domingo 21 julio 2024

EE.UU. Biden reconoce su edad y su mala actuación en los debates, pero promete vencer a Trump

Más Leídas

Raleigh. El presidenteJoe Biden  dijo el viernes que tenía la intención de derrotar a su rival republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre, sin dar señales de que consideraría abandonar la carrera después de un débil desempeño en el debate que consternó a su compañeros demócratas.

«Sé que no soy un hombre joven, para decir lo obvio», dijo un efusivo Biden en un mitin un día después del enfrentamiento cara a cara con su rival republicano, que fue visto ampliamente como una derrota para el presidente de 81 años.

«Ya no camino con tanta facilidad como antes, no hablo con tanta fluidez como antes, no debato tan bien como antes», dijo, mientras la multitud coreaba «cuatro años más». «

«No volvería a postularme si no creyera con todo mi corazón y alma que puedo hacer este trabajo. Hay mucho en juego», dijo Biden.

Los tropiezos verbales de Biden y sus respuestas ocasionalmente erráticas en el debate aumentaron las preocupaciones de los votantes de que podría no estar en condiciones de cumplir otro mandato de cuatro años e impulsaron a algunos de sus compañeros demócratas a preguntarse si podrían reemplazarlo como su candidato para las elecciones estadounidenses del 5 de noviembre.

El portavoz de la campaña, Michael Tyler, dijo que no se estaban llevando a cabo conversaciones sobre esa posibilidad. «Preferimos pasar una mala noche que un candidato con una mala visión de hacia dónde quiere llevar al país», dijo a los periodistas a bordo del Air Force One.

La campaña celebró una reunión de «manos a la obra» el viernes por la tarde para asegurar al personal que Biden no abandonaría la carrera, según dos personas familiarizadas con la reunión.

Aunque Trump, de 78 años, planteó una serie de falsedades a lo largo del debate, la atención posterior se centró directamente en Biden, especialmente entre los demócratas.

Hakeem Jeffries, líder del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, evitó responder directamente cuando se le preguntó si todavía tenía fe en la candidatura de Biden.

“Apoyo el boleto. Apoyo la mayoría demócrata del Senado. Vamos a hacer todo lo posible para recuperar la Cámara en noviembre. Gracias a todos”, dijo a los periodistas.

Otros demócratas también dudaron cuando se les preguntó si Biden debería seguir en la carrera. «Esa es la decisión del presidente», dijo el senador demócrata Jack Reed a una estación de televisión local en Rhode Island.

Pero varias de las figuras más importantes del partido, incluidos los expresidentes Bill Clinton y Barack Obama, dijeron que seguirían apoyando a Biden.

«Las noches de debate son malas. Créanme, lo sé. Pero esta elección sigue siendo una elección entre alguien que ha luchado por la gente corriente toda su vida y alguien que sólo se preocupa por sí mismo», escribió el ex presidente demócrata Barack Obama en X.

La campaña de Biden dijo que recaudó 14 millones de dólares el jueves y viernes y registró su mejor momento de recaudación de fondos inmediatamente después del debate del jueves por la noche. La campaña de Trump dijo que recaudó 8 millones de dólares la noche del debate.

Un posible punto positivo para Biden: los datos preliminaries de audiencia mosstraron que solo 48 millones de estadounidenses vieron el debate, muy por debajo de los 73 millones que vieron el último enfrentamiento entre los candidatos en 2020.

Biden, que ya es el presidente estadounidense de mayor edad en la historia, enfrentó solo una oposición simbólica durante los meses que duró la contienda de nominación del partido, y ha conseguido suficiente apoyo para garantizar su lugar como candidato demócrata.

Trump también superó a sus rivales dentro del partido a principios de año, preparando el escenario para una larga y amarga lucha electoral general.

Si Biden se hiciera a un lado, el partido tendría menos de dos meses para elegir a otro candidato en su convención nacional, que comienza el 19 de agosto, un proceso potencialmente complicado que podría enfrentar a Kamala Harris, la primera vicepresidenta negra del país, contra gobernadores y otros funcionarios cuyos nombres han sido barajados como posibles reemplazos.

En un mitin por la tarde en Chesapeake, Virginia, Trump dijo a sus seguidores que había logrado una «gran victoria contra un hombre que busca destruir nuestro país».

«El problema de Joe Biden no es su edad», dijo Trump. «Es su competencia».

Los asesores de Trump dijeron que pensaban que el debate reforzaría sus posibilidades en estados de tendencia demócrata como Virginia, que no ha respaldado a un candidato presidencial republicano desde 2004.

Algunos partidarios de Trump ya habían dicho que les había sorprendido el pobre desempeño de Biden. “Me da miedo que lo reemplacen y pongan a alguien más competitivo”, dijo Mike Boatman, quien dijo haber asistido a más de 90 actos de campaña de Trump.

Los recaudadores de fondos de Trump dijeron que estaban recibiendo llamadas entusiastas de los donantes. «Cualquiera que recaude dinero sabe que hay un momento para acudir a los donantes, y este es uno de esos momentos decisivos», dijo Ed McMullen, quien se desempeñó como embajador en Suiza durante la presidencia de Trump.

También han surgido preguntas sobre la idoneidad de Trump para el cargo tras su condena el mes pasado en Nueva York por encubrir un pago de dinero a una estrella porno, sus esfuerzos por anular las elecciones de 2020 y su caótico mandato.

Su sentencia está prevista para el 11 de julio, pocos días antes de que su partido se reúna para nominarlo formalmente. Todavía se enfrenta a otras tres acusaciones penales, aunque parece probable que ninguna llegue a juicio antes de noviembre.

INT/ag.agencias.rt.europapress/rp.

Últimas Noticias

Cuaderno de opiniones: “El juicio en ausencia no admite más dilaciones”

Por Dr. Jorge Enríquez (*)***** Hace cinco años, siendo diputado nacional, presenté un proyecto de ley sobre el juicio penal...

Más Noticias