sábado 15 mayo 2021

Israel. La Justicia reconoce las conversiones al judaísmo fuera del culto ortodoxo

Más Leídas

Jerusalén. El Alto Tribunal de Justicia israelí ha emitido este lunes una sentencia por la que reconoce las conversiones al judaísmo realizadas bajo los ritos de Reforma y Conservador, con lo que acaba con el monopolio que tenía hasta ahora el rito conservador para las conversiones y por tanto para el acceso a la ciudadanía israelí.

La decisión es el resultado de un largo proceso judicial iniciado hace más de 15 años por doce personas que se convirtieron al judaísmo por vías no ortodoxas. El tribunal recuerda que tras los recursos se instó al Gobierno y al Parlamento a resolver esta cuestión, pero no hicieron nada al respecto. La decisión ha sido adoptada por mayoría y con el voto negativo del juez Noam Sohlberg, según recoge la prensa israelí.

«No nos hemos pronunciado al respecto durante los cinco últimos años por respeto a las instituciones y para que pudieran legislar sobre esta cuestión», ha explicado la jueza Dafna Barak Erez, pero como «hay derechos en juego» y no hay ninguna proyecto de ley en tramitación, finalmente los nueve jueces implicados decidieron dictar sentencia.

Desde el partido ultraortodoxo Shas han criticado ya este «golpe mortal contra la identidad judía de Israel», en palabras de su líder, Aryeh Deri, quien es además ministro del Interior del gobierno de coalición que lidera Benjamin Netanyahu. «Supone la completa demolición del ‘status quo’ mantenido durante los 70 últimos años», ha añadido.

La sentencia «es ajena a la mayoría del pueblo israelí», que «quiere mantener el Estado judío y preservar el judaísmo conforme a las tradiciones de miles de años de antigüedad». Por ello, ha anunciado que presentarán un proyecto de ley que revoque esta sentencia y que evite que el tribunal intervenga en tales cuestiones en el futuro.

Para el líder de Yamina, Naftali Bennett, la sentencia supone una «injerencia» del tribunal en las competencias del Gobierno. «Se ha olvidado de sus funciones», ha argumentado, al tiempo que defendió que sean los «representantes elegidos democráticamente» y «no los juristas» los que decidan sobre la conversión.

Los propios rabinos jefes ortodoxos, tanto el sefardí como el ashkenazi, han criticado la sentencia. «Lo que la Reforma y los conservadores llaman conversión no es más que una falsificación del judaísmo. Supondría incluir a miles de gentiles en el pueblo de Israel», afirmó el rabino jefe sefardí, Yitzhak Yosef.

Para el rabino jefe ashkenazi, David Lau, «los conversos mediante la Reforma y similares no son judíos». «Ninguna sentencia del Tribunal Superior de Justicia puede cambiar eso», aseveró.

En cambio, el líder de Yisrael Beiteinu, Avigdor Liberman, ha manifestado su satisfacción por esta «histórica» sentencia y prometió «seguir combatiendo la coacción religiosa y preservando el carácter judío, sionista y liberal del Estado de Israel».

También el líder de la oposición, Yair Lapid, cabeza visible del partido Yesh Atid, expresó su apoyo a la sentencia y reclamó «libertad de religión para los judíos». «Israel debe tener una igualdad completa de derechos para todas las ramas del judaísmo: ortodoxa, reformista y conservadora. Tenemos que vivir juntos con tolerancia y respeto», argumentó. «Un gobierno cuerdo pondría fin a esta ridícula situación por la que Israel es la única democracia sin libertad de religión para los judíos», concluyó.

Últimas Noticias

Estados Unidos aplica nuevas sanciones a Ruisa

Por Atilio Molteni El 15 de abril el presidente Joe Biden impuso una nueva serie de sanciones a la...

Más Noticias