre si podrán defender la permanencia de la línea aérea de bandera y del Correo en la lista de empresas públicas a privatizar. De todas maneras, apuestan porque este miércoles estén firmados los dictámenes y seguir negociando durante la semana que mediará antes de que se convoque a la sesión para discutir las iniciativas.

Serán siete días a puro nervio, ya que el oficialismo no podrá descuidarse y llevar un punteo de los votos en cada uno de los artículos más cuestionados. Un mal cálculo o un trabajo negligente en esa materia podría ser fatal. El recuerdo del fracaso en Diputados de la primera versión de la Ley Bases, en febrero último, está todavía fresco en la memoria de los libertarios del Senado.

P/ag.agencias.ln.cl.ifb/gr.

Últimas Noticias

La Ley Bases después de la aprobación del Senado volverá a la Cámara de Diputados

Como la Cámara alta aprueba la iniciativa con modificaciones, el texto volverá a Diputados, que podrá aceptarlas o desecharlas...

Más Noticias