domingo 7 marzo 2021

Ginés González García echado en medio de un escándalo, mientras 44 millones de argentinos ignoran cuando se vacunaran

Más Leídas

Cuaderno de opiniones: «La justicia como medio y la impunidad como fin»

José Hernández en el “Martín Fierro” se refiere muchas veces a los “jueces”. Siempre lo hace en forma negativa,...

El arte de Tana Pujals. Como perro y gato: Scooby y Merlot

«Los perros nos ven como dioses, los caballos como a sus iguales pero los gatos nos miran como si...

Las consecuencias del derrumbe de producción energética, una industria en problemas

Nota III.Por Hernán DobryLa única empresa que mostró un crecimiento en la producción de gas natural durante enero fue...

Las declaraciones de Horacio Verbitsky, a radio El Destape, en las que reveló que se aplicó la Sputnik V en el “vacunatorio VIP” del ministerio de Salud, desencadenaron en primera instancia la expulsión del gobierno del titular de la cartera, Ginés González García, y abrieron una crisis, en la interna de la coalición oficialista, cuya derivaciones no pueden todavía evaluarse. Mientras tanto con los datos conocidos hasta el momento se sabe que 1.800.000 vacunas llegaron a la Argentina de las cuales se han aplicado 610.000, y la pregunta es donde están las 1.190.000 restantes.

En un contexto, en que la administración Fernández ató la lucha contra el Covid 19, en particular, a la vacuna rusa Sputnik V cuya producción ha colapsado, ya que la misma será destinada al consumo local según informó el Kremlin, que además advirtió que no está en condiciones de cumplir con los contratos de exportación y por lo tanto buscará otros países que la produzcan, sin fijar un cronograma de entregas. Esta circunstancia ha provocado una desarticulación de los programas de vacunación, y ha dejado en la mayor incertidumbre a 44 millones de argentinos que ignoran cuándo se podrán vacunar.

El escándalo del vacunatorio VIP, según dichos de Verbitsky, incluye nombres como el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés, que fueron bajados del viaje a México en el que iban a acompañar el presidente Fernández. Pero ha trascendido, desde despachos del ministerio de Salud, que habría muchos nombres más que saldrían a la luz en las próximas horas. También el camionero Hugo Moyano, su hijo Jerónimo de 20 años, y su mujer Lilian Zulet, pudieron acceder a la vacunación, que según comentarios de fuentes cercanas a los Moyano, se habría logrado a través de los contactos que Zulet tiene en el ámbito de los servicios médicos.

El escándalo desatado por el “vacunatorio VIP” ha puesto sobre la mesa de ajedrez dos escenarios en los que se moverán las piezas. En algunos casos las movidas serán evidentes pero en otros serán sutiles y apuntadas a jugadas futuras. En el primero de los escenarios se juegan cuestiones políticas, y en muchos mentideros políticos se especula que el accionar de Horacio Verbitsky no fue inocente, de hecho se cargó un ministro, y seguramente otras piezas más de vinculación estrecha con González García. Y la pregunta es cuánto afectará al presidente Fernández el “vacunatorio VIP”, en momentos que todas las encuestas muestran una constante caída de su imagen, cuando camina hacia la elección legislativa.

El segundo escenario es sanitario. Toda la gestión sobre la administración de la lucha contra el coronavirus parece diluirse en un constante fracaso. La cuarentena más extensa del mundo ha resultado ineficiente, hoy Argentina exhibe que ha tenido 2.054.681 infectados y el deceso de 51.001 personas. Lejos y en el olvido, han quedado las planillas comparativas de las conferencias de prensas en las que el Presidente Fernández mostraba los éxitos en el manejo de la pandemia frente a los resultados de otros países que hoy han logrado encauzar el combate contra el Covid-19.

También las negociaciones para la compra de las vacunas están en un limbo y su avance se desconoce. Incluso el compromiso de Rusia de inundar de vacunas Sputnik V, con millones de dosis según dichos de González García, hoy está en dudas. Moscú ya confirmó que no podrá proveer las vacunas comprometidas por incapacidad productiva, y que tratará de abastecer a la Argentina con laboratorios de otros países. Y como si fuera poco, no solo se descubre un “vacunatorio VIP” en el ministerio de Salud, sino que aparecen denuncias en todo el país sobre vacunaciones a funcionarios, familiares y amigos vinculados con el poder de turno.

Una suerte de improvisada logística de vacunación, operada por dirigentes con interese políticos en la coalición oficialista, se ha instalado por encima de la estructura sanitaria que debiera administrarla. Pero, hasta ahora, esta estructura está centrada en llenar planillas de candidatos para recibir la dosis, con la recolección de información personal con la que se está componiendo una valiosa fuente de datos de los habitantes de cada localidad. Pero lo cierto es que hasta el momento es solo la inscripción, ya que hay escasas vacunas y nadie sabe con precisión cuándo llegarán los nuevos cupos.

La lucha contra el Covid-19 y la campaña de vacunación parecen bandera que ya no servirán para ser agitadas en la campaña proselitista para las elecciones legislativas. Millones de argentinos, muchos de ellos con riesgo de vida, hoy están envueltos en una profunda incertidumbre sobre la posibilidad de vacunarse antes de que llegue la segunda ola de la pandemia y se preguntan en donde quedó el slogan del Jefe de Estado “priorizo la vida a la economía”. La palabra la tiene ahora la nueva ministra de Salud, Dra. Carla Bizzotti.
P/BN/europapress-vfn/gr/rp.

Últimas Noticias

China. Xi jinping avanza para lograr el control total en Hong Kong, el PC prepara la reforma electoral

Pekín. La reforma electoral para Hong Kong que está finalizando el Partido Comunista de China contempla una serie de...

Más Noticias