domingo 21 julio 2024

Demoran la salida del cepo cambiario y toman medidas para contener al dólar

Más Leídas

En medio del incipiente clima de incertidumbre cambiaria, el Gobierno se decidió por completar la limpieza de balance del Banco Central (BCRA) con el objetivo de apagar “el segundo motor de emisión monetaria”. Lo hace tras haber terminado con la asistencia al fisco y con la intención de agregar al “déficit cero la emisión cero”, según anunció en una conferencia de prensa el ministro de Economía, Luis Caputo.

Lo que el titular del Palacio de Hacienda denominó “segunda etapa del plan de estabilización”, consistirá entonces en terminar con el proceso de migración de deuda del Banco Central (BCRA) al Tesoro, que habían iniciado en mayo –pero que dejaron en pausa este mes– “para dar más certidumbre a los tenedores de pesos y bajar la ansiedad sobre la salida del cepo”, según explicó.

Fue antes de ratificar que para ese momento aún “no hay fecha”. Caputo dijo que “se llegará a esa instancia si se cumplen determinados parámetros económicos”. Luego volvió a ratificar que no se evalúa ningún cambio en la política cambiaria: “Continuará el crawling peg del 2% mensual para la actualización del dólar oficial y el dólar blend”, dijo con relación a la posibilidad concedida a los exportadores de liquidar un 20% de las divisas que generen por el dólar contado con liquidación (CCL), aunque eso le restó al BCRA la posibilidad de sumar otros US$8000 millones a sus reservas en estos primeros siete meses.

El ministro estuvo acompañado en la presentación por el presidente del BCRA, Santiago Bausili, quien le restó importancia a la pérdida de reservas por intervenciones sobre el mercado con que cerró esa entidad este mes. “Si se fijan bien, en los propios papeles con el FMI [Fondo Monetario Internacional] tenemos previsto un saldo negativo para esta parte del año. Lo único novedoso es que se adelantó algo y fue por un invierno anticipado”, aseguró.

La conferencia consistió en tratar de explicar el concepto de “emisión cero” que había anunciado por la mañana el propio presidente Javier Milei en una entrevista con LN+. “Lo que quiere decir es que vamos a cerrar otro factor emisión: el que surge del pago de los intereses de la deuda del BCRA”, explicó Caputo.

Esa etapa, que el ministro de Economía caracterizó como la “segunda del plan de estabilización”, arrancará el lunes cuando comiencen las reuniones con los bancos para ofrecerles que suscriban una Letra del Tesoro con cupón de intereses flotante, con los pesos que aún tienen depositados en la playa de estacionamiento del BCRA.

Allí, vale recordar, se mantienen aproximadamente unos $19 billones, que sólo en un 37% pertenecen a los bancos privados.

“Vamos a reemplazar los pasivos del BCRA por los del Tesoro y será el Tesoro el que pagará los intereses. Es decir, el Tesoro se compromete doble a su perfomance fiscal”, valoró Bausili, quien explicó que ese nuevo instrumento servirá para fijar además la nueva tasa de referencia del Banco Central para el mercado en adelante.

“El BCRA va a seguir administrando la política monetaria, pero ya no sufrirá la consecuencia de que el movimiento en la tasa de interés resulte en mayor emisión monetaria”, sostuvo explicando que esta decisión “le devuelve autonomía” y regresa grados de libertad para “fijar la tasa de interés sin preocuparse por el daño que puede causar sobre su propio balance”.

De este modo, ahondó Bausili, el BCRA podrá moverse “más rápido y cómodamente a una tasa positiva en términos reales y recuperar la herramienta que el tiene para enfocarse en su principal objetivo: eliminar la inflación”.

La migración a un esquema de tasa de interés positiva en términos reales, es decir, algo superior a la inflación, es un pedido del FMI quien no casualmente anoche recibió con “beneplácito a las medidas anunciadas por el ministro de economía, Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, para reforzar el marco de política monetaria”, según fuentes del organismo.

El proceso de migración de deuda del BCRA al Tesoro se había activado en mayo, cuando el Tesoro empezó a emitir Letras de Capitalización (Lecaps) a corto plazo que pagan tasas mayores a la que los bancos reciben por mantener sus pesos en pases pasivos y flexibilizó los criterios de exposición al riesgo público que puede asumir esas entidades con el fin de facilitar esas operaciones. Fue cuando ese pasivo del BCRA, que todavía lo obliga a emitir unos $2 billones por mes para cumplir con el pago de intereses, cayó de $35 a $22 billones.

Ahora, el Gobierno lo reimpulsa en un intento por dar mayor previsibilidad al mercado y calmar “ansiedades sobre la salida del cepo”, admitió Caputo en la conferencia.

El ministro de Economía, que negó estar enamorado de las restricciones cambiarias –como lo acusan algunos economistas privados– ubicó a la salida del cepo en “una tercera etapa del plan, la que va a ser una etapa de crecimiento”, con lo que admitió que el cuadro recesivo actual de la economía se extendería por unos meses más.

Pero insistió en que esa nueva etapa no “tiene fecha”, sino que a ella se llegará “por parámetros de orden macroeconómico. No queremos sobresaltos en la gente, como una potencial suba del dólar, que genera más inflación, desempleo y todas cosas que los argentinos ya han visto durante mucho tiempo”.

“Buscamos que la gente entienda la robustez del programa y que esto nos va a permitir profundizar el proceso de desinflación y, de esa manera, darnos el tiempo para salir de las restricciones cambiarias cuando las condiciones están dadas”, agregó Caputo.

Además, volvió a cargar contra los que auspician una nueva devaluación de peso y reiteró que la idea del Gobierno es trabajar sobre la competitividad cambiaria “reduciendo impuestos. En este sentido, confirmó que “habrá una reducción de la alícuota del impuesto PAIS”, como ya había anticipado semanas atrás.

“Lo vamos a bajar, como dijimos desde el día uno. Va a ser tan pronto sea reglamentada e implementada la Ley Bases y el Tesoro empiece a recibir los ingresos del paquete fiscal. Seguramente sea entre agosto y septiembre”, avizoró.

EN/ag.medios.ln.jb.cl.ifb./gr.

Últimas Noticias

Cuaderno de opiniones: “El juicio en ausencia no admite más dilaciones”

Por Dr. Jorge Enríquez (*)***** Hace cinco años, siendo diputado nacional, presenté un proyecto de ley sobre el juicio penal...

Más Noticias