sábado 20 abril 2024

Elecciones 2023: los oficialismos ganaron, los gobernadores renovaron sus mandatos, pero suena una alarma «la abstención»

Más Leídas

Con una lógica impuesta por los gobernadores provinciales que quisieron despegar su suerte de los grandes acuerdos políticos nacionales y del clima de angustia económica que domina a la opinión pública. Ya casi 5 millones de votantes (un 13,16% del padrón nacional) estuvo habilitado a pasar por las urnas y dejar señales para un primer análisis global: la consolidación en general de los oficialismos locales, la escasa influencia de los candidatos presidenciales en las campañas y las alianzas, y una alarma sobre los niveles de participación ciudadana.

En las ocho provincias que ya eligieron al gobernador para el turno 2023-2027 cayó la asistencia de votantes respecto de 2019, la anterior cita similar. Que ya había sido pobre en participación. Salvo en Neuquén, en los otros distritos ganó con cierta comodidad el partido que está en el poder. Incluso allí el ganador, Rolo Figueroa, proviene del oficialismo al que derrotó (el MPN).

Al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio les cuesta hacer pie en los distritos donde no están gobernando. Hay una notable división, con hasta tres o cuatro listas por provincia que tienen apoyo de distintos referentes nacionales de sus respectivas fuerzas. Nadie pareció en condiciones de ordenar a las oposiciones provinciales en casi todos los casos en los que ya se votó.

¿Cómo cambió el voto en Salta en las últimas tres elecciones?

Gustavo Sáenz consiguió este domingo su primera reelección con el 47,5% de los votos. Es un aliado de Sergio Massa que integró el Frente de Todos, pero que intenta mostrarse autónomo y construir un partido provincialista con margen de movimiento en el tablero nacional. Su caudal de votos bajó 6 puntos respecto de 2019, cuando había obtenido el 53,6% de los votos. En aquella oportunidad le ganó al kirchnerista Sergio Leavy por 27 puntos. Esta vez el peronismo anotó otras tres fórmulas que sumaron 24%. Al que mejor le fue es al diputado kirchnerista Emiliano Estrada (tercero con 16,2%), que tenía el apoyo de Eduardo De Pedro y construyó un frente que incluye a aliados del libertario Javier Milei.

Juntos por el Cambio logró una trabajosa unidad para anotar la fórmula encabezada por el radical Miguel Nanni y sumó finalmente 17,3% de los votos, lo justo para quedar en segundo lugar. En 2019 había logrado 15,8%, apoyando a Alfredo Olmedo (ahora aliado de Estrada).

La participación cayó ligeramente respecto de 2019: de 70,2% a 69,5.

En las elecciones legislativas nacionales de 2021, Sáenz apoyó dos listas: la ganadora, del Frente de Todos, que obtuvo el 32,4% y la que salió cuarta, Unidos por Salta, con 11,6%, Juntos por el Cambio había obtenido el 30,1%.

¿Qué pasó en La Pampa comparado con 2019 y 2023?

La reelección de Sergio Ziliotto fue muy celebrada en el Gobierno. El dirigente peronista obtenía 47,5% de los votos, mientras que en el 2019 había ganado con el 52,7%. Mantuvo así la hegemonía peronista que se remonta a 1983, con el regreso de la democracia.

Juntos por el Cambio, que definió sus candidaturas en unas PASO en febrero, alcanzó el 41,7% con Martín Berhongaray como candidato, bastante mejor que el 31,8% obtenido dos años atrás, pero lejos del triunfo. Juan Carlos Tierno (Comunidad Organizada) mantuvo casi calcado su caudal de 7%.

La Cámpora retuvo su bastión de la Municipalidad de Santa Rosa, gobernada por Luciano Di Nápoli.

La participación pasó de 77,3% en 2019 al 72% este domingo.

Las elecciones legislativas nacionales de 2021 habían significado un gran triunfo de la oposición, que superó al peronismo por casi 6 puntos de diferencia (48% a 42,4%).

¿Y Tierra del Fuego?

Otro gobernador que sigue es el radical kirchnerista Gustavo Melella, de buena relación con Alberto Fernández. Terminó con 51,2% de los votos, apenas por debajo de su desempeño de 2019, cuando llegó al poder en la isla con el 55%. En aquella ocasión le ganó a la exgobernadora peronista Roxana Bertone (40,9%), mientras que el radicalismo tuvo un resultado pobrísimo (4%).

La gran nota de la noche la dio el voto en blanco: cerca del 20% de los que fueron a votar. Ningún opositor consiguió tanto.

Juntos por el Cambio no logró acordar una fórmula única. Se dio un pequeño duelo entre Horacio Rodríguez Larreta, que apoyó al diputado nacional Héctor Stefani, y Patricia Bullrich, que viajó a respaldar al senador radical Pablo Blanco. A los dos les fue mal, pero Stefani tuvo el consuelo del segundo lugar, con el 11%. Blanco, con poco menos de 6%, terminó cuarto.

Hubo una baja en la participación, que pasó del 73,88% al 71,58%.

La intendencia de Ushuaia seguirá gobernada por el dirigente de La Cámpora Walter Vuoto.

En 2021 el Frente de Todos le había ganado a Juntos por el Cambio 39,7% a 28,9%. En esas elecciones aparecieron los liberales de Republicanos Unidos, que obtuvieron 6,8%. Ahora, con el apoyo de Milei y la candidatura de la pastora evangélica Andrea Almirón, sumaron el 7,5%.

¿Cómo le fue al Frente de Todos en las ocho elecciones que ya se celebraron?

Los tres gobernadores que integran formalmente el Frente de Todos fueron reelegidos sin contratiempos. Ricardo Quintela (La Rioja), Ziliotto (La Pampa) y Melella (Tierra del Fuego) seguirán al mando de sus provincias, con márgenes de votos similares a los obtenidos en 2019. El salteño Sáenz es aliado del Gobierno y también ganó, aunque se muestra en su provincia como autónomo del FdT.

En los distritos donde no gobierna el desempeño de la coalición peronista fue errático. Se presentó dividido en tres o cuatro fórmulas y muy lejos de competir por el poder en Neuquén, Río Negro, Jujuy y Misiones. Algunos kirchneristas acompañaron a ganadores como Alberto Weretilneck, en Río Negro. En Salta también hubo tres boletas peronistas-kirchneristas por fuera de la de Sáenz.

¿Qué papel está haciendo Juntos por el Cambio en lo que va del año?

Le ha costado hacer pie en casi todas las elecciones provinciales que ya se celebraron. Ganó con holgura el único distrito que puso en juego, Jujuy, donde Gerardo Morales logró imponer a su delfín, Carlos Sadir. Después fue partido en Neuquén (algunos de sus dirigentes integraron el frente ganador de Figueroa), Río Negro y Tierra del Fuego. Quedó muy lejos en Misiones y La Rioja y no pudo hacer temblar a Ziliotto en La Pampa (donde se había ordenado con una PASO en febrero).

¿Qué pasa con el fenómeno de Javier Milei en las provincias?

El huracán Milei fue hasta ahora una brisa en las provincias donde se votó. Después de una experiencia decepcionante en Río Negro y Neuquén (sus candidatos terminaron cuartos, con menos de 10%), el economista libertario decidió sacarle el cuerpo a la mayoría de los comicios anticipados y desconoció a candidatos que se presentaban como sus delegados. Solo acompañó a Martín Menem, en La Rioja, que terminó tercero con 15%, lejos de su expectativa. En Tierra del Fuego viajó a respaldar a la pastora evangélica Almirón, que sacó 7 puntos. Ahora se espera el resultado de Ricardo Bussi, su aliado en Tucumán, donde las elecciones fueron suspendidas por la Corte Suprema.

¿Se distingue un cambio en la participación de los votantes?

La baja de asistencia votar se registró en todas las provincias tomando como base de comparación las elecciones equivalentes de 2019, también anticipadas en los 8 distritos que ya eligieron gobernador. En La Rioja y Jujuy la merma alcanzó el 10%, mientras que en Misiones fue del 7%, en La Pampa, de casi 6% y en Río Negro, del 5%. Es una señal de alarma de cara a las elecciones presidenciales. En algunas provincias se votó incluso menos que en las legislativas de 2021, que habían marcado un piso de participación ciudadana.

P/ag.agencias.ln.cl.ifb.vfn/gt.

Últimas Noticias

¿Tengo que pagar la prepaga? Preguntas y respuestas para entender los cambios en la salud

El Gobierno dispuso hoy un cambio profundo en el cálculo de precios de la medicina prepaga, tras la disputa...

Más Noticias