lunes 24 junio 2024

El Presidente Fernández liberó del secreto de inteligencia a Macri, un trámite judicial eludido por el juez Bava

Más Leídas

El juez Martín Bava debió levantar la indagatoria de Macri por presunto espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan porque el expresidente no había sido eximido del deber de guardar secreto sobre temas de inteligencia. Deberá ahora fijarse una nueva fecha para la declaración. Si bien se entiende que los nuevos hechos dan lugar a la defensa del ex presidente a volver a recusar al magistrado.

“El juzgado no cuenta con el relevamiento del secreto de inteligencia para que el expresidente pueda declarar. Fue un error del juez”, dijo el abogado de Macri, Pablo Lanusse, al salir del juzgado federal de Dolores. Y acusó al magistrado Martín Bava por las irregularidades: “Fue un acto bochornoso. Se suspendió y no hay fecha”.

Ante de viajar a Roma con una rapidez inusual, el presidente Alberto Fernández relevó a Mauricio Macri del secreto de inteligencia para que pueda declarar en indagatoria, después de la suspensión de la audiencia dispuesta hoy en Dolores.

Bava le había solicitado a Fernández que, “de ser necesario”, relevara a Macri del secreto que impone la ley de inteligencia para que pudiera declarar en indagatoria en la causa por presunto espionaje ilegal, según se desprende del acta judicial. El magistrado primero se lo había pedido a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, pero el 6 de octubre ella le respondió que no tenía facultades para tal cosa, que eso era algo que debía hacer el Presidente.

Bava, sin experiencia en el foro penal, no creía que fuera necesario tal relevamiento en un caso como este. Eso se desprende del final de su resolución de hoy, en la que relata que a pedido de la defensa y con el aval de la fiscalía, le pedía el relevamiento del secreto a Fernández “a fin de no afectar garantías constitucionales” y “no obstante la interpretación del suscripto”, en referencia a él mismo.

“La audiencia la tuvo que suspender por un problema jurídico que el juez conocía y sin embargo no la suspendió. No tenía el relevamiento del secreto de inteligencia para que Macri pudiera declarar, y lo sabía. Y sin perjuicio de eso nos trajo acá ”, cuestionó Lanusse en diálogo con LA NACION. Y agregó: “Lo pidieron [al relevamiento] y la secretaria de Inteligencia dijo que no es quién para relevarlo porque es un superior de él. Macri fue presidente de la República, no secretario de inteligencia. Es canallesco que se la use a la sensibilidad de la causa con finalidad política”.

Antes de ingresar al juzgado, Macri dio un mensaje rodeado de dirigentes de Juntos por el Cambio y cientos de militantes. “Sé que están acá porque vienen a defender su futuro. Ya no somos los mismos, estamos empoderados. No somos más borregos y vamos a luchar por tener una vida mejor. Por eso tenemos que vivir y convivir con una cultura del poder sana, que incluya una Justicia independiente e imparcial. No como hoy, que convivimos con una cultura de poder oscura que usa una tragedia para dañar, una que nos afectó a todos los argentinos, que seguimos siendo solidarios con los familiares del ARA San Juan”, dijo subido a un acoplado que sirvió para improvisar una suerte de escenario.

Además del intendente local, Camilo Etchevarren, la presencia de Macri en Dolores fue acompañada por referentes partidarios como Hernán Lombardi, Patricia Bullrich, Fernando Sánchez, Federico Pinedo, Guillermo Dietrich, Jorge Triaca, Daniel Lipovetsky, Luis Etchevehere y Omar de Marchi, entre otros.

P/ag.ln.na.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

La Iglesia bajó el tono pero siguió con las críticas al Gobierno en una misa en La Matanza donde advirtió la crisis en los...

Con una misa en el corazón de La Matanza, para transmitir un fuerte respaldo a las madres que atienden...

Más Noticias