Inicio Política Migraciones, la derogación del Dto. 70/2017 abrió polémica en la interna oficialista

Migraciones, la derogación del Dto. 70/2017 abrió polémica en la interna oficialista

Florencia Carignano, Directora Nacional de Migraciones, descalificó las críticas que surgieron desde Juntos por el Cambio, ante la decisión de la administración Fernández, que derogó el decreto por el cual se prohibía el ingreso a las personas que presenten documentación falsa u omitan informar sobre sus antecedentes penales.

Pero dentro del oficialismo, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berní, afirmó: “Todas las sociedades del mundo eligen a quiénes abrir sus puertas. En nuestro caso, la exigencia de no tener antecedentes penales para poder entrar y permanecer en el territorio nacional no pareciera ser una extravagancia ni un requisito irrazonable o descomedido.”

Para Carignano, el objetivo del Gobierno es que los que cometan un delito tengan la posibilidad de defenderse, que las penas se cumplan y que los extranjeros regularicen su situación y remarcó que lo que modifica la derogación del Dto. 70/2017 son los tiempos procesales, ya que cuando una persona extranjera delinquía en el país tenía 3 días para defenderse. “El abogado no llegaba ni siquiera a ver la causa, es inconstitucional, porque va en contra de los tratados internacionales que firmó Argentina y del debido proceso”.

Berni, por su parte tiene otra visión: “No entiendo los fallos judiciales que consideran discriminatoria la cláusula de no tener antecedentes penales para entrar al país” escribió en Infobae, y reiteró: “Durante años impulsé que el extranjero que delinque en nuestro país sea expulsado a su país de origen. Por eso es que no comparto el decreto que torna más dificultoso y lento dicho procedimiento, perdemos demasiado tiempo en los pretendidos derechos de última generación, en desmedro de los derechos más básicos y elementales: vida, seguridad, trabajo, salario y propiedad”.

La titular de la Directora Nacional de Migraciones, en declaraciones radiales, manifestó: “Nosotros queremos que no exista la inseguridad ¿A quién se le ocurre que queremos dejar delincuentes en el país?”y afirmó que lo que busca el Gobierno es que los extranjeros regularicen su situación. “Nosotros no queremos que haya personas irregulares en la Argentina, porque son mano de obra barata y fomenta la trata de personas. Queremos que vengan y trabajen. ¿Mira si a nuestros abuelos los hubiesen deportado en el próximo barco porque no sabían cómo hacer el trámite para regularizar su situación?”.

La controversia quedó instalada, y exhibe una diferente visión sobre el problema de la migración. El ministro bonaerense de Seguridad considera: “que no se trata de estigmatizar al extranjero. Se trata de exigir algo mínimo, algo básico: que las personas que quieran asentarse en nuestro país no hayan delinquido, ni más ni menos, tan sólo que quienes quieran vivir entre nosotros carezcan de antecedentes penales” y finalmente Berni escribió: “Durante años impulsé que el extranjero que delinque en nuestro país sea expulsado a su país de origen. Por eso es que no comparto el decreto que torna más dificultoso y lento dicho procedimiento.”
P/SD/v-vfn/gr.rp.

Salir de la versión móvil