Inicio Noticias Destacadas España. “Con marcado acento feminista” será el gabinete de Sánchez para la próxima legislatura

España. “Con marcado acento feminista” será el gabinete de Sánchez para la próxima legislatura

0
España. “Con marcado acento feminista” será el gabinete de Sánchez para la próxima legislatura

Madrid. El recién reelegido presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confirmó este 20 de noviembre la conformación del nuevo gabinete en el que 12 ministerios estarán encabezados por mujeres. Después de cuatro meses de estancamiento político tras las elecciones legislativas y anticipadas no concluyentes del pasado 23 de julio, Sánchez repite funciones, pero encara un periodo que se prevé plagado de tensión, especialmente tras el acuerdo sobre la polémica ley de amnistía que le dio los votos de los independentistas catalanes para ser investido.

Un gabinete “con marcado acento feminista” y “continuista en el área económica”. Así describió el reelegido presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a su equipo de gabinete para la próxima legislatura.

El líder socialista mantiene los 22 ministerios del periodo anterior, entre los cuales solo incorpora nueve caras nuevas y 12 estarán dirigidos por mujeres.

Entre los ministros que seguirán en el mismo cargo se destaca Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, aunque es favorita en la carrera por la Presidencia del Banco Europeo de Inversiones (BEI), cuyo nuevo directivo será anunciado el próximo diciembre. En caso de ser elegida, tendrá que abandonar el Ejecutivo y Sánchez se verá obligado a sustituir a un ministro en menos de un mes de su nueva legislatura.

También continúa en sus funciones Félix Bolaños, al preservar el Ministerio de la Presidencia y Relaciones de las Cortes, pero, además, asume la cartera de Justicia.

Se trata del hombre de confianza del presidente del Gobierno y artífice de la ley de amnistía, el polémico proyecto con el que el oficialismo obtuvo a cambio el respaldo de los diputados catalanes para finalmente ser investido el pasado jueves 16 de noviembre.

Asimismo, Bolaños seguirá a la cabeza de la Comisión General de Secretarios y Subsecretarios, en la que se preparan los Consejos de Ministros y se decide qué medidas se elevan para ser aprobadas o no.

Este es “un equipo político de alto nivel para una legislatura política de alto nivel (…) Son personas capaces de gobernar, pero también de llegar a acuerdos”, subrayó Pedro Sánchez.

También conservan la titularidad de carteras: la ministra de Energía, Teresa Ribera, la ministra de Presupuesto, María Jesús Montero y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

Sumar mantiene cinco carteras; ocho ministros salen del Gobierno

La bancada conserva su cuota de poder con cinco departamentos, los mismos que la legislatura anterior.

La líder de esa coalición de izquierdas, Yolanda Díaz, -y quien jugó un papel fundamental en las negociaciones con los independentistas catalanes, que finalmente dieron sus cruciales votos para la reelección de Sánchez la semana pasada- mantiene sus cargos: vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social.

Asimismo, el dirigente de la coalición progresista incorporó una nueva vicepresidencia, todas encabezadas por mujeres, por lo que habrá un total de cuatro. La novedad está en la cartera del Ministerio de Hacienda, cuya segunda titularidad estará a cargo de María Jesús Montero.

¿Quiénes quedan fuera de la nueva legislatura? Irene Montero, que lideraba el Ministerio de Igualdad; Pilar Llop, que ejercía como ministra de Justicia; Raquel Sánchez que deja el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el cual pasa a estar a cargo del socialista Óscar Puente; Héctor Gómez, hasta ahora ministro de Industria, Comercio y Turismo, que será reemplazado por Jordi Hereu, del Partido Socialistas de Cataluña y exalcalde de Barcelona; Miguel Iceta, que sale de la cartera de Cultura y Deporte; José Miñones, que abandona el Ministerio de Sanidad; Ione Belarra, líder de Unidas Podemos que ya no tendrá la cartera de Derechos Sociales y Agenda 2030.

“Han echado a Podemos del Gobierno”

Esta fue la reacción de la bancada política, que se diluyó en la coalición Sumar, de cara a las pasadas elecciones generales del 23 de julio, tras conocer que no estará a cargo de ninguno de los ministerios del nuevo gabinete.

El pasado viernes 17 de noviembre, el partido rechazó la oferta de Yolanda Díaz de nombrar a Nacho Álvarez como ministro de Derechos Sociales. Finalmente, la bancada, considerada de extrema izquierda, no liderará ninguna de las carteras del gabinete.

“Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han echado a Podemos del Gobierno. Es un grave error y una mala noticia para España. Cercena cuando no limita las posibilidades de cambios reales que necesita el país”, afirmó el portavoz del partido, Pablo Fernández, en una rueda de prensa.

Sus declaraciones se produjeron luego de que se conociera que Ana Redondo sustituirá a Irene Montero, de Unidas Podemos, como ministra de Igualdad, quien protagonizó una de las mayores polémicas de la legislatura anterior: la conocida como ley ‘Solo sí es sí’, que indujo a la reducción de penas e incluso numerosas excarcelaciones para criminales sexuales.

Sánchez encara una legislatura de constantes desafíos

El Gobierno de coalición, entre el PSOE y Sumar, solo tiene 152 escaños de los 350 del Parlamento. Y, por tanto, tendrá que cerrar acuerdos con los partidos regionales para aprobar leyes esenciales, como el presupuesto para el 2024 y el aumento del salario mínimo.

Pero desde ya se prevén dificultades para aprobar medidas en un Gobierno con minoría parlamentaria e, incluso, hay quienes cuestionan si Sánchez logrará cumplir la totalidad de los cuatro años de gestión ante las fuertes fricciones.

Aunque Sánchez terminó obteniendo tres votos más de los requeridos para ser investido con la mayoría absoluta, se trató en un acuerdo de investidura, no de legislatura, remarcaron los políticos de Junts per Catalunya, antes de dar sus cruciales siete votos, pero cuyo respaldo será evaluado constantemente, según el cumplimiento de las ambiciones a las que aspiran.

En el corazón de ellas, una vía para un referendo sobre la independencia de Cataluña, asunto altamente sensible dentro y fuera del Legislativo español.

Además, aún están por verse las posibles dificultades para aprobar la ley de amnistía. El conservador Partido Popular (PP) y Vox, de extrema derecha, no solo adelantan que bloquearán la medida, sino que han encabezado los llamados a las protestas que se han extendido en las últimas semanas para expresar el rechazo de sectores de la sociedad frente a la eventual norma.

En el marco de las complejidades, el pasado 14 de noviembre, el pleno del Senado aprobó la reforma del Reglamento, la cual apunta a dilatar su validación, pese a las reticencias de la izquierda, que considera el cambio reglamentario como inconstitucional.

Como si fuera poco, Unidas Podemos ya había advertido que se separaría de Sumar si se confirmaba su exclusión del nuevo gabinete, como finalmente denunció este lunes.

La gobernabilidad de Sánchez quedaría en manos de partidos regionalistas e independentistas, como Junts o Esquerra Republicana, que constantemente amenazan con retirarle el apoyo al líder del Gobierno, de no obtener sus pretensiones.

INT/ag.agencias.europapress.rt/rp.