lunes 17 enero 2022

Causa espionaje ARA San Juan. Mauricio Macri apeló su procesamiento

Más Leídas

El abogado Pablo Lanusse apeló este lunes la decisión del juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, quien la semana pasada procesó a Mauricio Macri por presunto espionaje ilegal a familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan, y también por abuso de autoridad. Será la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata la que resuelva si confirma las acusaciones contra el ex presidente y si revoca la resolución del magistrado. El defensor sostuvo que hay 48 párrafos textuales que se repiten en el llamado a indagatoria y en el procesamiento.

«Ello así, por carecer esa decisión de debida fundamentación» y «el magistrado que expone su parcialidad, falta de independencia y prejuzgamiento en perjuicio de Mauricio Macri», sostiene la apelación a la que accedió Clarín.

Para el juez Bava, durante el gobierno de Mauricio Macri, se «realizaron tareas de inteligencia ilegal, las cuales consistieron en la obtención de información, producción de inteligencia y almacenamiento de datos sobre personas, por su opinión política o su pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias y de derechos humanos».

Entre esas tareas de «espionaje prohibidas por ley» se le imputó al ex presidente «haber dirigido numerosas de ellas a obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los tripulantes del submarino ARA San Juan, como así también del buque “El Repunte” y del buque “Rigel».

El accionar del ex presidente, para Bava, «generó las condiciones para que se lleve a cabo, almacene y utilicen datos sobre personas, por el solo hecho de sus acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales o comunitarias, y por la actividad lícita que desarrollaban, así como en virtud de haber pretendido influir en la situación institucional y política del país, en la vida interna de los partidos políticos, en asociaciones y agrupaciones legales de cualquier tipo y en las personas».

En base a ese desglose, le atribuyó también el delito de «abuso de autoridad de funcionario público en carácter de autor».

Al sustentar su decisión, el magistrado expresó que Mauricio Macri como presidente «era el máximo responsable de establecer los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional» y como tal «habilitó, posibilitó, generó las condiciones, acumulado información, hacer uso y no haber dispuesto el cese de la realización de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias, al menos en el período comprendido entre el mes de diciembre del año 2017 y finales del año 2018».

Contra todas esas acusaciones, se pronunció la defensa de Macri en la apelación presentada de 71 páginas. En ella, el abogado dijo que Bava, «viola los principios de proporcionalidad, razonabilidad y necesidad, mínima injerencia; por aniquilar el estado de inocencia” ante “ una pena anticipada por su trascendencia y afectación».

También criticó la decisión de restringir la salida del país de Macri, al respecto la réplica sostiene que aquello fue «sin motivo ni fundamentación alguna ni plausible la libertad ambulatoria, de circulación y de salir del país, afectándose con todo eso el pleno ejercicio de los derechos políticos que como líder de la principal fuerza de oposición despliega a nivel nacional e internacional el Sr. Mauricio Macri”.

Al momento de justificar el rechazo al procesamiento dictado, la defensa del ex mandatario en primer lugar dijo que la resolución del juez «carece de novedad, por ser una reiteración de lo que ya nos había anticipado el Juez subrogante en su decisión del 1° de octubre de 2021 -lo que nos llevó a recusarlo por temor fundado de parcialidad y prejuzgamiento”. Entonces, en un cuadro, comparó 48 párrafos que se repiten textuales en ambas resoluciones que se suponían, correspondían a instancias diferentes.

En este sentido, se indicó que la resolución cuestionada “continúa deambulando en reiteradas citas de aquel primer fallo del 1 de octubre de 2021, donde se convocó a declaración indagatoria a mi ahijado procesal y a partir de las cuales dijimos que nos encontrábamos en presencia de un juez parcial y que había prejuzgado en perjuicio» de Macri. Se volvió a sostener que ese «temor fundado, objetivo y demostrado, se ve hoy patentizado».

La defensa del ex presidente ya es conocida: «Como Presidente de la Nación jamás espié ni ordené espiar a nadie, y tampoco tuve carpetas con transcripciones de escuchas ilícitas de espionaje ilegal sobre ciudadanos. Jamás vi ningún informe de ningún familiar del ARA San Juan ni de ningún otro buque”, dijo en el escrito con el que se defendió el pasado 3 de noviembre, y agregó: «Jamás impartí órdenes para que se los espiara, jamás destiné recursos para tales fines, jamás ordené ni posibilité la realización sistemática» de tareas de inteligencia ilegal.

En función de dicha argumentación, el abogado Lanusse insistió en que el procesamiento dictado por Bava «carece de argumentación» y dijo que la misma «es aparente, segmentada, tergiversada, arbitraria, ideológica, producto de la parcialidad, ausencia de independencia, prejuzgamiento y compromiso personal, cognitivo, emocional y prejuicio del Sr. Juez Dr. Martín Bava con respecto al caso concreto».

P/ag.ln.cl.ls.ifb.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Colombia casi sesenta años de violencia irracional que no pasan al olvido

Por Luis Domenianni Ocurrió el último día de noviembre del 2021. Ese día, el secretario de Estado de los Estados...

Más Noticias