domingo 21 julio 2024

Biden afirmó ante los demócratas indecisos que no abandonará la campaña

Más Leídas

Washington DC.  El presidente Joe Biden prometió el lunes seguir adelante con su campaña de reelección, desestimando las preocupaciones de algunos compañeros demócratas en el Capitolio y donantes de que su persistencia podría costarle a su partido la Casa Blanca y el Congreso en las elecciones estadounidenses del  5 de noviembre. .

Biden, de 81 años, dijo que cualquier candidato que dude de su capacidad debería desafiarlo en la Convención Nacional Demócrata en agosto, un esfuerzo que no tiene posibilidades de éxito a menos que permita que los delegados que ganó en las primarias de este año consideren a otros candidatos.

«La conclusión es que no me voy a ir a ninguna parte», dijo Biden en una llamada telefónica que realizó al programa Morning Joe de MSNBC. Repitió ese mensaje a los donantes en una llamada privada más tarde ese mismo día, según dos fuentes que estuvieron en la llamada.

Biden enfrenta una semana crítica en la que intenta apuntalar una campaña que ha estado a la defensiva desde un inestable debate del 27 de junio contra el republicano Donald Trump, , que planteó dudas sobre su capacidad para hacer el trabajo durante otros cuatro años y medio. Varios demócratas del Congreso han pedido que se retire. .

El senador Dick Durbin, el demócrata número dos de la Cámara, dijo a los periodistas que la candidatura de Biden «será discutida a fondo esta semana, como debe ser». Agregó que había hablado con una docena de sus colegas, quienes tenían opiniones diversas.

Un número creciente de legisladores demócratas han expresado su preocupación de que los bajos índices de aprobabión pública de Biden , además de las preocupaciones sobre su edad y capacidad, podrían perjudicar sus perspectivas de retener el Senado, que controlan por una mayoría de 51-49, y recuperar la Cámara de Representantes, donde los republicanos tienen una mayoría de 219-213.

«Creo que necesitamos una opción diferente si queremos vencer a Donald Trump», dijo el representante demócrata Adam Smith en CNN.

Otro demócrata, el representante Joe Morelle, dijo que muchos de sus electores le habían dicho que les preocupaba que Biden no fuera capaz de ejercer como presidente, aunque no llegó a pedirle que se retirara.

«La pregunta más importante es: ¿cómo disipará las preocupaciones que surgieron a partir de su actuación en el debate?», dijo Morelle a los periodistas.

La vacilante actuación de Biden en el debate llevó a algunos a preguntarse si sufría un trastorno neurológico como la enfermedad de Parkinson, que puede causar dificultad para hablar y movimientos vacilantes.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que Biden fue evaluado y se le dio el visto bueno en febrero y que no está recibiendo tratamiento por la enfermedad. El médico de Biden ha dicho que no se justifican más pruebas, dijo.

Si los republicanos lograran controlar la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso, Trump enfrentaría pocas restricciones a su capacidad para impulsar cambios políticos importantes.

Algunos demócratas expresaron su preocupación, pero no llegaron a pedir a Biden que abandonara la carrera.

«El presidente Biden tiene que demostrarle al pueblo estadounidense —incluyéndome a mí— que está a la altura del trabajo durante otros cuatro años», dijo el senador Jon Tester, quien enfrenta una dura batalla por la reelección en Montana.

Otros legisladores dijeron que apoyaban su candidatura.

«El presidente Joe Biden es el candidato y ha sido elegido por millones de votantes de todo el país», dijo en las redes sociales el representante Steven Horsford, presidente del Caucus Negro del Congreso. Los votantes negros son una parte fundamental de la base de apoyo de los demócratas.

En su carta a los demócratas, Biden dijo que estaba consciente de sus preocupaciones, pero dijo que era hora de dejarlas de lado.

Biden tendrá poco tiempo para hacer campaña esta semana, ya que será el anfitrión de una reunión de estados membros de la OTAN , que culminará con una inusual conferencia de prensa en solitario el jueves.

Una encuesta de Reuters/Ipsos de la semana pasada encontró que uno de cada tres votantes demórcratas registrados creía que Biden debería abandonar la carrera, y el 59% de los encuestados del partido del presidente decía que es demasiado mayor para trabajar en el gobierno.

Sin embargo, esa encuesta también determinó que ninguno de sus posibles reemplazos tuvo mejor desempeño en un enfrentamiento contra Trump. La encuesta determinó que Biden y Trump estaban empatados con un 40% cada uno.

Los problemas de Biden parecen estar aumentando el número de carreras de las que los demócratas deben preocuparse en noviembre.

Las encuestas internas del partido muestran que Nuevo México y Virginia se volvieron más competitivos después del debate, según una fuente familiarizada con los resultados, y el Centro de Política no partidista de la Universidad de Virginia cambió la semana pasada sus calificaciones de los estados de Michigan y Minnesota para hacerlos ligeramente más favorables para los republicanos.

En conjunto, esos estados albergarán media docena de las elecciones más competitivas para la Cámara de Representantes.

INT/ag.agencias.rt.europapress/rp.

Últimas Noticias

Cuaderno de opiniones: “El juicio en ausencia no admite más dilaciones”

Por Dr. Jorge Enríquez (*)***** Hace cinco años, siendo diputado nacional, presenté un proyecto de ley sobre el juicio penal...

Más Noticias