martes 7 febrero 2023

Trabas a las importaciones, el Gobierno preocupado por las reservas del BCRA

Más Leídas

En las últimas semanas se multiplicaron los reclamos por faltantes de insumos importados. Se trata de bienes de consumo, productos finales y algunas piezas que usa la industria. Los especialistas ven detrás de eso una decisión oficial: limitar el ingreso de mercadería para mantener el superávit comercial y moderar la caída de las reservas del Banco Central en una etapa del año en la que ya se vendió la cosecha de soja, principal fuente de ingreso de dólares para la economía.

En la industria textil, la falta de insumos importados es uno de los motivos por los cuales Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), denunció esta semana que los precios de la ropa aumentaron 54% en un año y las prendas de las primeras marcas cuestan tanto como una jubilación mínima. Lo mismo ocurre con zapatillas, ropa y productos deportivos como pelotas de tenis.

En la industria automotriz la situación es preocupante. A principios de este mes, Ricardo Salomé, presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) informó que las ventas cayeron 5,6% el mes pasado. En un comunicado, dijo: “La segunda mitad del año continuará con una oferta escasa, es por ello que solicitamos que, sin dejar de atender las cuestiones macroeconómicas que deben prevalecer, se contemple una mayor liberación de importaciones; es un número de dólares que no son significantes, que haría crecer de forma muy notoria un sector que es un gran abastecedor de empleo”.

Las importaciones de autos cayeron 4,2% entre agosto de 2020 y de este año. El número es dramático, debido a que se compara con una base muy baja de comercio durante la pandemia. Debido a la escasez, el sector ajustó el pronóstico de venta de 0km para este año: lo redujeron en 40.000 unidades. Lo mismo está ocurriendo con las motos, cuya oferta esta limitada por la falta de modelos.

La falta de repuestos para automóviles también está provocando conflictos en las aseguradoras: se detectó escasez de llantas, neumáticos, autopartes y pintura. Hay reparaciones frenadas y talleres que aumentan los precios.

En el inicio de la campaña de granos gruesos, con el comienzo de la siembra de maíz y soja en el próximo mes, hay preocupación en el campo por la escasez de agroquímicos. En ese sector detallan que los problemas para importar se están agravando desde hace un año y medio por las distintas medidas de restricción de acceso al dólar.

Hay vino, pero cuesta encontrar donde ponerlo. El ministro de Economía de Mendoza, Enrique Vaquié, reclamó al Ministerio de Agricultura la flexibilización de las importaciones de botellas de vidrio. La falta del insumo está causando problemas en la cadena productiva vitivinícola y aceitera, agravados por la reciente salida de producción de una fábrica de la empresa Veralia en la provincia.

El Indec publicó el informe de Intercambio Comercial Argentino para agosto. Muestra un alza interanual de 64% en las importaciones. Sin embargo, esta tendencia solo es posible debido al bajo nivel de agosto de 2020. Por caso, entre julio y agosto las importaciones cayeron 0,5% mientras que las exportaciones aumentaron 11,6%. Es la segunda baja consecutiva: también hubo una caída del 1,6% de junio a julio. Los especialistas advierten que septiembre mostrará un tropezón todavía mayor.

“El Gobierno abrió importaciones en el primer semestre porque se necesitaban para producir. No hay reactivación sin apertura: se requieren insumos importados como repuestos, piezas y partes para máquinas importadas, que también se requieren para la inversión. Entonces, abrió en el primer semestre teniendo en cuenta que el año pasado se derrumbaron. Claramente eso lo pudo hacer porque entraban muchos dólares de la soja. Ahora hay más ajuste; entran menos dólares porque la cosecha ya se vendió”, explicó Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales.

La brecha cambiaria y las expectativas de devaluación provocan que las empresas importadoras busquen reponer los productos que esperan vender con compras anticipadas. “Al Gobierno se le está complicando identificar a qué darle curso y qué frenar porque no se distingue quién está adelantándose porque supone que estará más caro en el futuro cercano o porque hay una necesidad real. Como pasa siempre con este tipo de sistema con discriminación y súpercontrol, súperregulación, se depende de un funcionario que levanta o baja el pulgar y se cometen errores. Está pasando eso”, concluyó Elizondo.

Además, hay cada vez más presentaciones de medidas cautelares contra el Estado por parte de los importadores en reclamo por las demoras que la administración está registrando en conceder permisos para traer cosas de afuera.

EN/ag.ln.cd/gr.rp..

Últimas Noticias

Una noche en el Kremlin: a setenta años de la entrevista Stalin-Bravo

El último extranjero en entrevistarse con el legendario dictador soviético cuatro semanas antes de su muerte fue el embajador...

Más Noticias