jueves 21 enero 2021

“Portezuelo del Viento” un proyecto de magnitud que confronta a Mendoza con el Gobierno Nacional.

Más Leídas

El arte de Tana Pujals. «Cuando descubrí los peces»

Cuando uno es retratista de animales, como yo, existen algunos de ellos que no me inspiran. Será por no...

Cuaderno de opiniones: Milagro Salas no es una perseguida política

Por Mario ElgueConocí y traté a Milagro Sala. Ello ocurrió en oportunidad de trabajar como consultor externo del PROSAP,...

EE.UU. Con Biden en la Casa Blanca comienza un período con grandes expectativas

Por Atilio Molteni-EmbajadorAl asumir la presidencia el 20 de enero Joe Biden, en una ceremonia de características inusuales debido...

Se trata de la mayor obra hidroeléctrica de Mendoza, que corre el riesgo de volver a ser demora por una polémica que estalló a partir de una reunión sostenida, en junio de este año, en el Ministerio del Interior, por las provincias de Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y La Pampa, que solicitaron la realización de un nuevo estudio de impacto ambiental sobre toda la cuenca del río Colorado y la realización de audiencias públicas, como condición para su aprobación.

La moción contó con la aprobación de las cuatro provincias, pero recibió el rechazo de Mendoza por considerar que dicho estudio ya existe, razón determinante para que su gobernador solicite un laudo presidencial. Debe señalarse que las provincias mencionadas integran COIRCO –Comité Interjurisdiccional del Río Colorado- creado en 1976 con el objetivo de asegurar la ejecución del Programa Único de Habilitación de Áreas de Riego y Distribución de Caudales del Río Colorado, que en mayo de 2019 había aprobado la realización del proyecto.

En esa reunión, llevada a cabo en el ministerio del Interior, con la presencia de todos los gobernadores de la provincias involucradas, el titular de la cartera Rogelio Frigerio, dio a conocer el estudio de impacto ambiental regional de la obra Portezuelo del Viento, realizado por la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional de La Plata, el que fue debidamente aprobado por el Comité Ejecutivo del organismo de cuenca. En ese acto se entregaron las copias del voluminoso estudio a todas las provincias que integran COIRCO. Luego de eso, los presentes firmaron el acta que avala los resultados a favor de realizar la obra.

Ahora ante el nuevo reclamo, de realizar otro estudio ambiental, por parte de cuatro de las provincias que integran la cuenca, que giran en la órbita política del Frente de Todos, se han despertado enormes suspicacias en una provincia gobernada por el Radicalismo. Y temen que Alberto Fernández utilice el laudo, como una herramienta de presión, para que los mendocinos apoyen ciertas leyes o medidas consideradas clave por el Gobierno Nacional.

Los alcances del proyecto
La presa es la mayor obra de ingeniería civil de la historia de Mendoza. Con una altura de 185 metros, va a ser una de las represas más grandes del planeta. Ubicada sobre el Río Grande, en el departamento de Malargüe, tendrá capacidad para abastecer de energía a 130.000 usuarios, cuatro veces más de lo que genera el dique Potrerillos.

Portezuelo del Viento, además, aumentará la superficie de riego para producción agrícola y ganadera y creará un nuevo polo turístico. Con una altura de 185 metros, va a ser una de las represas más grandes del planeta.

El Proyecto se ubica a 20 kilómetros de la localidad de Las Loicas y a media hora de la ciudad de Malargue, está planteado para cumplir con múltiples propósitos, permitirá proteger la cuenca media y superior del Río Colorado de crecidas intempestivas, y aumentará la garantía de riego para agricultura y ganadería en el sur de Mendoza.

Alrededor del dique se contempla la ejecución de otras obras relacionadas, como la relocalización del pueblo Las Loicas en la costa del lago, un nuevo tramo de la ruta nacional 145 y de la ruta provincial 226, la construcción de una sala de máquinas y el tendido eléctrico para conectar la presa con el sistema interconectado nacional.

La zona de Malargüe y el Río Grande
Ubicado en el sur de Mendoza, en la cordillera de Los Andes, el Río Grande es el principal afluente del Colorado, el más septentrional de la Patagonia argentina. Nace en el corazón de la montaña, en el imponente paisaje andino, cerca del límite con Chile. Con un promedio de 107 m³/s de caudal, el río recorre 127 kilómetros y se alimenta de arroyos de deshielo y de precipitaciones níveas.

La cuenca superior está formada por una serie de altos con un desnivel que lo convierte en un recurso ideal para la construcción de represas. Al confluir con el río Barrancas forma el río Colorado, en el límite entre Mendoza y Neuquén, que luego recorre La Pampa y Río Negro para desembocar en Buenos Aires.

Con el propósito de regular el uso compartido del recurso hídrico, se creó en 1976 el Comité Interjurisdiccional del río Colorado (COIRC0), que incluye a las cinco provincias por las que pasa el Colorado. El Comité, que tiene la responsabilidad de procurar una distribución razonable y equitativa de las aguas en beneficio común, dio su aprobación definitiva para la ejecución de Portezuelo.

Una de las presas más altas del planeta
Portezuelo del Viento tendrá una presa de hormigón compactado a rodillo de 185 metros de altura, con capacidad para almacenar 2 mil hectómetros cúbicos de agua. Además de la presa, la construcción incluye una central hidroeléctrica asociada, equipada con 3 turbinas Francis de 30 MW cada una, alimentado por un túnel de 700 m de largo y 6 m de diámetro, y una tubería forzada de 40 m de largo.

La central tendrá una potencia instalada de 210 MW, que generará a lo largo de un año una energía media de 889 GWh, suficiente para abastecer aproximadamente a 130.000 hogares.

El dique tendrá un vertedero curvo, diseñado para una crecida prevista cada diez mil años, de 1600 m³/s. En total, se utilizarían casi diez millones de metros cúbicos de materiales sueltos y hormigón. Por último, el proyecto requiere la construcción de una línea de alta tensión hasta la ciudad de Malargüe, de unos 75 km de longitud, hasta conectar al sistema nacional de electricidad.

Para complementar las obras, el Estado reubicará a unas 200 familias que viven en Las Loicas, una pequeña localidad sobre la ruta 145. El nuevo pueblo se ubicará en la costa sur del lago, en una región con altísimo potencial turístico que además contará con nuevas rutas.

Una historia de 70 años
El potencial del Río Grande comenzó a formar parte de los planes del Estado en 1950 cuando se encararon los primeros estudios para la construcción de una gran represa en Malargüe, aunque la idea quedó en suspenso con el derrocamiento de Juan Domingo Perón en 1955.

Años más tarde, en 1968, se volvieron a encarar estudios sobre la utilización del Río Grande para aumentar las zonas de riego. En 1972, el Estado Nacional cerró un contrato con la empresa Harza para extender los estudios a la factibilidad de una represa eléctrica.

En 1993, Mendoza sancionó la Ley N°6.064, que declaró la obra hidroeléctrica y de diversificación del riego de interés provincial. Con esta sanción se hicieron nuevos estudios de factibilidad.

En 2006, el entonces gobernador Julio Cobos y el ex presidente Néstor Kirchner y firmaron un acuerdo extrajudicial para la construcción de la presa, en compensación por los perjuicios ocasionados a Mendoza por la promoción industrial, que beneficiaba a las vecinas provincias de Cuyo en detrimento de la economía local.

Finalmente, en 2016, el presidente Mauricio Macri y el gobernador Alfredo Cornejo firmaron un convenio que aceleró todos los procesos. En 2017 se realizaron los estudios geológicos y geotécnicos, además de aprobarse las normas de llenado por parte del COIRCO. Al mismo tiempo, la Universidad Nacional de Cuyo terminó sus informes arqueológicos y antropológicos con resultados positivos.

En mayo de 2019, el gobernador Cornejo presentó ante el Comité el estudio de impacto ambiental, que demuestra los múltiples beneficios no solo para Mendoza, sino para las provincias vecinas, que traerá la concreción del dique y sus obras asociadas.

En un próximo artículo abordaremos la situación política generada a partir de tres hechos relevantes: 1) la solicitud elevada al Presidente Fernández por parte de Mendoza para laudar en el conflicto; 2) la marcha del proceso licitatorio para la construcción de la presa. 3) el tratamiento de las denuncias a los funcionarios de las provincias integrantes del COIRCO y del gobierno nacional que, de acuerdo a quienes las impulsan, desconocen los compromisos asumidos oportunamente.
PR/CC/rp.

Últimas Noticias

EE.UU. Biden se compromete a estabilizar la nación: ‘Toda mi alma está en esto’

Washington DC. En su discurso inaugural, el nuevo presidente apeló a los temas de unidad nacional y compromiso bipartidista....

Más Noticias