domingo 7 marzo 2021

Vacunatorio VIP. “Déjense de payasadas” lanzó contra la Justicia Fernández al justificar las vacunaciones a funcionarios

Más Leídas

El arte de Tana Pujals. Como perro y gato: Scooby y Merlot

«Los perros nos ven como dioses, los caballos como a sus iguales pero los gatos nos miran como si...

Cuaderno de opiniones: «La justicia como medio y la impunidad como fin»

José Hernández en el “Martín Fierro” se refiere muchas veces a los “jueces”. Siempre lo hace en forma negativa,...

Las consecuencias del derrumbe de producción energética, una industria en problemas

Nota III.Por Hernán DobryLa única empresa que mostró un crecimiento en la producción de gas natural durante enero fue...

Desde el Palacio Nacional en México, visiblemente molesto pero con tono controlado, Alberto Fernández, en conferencia de prensa junto al presidente López Obrador, defendió las vacunaciones que se efectuaron fuera de protocolo en el ministerio de Salud y en el Hospital Posadas. El mandatario argentino señaló que no existe ningún tipo penal para una persona que se adelanta en una cola, pero eludió considerar que en este caso el “colado” está en una fila donde está en juego la vida y quién debe controlar esa fila es el Estado.

Frente al escándalo que conmociona a la Argentina, con repercusiones internacionales, Fernández trató de comenzar a encauzarlo y ante la única consulta que pudieron formular los periodistas argentinos afirmó: “Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”.

Puntualmente, el inquilino de la Casa Rosada, ante la lista oficial de los vacunados vip remarcó: «El hecho, sin dudas, es un hecho reprobable. Nadie puede avalar que en las circunstancias que vivimos alguien tenga la posibilidad de adelantarse en la vacunación. Pero les pido que sean estrictos con la lectura que se hace de esas listas porque en esas listas aparecen personas que deben vacunarse por la característica de la acción que desarrollan». Fernández se subió así a la respuesta política, del Gobierno, que busca calificar a los vacunados como funcionarios estratégicos, pero no se conoce legalmente cuáles son las condiciones que deben cumplirse para esa calificación.

Contrasta esta visión, con la sostenida por su par mexicano AMLO, que horas atrás fue contundente al señalar que en México no hay “vacuna secreta” y afirmó: “No hay preferencia para nadie. Es evidente que nos ha dado COVID-19 a los servidores públicos del Gobierno, del más alto nivel. Al presidente, al secretario de Marina, al secretario de la Defensa, al subsecretario responsable de la campaña contra el COVID-19 y a muchos otros” puntualizó.

La lista que oficialmente reveló la Casa Rosada, muestra vacunados que no tiene explicación posible respecto a ser personal estratégico, como el caso del ex presidente Eduardo Duhalde y su familia, que en declaraciones al diario Clarín fue lacónico y sintético: «Tiene que aclararlo el Gobierno, tienen que aclararlo ellos», solo como otro ejemplo, entre los numerosos nombres que figuran en la lista oficial, está el caso del Dr. Carlos Zannini y su esposa, que en los registros de vacunación figura como personal de salud, cuando Zannini es el Procurador del Tesoro Nacional.

En su extensa exposición, Fernández, recurrió a la conocida teoría de cómo se esconde un elefante preferido en una cancha de futbol, pues de una sola manera, llenando la cancha con otro elefantes, y frente al escándalo que amenaza con extenderse lanzó a los fiscales: “Si quieren trabajar, hay muchos delitos para investigar como los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos y la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino en el que murieran 44 tripulantes”, investigaciones que tienen como principales acusados a miembros del gobierno de Mauricio Macri.

Y agregó: “A mí difícilmente me corran con estas lógicas. Yo detesto los privilegios. No soporto que ello ocurra. Ya hablé con mi conducta. Les pido a los fiscales que vuelvan a leer el código penal. No sé quién los aprobó ni en qué universidad, pero ya hicieron demasiadas ´sinvergüenzadas´”. Sin embargo, el Presidente dejó la puerta abierta a más cambios en su gabinete, aunque sin dejar de aclarar que no se hará cargo del «escarnio público, si hay más responsables, se van a tener que ir los que se tengan que ir».

En otro tramo de su alocución, el jefe de Estado subrayó que junto a México se llevó a cabo “la experiencia grata de producir la vacuna que los latinoamericanos necesitan para terminar con esta pandemia espantosa” e indicó que “el laboratorio argentino ha mandado 12 millones del principio activo para producir la vacuna” que luego serán distribuidas por México.

Y respecto a la llegada de vacunas a la Argentina enfatizó: “Hay muchos contratos que se firmaron y se están incumpliendo por distintos motivos. Eso es lo que le está pasando a la Argentina. Tratamos de sortear la falta de vacunas recurriendo a todas las ofertas que se dan”, y volvió a insistir en la necesidad de “universalizar la producción de la vacuna” para que las mismas no sean “acaparadas” por las grandes potencias.
P/BN/v-vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

China. Xi jinping avanza para lograr el control total en Hong Kong, el PC prepara la reforma electoral

Pekín. La reforma electoral para Hong Kong que está finalizando el Partido Comunista de China contempla una serie de...

Más Noticias