sábado 30 mayo 2020

Vinieron por todo: el gobierno asume facultades del Congreso

Más Leídas

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de...

La Casa Rosada avanza sobre la independencia de poderes. Todo el arco opositor se manifestó en la misma dirección. Desde Juntos por el Cambio, Consenso Federal, el socialismo y el peronismo federal coinciden en denunciar al Gobierno por avasallar facultades propias del Congreso. En esta oportunidad se trata del manejo discrecional de las partidas presupuestarias.

Con el DNU 475/2020 dictado el domingo pasado, el gobierno de Alberto Fernández aumentó en 498 mil millones de pesos el gasto público y suspendió por lo que resta del año el tope del 5% fijado en el artículo 37 de la ley de Administración Financiera para reasignar las partidas presupuestarias. De esta manera brutal el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, detentará «superpoderes» para manejar los recursos públicos sin topes de ninguna naturaleza, es decir discrecionalmente.

En la administración de Mauricio Macri, se puso un límite a las reasignaciones por la Ley 27.342: 7,5% en 2017 y 5% a partir de 2018. La Ley de Emergencia sancionada en diciembre de 2019 lo retrotrajo a 7.5%. Y el DNU dictado por el Presidente Alberto Fernández consuma un hecho de enormes consecuencias institucionales al desconocer una facultad propia de otro poder.

Esta medida, como se descontaba, no tardó en despertar la reacción de Mario Negri, presidente del bloque de Juntos por el Cambio, quien afirmó: «El artículo cuarto del DNU 457/20 del presidente Alberto Fernández cercena definitivamente cualquier facultad del Congreso de la Nación en materia presupuestaria. Sin límites puede disponer de las reasignaciones presupuestarias sin ninguna autorización. A todo esto seguimos sin presupuesto».

Los diputados Negri, Alfredo Cornejo (Presidente de la UCR) y Gustavo Menna (UCR Chubut), presentaron un proyecto de ley para dejar sin efecto los artículos del decreto de necesidad y urgencia que otorga facultades extraordinarias al jefe de Gabinete.

En el mismo sentido se pronunció el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina (PRO Santa Fe): «La atribución que se le ha conferido al jefe de Gabinete implica transferirle las atribuciones del Congreso, debido a la eliminación del límite previsto en el suspendido artículo. Ahora, el jefe de Gabinete podrá reestructurar la totalidad del presupuesto. A mi modo de ver, esa atribución constituye un exceso que la torna inconstitucional».

El Diputado Alejandro Cacace (UCR – San Luis), expresó en su cuenta de Twitter “que volvemos al estado previo a 2016 de superpoderes presupuestarios ilimitados, lo que resalta es que ni siquiera el Congreso modificó los límites, sino que el Ejecutivo se los sacó sólo por decreto y suspendió la vigencia de la ley.

La Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que sigue sin reunirse, debería abocarse al tratamiento de todos los DNU, lo que resulta funcional a los objetivos del oficialismo, ya que el decreto está vigente y solo podría derogarse por decisión de las dos cámaras, un hecho imposible.

La diputada Gabriela Lena de Juntos por el Cambio, advirtió que el Gobierno: «Los argentinos nos eligieron a los legisladores para defender sus derechos en el Congreso, pero con el Congreso clausurado y las decisiones concentradas en el Ejecutivo Nacional, se están cometiendo arbitrariedades y nos impiden ejercer la representación para la que fuimos electos».

El gobierno no descansa en su estrategia, a esta altura evidente, destinada a concentrar el poder. En diciembre el pretexto fue la crisis económica en medio de la transmisión del mando, ahora es la pandemia y mañana será otra cosa, pero lo que se mantiene inalterable es la falta de apego al funcionamiento del sistema democrático y a las normas que lo rigen.

Cinco meses de gobierno pueden ser muy poco tiempo para asentarse en la función de gobierno, crisis económica y pandemia mediante, pero resultan más que suficientes para tomar debida nota de la deriva autoritaria en la que se embarcó el tándem Fernández-Fernández.
CC/rp.

Últimas Noticias

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de Estado Mayor Conjunto de la...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de tomar una participación accionaria en...

El fiscal Di Lello investiga al ex presidente Macri por presunto espionaje

La interventora la AFI, Cristina Caamaño, presentó una denuncia contra la cúpula del organismo durante la gestión de...

La adhesión al ATP restringe el uso y distribución de las utilidades comerciales

La crisis financiera de las empresas, a causa de las medidas para enfrentar la pandemia del Covid-19, determinó, para asistirlas, ...

Más Noticias