lunes 6 febrero 2023

Rusia. Blindados rusos abandonan zonas estratégicas y se retiran a la frontera en medio del silencio del Kremlin

Más Leídas

Moscú – El presidente Vladimir Putin y sus altos funcionarios se han mantenido en gran medida en silencio ante la peor derrota de las fuerzas rusas desde abril, cuando fueron repelidas de las afueras de Kyiv.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, eludió el lunes la pregunta de un reportero sobre si Putin todavía tenía confianza en el liderazgo militar. «La operación militar especial continúa. Y continuará hasta que se logren los objetivos que se establecieron originalmente», dijo Peskov. Sin mencionar una palabra sobre la retirada de la tropas hacia la frontera de Rusia.

Putin apareció en la televisión estatal el lunes presidiendo una reunión sobre economía en la que dijo que Rusia estaba resistiendo bien las sanciones occidentales. «Las tácticas económicas de guerra relámpago, la embestida con la que contaban, no funcionó», dijo.

Sin embargo éxodo de empresas continúa. Sony Music se unió a una lista de compañías globales que salen de Rusia y dijo el martes que estaba transfiriendo el negocio y los músicos a la administración local debido al conflicto de Ucrania.

“A medida que la guerra continúa teniendo un impacto humanitario devastador en Ucrania y las sanciones a Rusia continúan aumentando, ya no podemos mantener una presencia en Rusia”, dijo Sony Music en un comunicado. Mientras tanto, la guerra en Ucrania, un importante proveedor de granos, también golpea la economía local y ha disparado los precios mundiales de los alimentos.

La junta ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, presionada para proporcionar fondos de emergencia a los países que enfrentan crisis en los precios de los alimentos, revisó el lunes un plan que ayudaría a Ucrania y otros países duramente golpeados por la guerra de Rusia, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el asunto

Mientras miles de tropas rusas se retiraban, dejando atrás municiones y equipos, Rusia disparó misiles contra centrales eléctricas, provocando apagones en Kharkiv y las regiones adyacentes de Poltava y Sumy.

Los bombardeos de áreas residenciales e infraestructura provocaron incendios en la ciudad durante todo el día del lunes, dijeron los servicios de emergencia regionales en Facebook.

Los bombardeos alrededor de la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, controlada por Rusia, han despertado graves preocupaciones sobre el riesgo de una catástrofe radiactiva. El organismo de control atómico de la ONU ha propuesto la creación de una zona de protección alrededor de la planta nuclear, la más grande de Europa, y ambas partes están interesadas, dijo el jefe de la OIEA.

«Estamos jugando con fuego», dijo Rafael Grossi a los periodistas. «No podemos continuar en una situación en la que estamos a un paso de un accidente nuclear. La seguridad de la planta de energía de Zaporizhzhia pende de un hilo».

El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo que Moscú estaba luchando por llevar reservas al sur, donde Ucrania intenta aislar a miles de soldados rusos en la orilla occidental del río Dnipro, obligando a la mayoría de las fuerzas rusas a concentrarse en «acciones defensivas de emergencia».

El comando sur de Ucrania dijo que sus fuerzas habían recuperado 500 kilómetros cuadrados de territorio en el sur, matando a 59 soldados rusos en las últimas 24 horas y destruyendo 20 equipos. La situación allí no pudo ser confirmada de forma independiente.

El asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Aretovych, dijo que las fuerzas ucranianas estaban progresando en Donetsk y cruzaron el río Siverskyi Donets, amenazando con recuperar ciudades clave perdidas por las fuerzas rusas después de semanas de intensos combates en junio y julio.

A medida que las fuerzas ucranianas se acercaban al territorio incautado de las tropas rusas en el norte, los alegres residentes regresaron a sus aldeas de primera línea por primera vez en meses.

«»La gente está llorando, la gente está alegre, por supuesto. ¡Cómo no iban a estar alegres!», dijo la profesora de inglés jubilada Zoya, de 76 años, en el ahora tranquilo pueblo de Zolochiv, al norte de Kharkiv y a 18 km de la frontera rusa.

INT/ag.vfn.europapress/re.rp.

Últimas Noticias

Una noche en el Kremlin: a setenta años de la entrevista Stalin-Bravo

El último extranjero en entrevistarse con el legendario dictador soviético cuatro semanas antes de su muerte fue el embajador...

Más Noticias