sábado 3 diciembre 2022

Formosa. Insfrán debería desplazar a Jorge González, el hombre fuerte de su administración, dudas que pueda hacerlo

Más Leídas

Formosa. Jorge Abel González es el jefe de Gabinete, en su puño reúne los ministerios de Justicia, Seguridad y Trabajo, y depende, de él, el jefe de la policía provincial. En síntesis la suma del poder provincial. A ese funcionario es el que, desde la Casa Rosada, le han “sugerido” que debe despedirlo. En los oídos de Insfrán, en su reciente paso por Balcarce 50, le hicieron resonar la caída del clan Saadi en Catamarca, en épocas de la presidencia de Menem, y el derrumbe de los Juárez en Santiago del Estero, durante la gestión de Néstor Kirchner, en la que Alberto Fernández era jefe de Gabinete.

Con cierta frustración el gobernador formoseño regreso a su provincia. Su intento de lograr un manifiesto respaldo del Presidente, solo se reflejó una foto, circunstancial, durante la firma del “Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género”, al que asistieron los mandatarios provinciales, en el Museo del Bicentenario, y donde sus esperanzas de un encuentro a solas con el Primer Mandatario se diluyeron. Insfrán, volvió sobre sus pasos, y en su regreso a Formosa, a bordo de un LearJet 60 de la empresa Baires Fly S.A, seguramente pensó como superar la crisis internad de su gabinete que le impidió despedir a González.

Sin nada más que una “fotito” en sus manos, Insfran junto al superministro Jorge Abel González, que se supone debería renunciar, divulgaron un comunicado en el que se precisa: “que como consecuencia de las marchas ocurridas en la provincia, está en curso una causa judicial por ‘Instigación a cometer delitos, lesiones graves, daño y artículo 205 del Código Penal’ contra manifestantes y un sumario administrativo para investigar posibles abusos entre los agentes policiales que actuaron.”

En un extenso comunicado, el gobierno de Insfrán trata de explicar que: “ante la convocatoria por redes sociales a una movilización para el día viernes 5, la autoridad policial puso en conocimiento a la autoridad judicial competente de las informaciones recabadas en relación a la potencial agresividad con que actuarían los manifestantes con intención de incendiar la Casa de Gobierno”, trata luego de describir los hechos, según la visión oficial: “Los manifestantes llegaron rompiendo vallados, destrozando veredas para hostigar la fuerza policial” y que “extendiendo sus acciones violentas contra distintos edificios públicos, entre ellos la Legislatura Provincial y el Instituto de Asistencia Social”.

El comunicado sostiene que ante ello, la Policía aprehendió a varias de estas personas que realizaban actos vandálicos y los trasladó hasta la Comisaría Seccional Primera, hecho “que hizo que los manifestantes se desplazaran hacia allí intentando ingresar por la fuerza a la Comisaría”. Señala también el Gobierno “que se logró la aprehensión de 81 de estas personas en la vía pública y que fue informada la Jueza de Turno Dra. Laura Karina Paz que sustanció una causa judicial por Instigación a Cometer delitos, lesiones graves, daño y artículo 205 del Código Penal.

Nada dice sobre las motivaciones de la protesta, y casi como una ironía hacía el final el comunicado remarca: “Las manifestaciones de cualquier sector de la ciudadanía deben ser respetadas y la actuación disuasiva de las fuerzas debe ser acorde a la situación que debe enfrentar, tratando de evitar por todos los medios la violencia. Por ello se ordenó la sustanciación de un Sumario Administrativo a los fines de determinar la responsabilidad policial por eventuales abusos”.

La periodista y abogada Julieta González, que fuera brutal e ilegalmente detenida por la policía provincial, en el Día Internacional de la Mujer, que luego de ser liberada mantuvo encuentros con la titular del Pro, Patricia Bullrich, y el diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolfk, sostuvo que en sus diálogos buscó “impulsar formalmente el Remedio Federal, que comience a ponerle límites a los desbordes autoritarios de la fuerza de seguridad del Gobierno provincial, y a los brotes mesiánicos del Gobernador de la provincia, como alguna vez supo hacerlo el ejemplar juez federal Fernando Carbajal”.

Julieta González, aseguró a quién quiera escucharla, que “en Formosa no existe la división republicana de Gobierno, ni la independencia de los poderes, porque todos los organismos autárquicos están intervenidos, la Legislatura no funciona; es una mera Escribanía de Gobierno, y tanto los jueces provinciales como los federales son todos adictos taliban de la Fiscalía de Gobierno de Gildo Insfran, que desde hace 25 años tiene la suma del poder público en sus manos”.

Desde Clorinda, ciudad que se encuentra cerrada desde hace 180 días, la titular del PRO, Patricia Bullrich dijo:“¿para qué hay una cárcel si han convertido a toda la ciudad en una cárcel? Son todos presos de un sistema de un tirano que ha hecho de la provincia de Formosa un lugar donde todos están observados, mirados; donde el policía tiene miedo de desobedecer al patrón, donde el empleado público se tiene que esconder para sacarse una foto con nosotros”, y afirmó: “Insfrán es un tirano que gobierna esta provincia hace 25 años como si fuera el patrón de una hacienda. ¿Hay en Formosa justicia independiente? ¿libertad de trabajo? ¿libertad para circular? Me hicieron una denuncia por cumplir con la Constitución, circular libremente por mi país, por una de las 24 provincias de mi país”.

Por su parte el diputado nacional Mario Arce, UCR-JxC, dijo que “hemos presentado nuevamente una denuncia penal contra el gobernador Gildo Insfrán por abuso de autoridad; que no ha entendido el mensaje que le envió la gente” y anticipó que otros dirigentes nacionales de la UCR, como el presidente del interbloque de JxC, Mario Negri, se harán presentes en los días siguientes en la provincia.

Negri en Buenos Aires señaló: “Lo que hemos visto en Formosa es la imagen de la Argentina que no puede ser, mientras el gobierno nacional mira para otro lado por eso vamos a pedir la interpelación del ministro del interior, el secretario de Derechos Humanos que se fue a lavarle la cara a la represión prácticamente no tiene dignidad, debería irse del cargo”, y confirmó que el caso fue llevado ante la Comisión Interamericana, y ahora están pidiendo una visita “In Loco” es decir, que venga una visita de la comisión de Derechos Humanos a Formosa.
P/PR/BN/vfn/gr.rp.





Últimas Noticias

Brasil. Bolsonaro no reconoce abiertamente su derrota frente a Lula, aunque dice que cumplirá con la Constitución

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no se ha pronunciado este martes abiertamente sobre el resultado de...

Más Noticias