Inicio Economía y Negocios Combustibles. Hubo un mejor aprovisionamiento en la mayoría de las provincias, pero la crisis por la falta de nafta y gasoil no está totalmente solucionada

Combustibles. Hubo un mejor aprovisionamiento en la mayoría de las provincias, pero la crisis por la falta de nafta y gasoil no está totalmente solucionada

0
Combustibles. Hubo un mejor aprovisionamiento en la mayoría de las provincias, pero la crisis por la falta de nafta y gasoil no está totalmente solucionada

Mientras que en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires el problema de la falta de combustible comenzó a solucionarse entre el miércoles y ayer, en el interior del país habrá que esperar hasta este fin de semana para que el abastecimiento empiece a normalizarse.

En la Confederación del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha) comentaron que en el interior tuvieron cierto aprovisionamiento el lunes y martes pasados, pero ya muchas estaciones de servicio volvieron a quebrar stocks y están a la espera de la llegada de nuevos camiones. “Estamos a un 50%. Calculamos que recién sobre el fin de semana vamos a tener un abastecimiento más cercano a lo normal”, se afirmó desde la entidad.

En Salta y Jujuy, por ejemplo, aunque están llegando algunos camiones para abastecer a las estaciones de servicio, todavía la provisión está “lejos” de normalizarse. Sigue habiendo filas para cargar, en especial en las ciudades más importantes del norte. Como recién comienza el mes, ya está en marcha -como en todo el país– el cupo que ponen las petroleras y que, según dicen los estacioneros, es “algo menor” al que se venía registrando.

En Salta, tanto en las ciudades como en los pueblos, se ve mayor disponibilidad. “Están enviando todo a las ciudades y eso complicó la llegada al campo del gasoil a granel. Tardan 15 días”, comentó un productor ante la consulta de LN. Por su parte, el titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Manuel Pérez, afirmó que el abastecimiento se va normalizando, pero advirtió que el “proceso de distribución y envío de los camiones lleva su tiempo”. Estimó que para el fin de semana sería normal.

En Jujuy, en tanto, la mayoría de las estaciones mantiene un cupo que es mayor para las empresas (en especial las que brindan servicios esenciales) y luego hay otro para los particulares. “Se está normalizando gradualmente porque comenzó el cupo del mes”, señaló el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste, Faruk Jalaf.

En Formosa hay abastecimiento, aunque referentes de sectores productivos remarcan que las naftas premium cuestan “arriba de los $480 [el litro]″. En Chaco, fuentes ubicadas en Resistencia comentaron que en esa ciudad ya se consigue combustible. “Algunas estaciones cargan por determinado monto, pero hay”, dijeron.

En Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero la situación es similar. Pedro Llorvandi, titular de la Cámara de Expendedores santiagueña y tesorero de Cecha, indicó: “[La situación] se va normalizando paulatinamente; los puntos más cercanos a las plantas y refinerías son los primeros en recibir carga; en los más lejanos, como la Patagonia, el NOA y el NEA, llevará posiblemente hasta el fin de semana”.

En La Rioja “se vende algo más” que en días anteriores; hasta ayer se cargaban $6000 para autos y $2000 para las motos. Desde este jueves, se eliminaron esos topes.

En Córdoba, la situación mejoró respecto de días anteriores, pero los estacioneros refieren que todavía no se puede hablar de “normalidad”. Marisa Centenaro, presidenta de la Cámara Expendedores de Combustibles del Interior de Córdoba e integrante de Estacioneros Autoconvocados, señaló que “falta bastante para llegar a lo que es la regularidad; a Buenos Aires llega rápido y entonces empieza a dejar de ser noticia”.

En Mendoza, la falta de combustible sigue siendo un dolor de cabeza. No sólo se observan colas en las estaciones de servicio, más allá de que son menores que en las jornadas anteriores, sino que hay expendedoras que sólo venden diésel o tuvieron que avisarles a sus clientes que no llegaron los camiones, producto de errores en el “ruteo” de reparto, algo que prometen solucionar en las próximas horas.

De hecho, en una recorrida por el Gran Mendoza, este diario registró que varias YPF aún tenían los surtidores vacíos. “Desde el miércoles que esperamos el camión. Hoy hemos tenido todo cerrado, con conos y carteles advirtiendo que no hay combustible a la venta; esperamos que llegue mañana viernes. No tenemos nada de nada”, señaló a LN un vendedor de la empresa estatal, en la comuna de Guaymallén, quien comentó que la situación se replica en diferentes estaciones de la provincia.

De hecho, se detectaron inconvenientes también en el Este provincial y en el Valle de Uco, mientras que en el sur mendocino las condiciones eran aún peores. “Algo venden pero a las pocas horas se quedan sin nada”, comentó un vecino de San Rafael.

Así las cosas, en la tierra cuyana lentamente se irá normalizando la comercialización de naftas y afines, ya con el 10% de incremento de precios, pero con dificultades operativas y de stock, por lo que el personal de las compañías entiende que recién este fin de semana se restablecerá la atención como corresponde. “Tenemos algunos quiebres de stock por la alta demanda, así como un límite de $10.000 de carga”, explicó un estacionero a LA NACION, mientras se incrementaba la fila de clientes, ya que era una de las pocas estaciones que seguía operativa durante la tarde de este jueves.

“Este fin de semana esperamos ya estar vendiendo normalmente. La verdad que fue todo muy caótico. Hubo gente que esperó más de 8 horas para ponerle algo al tanque; otros tuvieron que pegarse la vuelta porque no había más combustible. Ni hablar lo que fue ver a gente que llegaba empujando el vehículo y tuvo que dejarlo hasta el otro día”, acotó un empleado de una estación Shell.

“Se está normalizando la entrega, pero no con la frecuencia habitual”, indicaron propietarios de las expendedores consultadas por este diario, quienes reconocieron que aún realizan cortes en el suministro frente a la constante carga que solicitan los clientes.

Asimismo, la Federación Económica de Mendoza (FEM) emitió un comunicado frente a la problemática, solicitando “encarar reformas de fondo” para que no se repita este escenario. “La escasez de combustible tiene un grave impacto en el normal desarrollo del entramado productivo y en la vida cotidiana”, indicaron desde la entidad, y agregaron: “Exhortamos a las autoridades y empresas vinculadas al sector para que brinden soluciones de manera urgente y para darnos la previsibilidad que necesitamos para planificar nuestras actividades productivas”.

En Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, luego de un período crítico con estaciones de servicio que permanecieron hasta más de dos días cerradas a la espera de camiones cisterna para aprovisionar sus tanques, la totalidad de las bocas de venta están en actividad. Quizá con algún faltante, es cierto. En especial, aparece como más difícil encontrar el diésel premium, muy demandado por los vehículos de carga medianos y grandes, en particular los modelos más modernos.

Patricio Delfino, titular de la Cámara de Expendedores de Combustible en Mar del Plata, dijo a LA NACION que quizás el Infinia Diesel de YPF viene demorado por una saturación de la planta de abastecimiento. “Lo importante es que se salió de la situación de caos de hace una semana”, dijo sobre un escenario que ahora tan solo presenta algunos faltantes de alguna variedad de nafta o gasoil.

Por eso aclaró que para el consumidor común, que utiliza su vehículo para sus necesidades personales, el problema está casi solucionado por completo ya que hay disponibilidad de combustible y ya no existen restricciones para la venta. Algo que sí había ocurrido en días previos, con límites por pesos (topes desde 2000 como máximo) o por litros (30 litros fue lo más visto) para la venta, con la intención de estirar el recurso y abastecer la mayor cantidad de vehículos posibles.

Sí, en cambio, destaca Delfino que está más difícil el panorama para el sector rural, que depende del diésel. “Hay mucha escasez en el canal mayorista”, dijo. Lo mismo para los transportistas, que pierden tiempo a la espera de cargar sus tanques. Ahora se requiere paciencia y espera, ya que combustible hay.

“Un poquito más aliviados”

En tanto, en la provincia de Santa Fe, los estacioneros aclararon que todavía no les han entregado los cupos de noviembre, aunque la mayoría de las estaciones tenemos una provisión no 100% normal, pero estamos un poquito más aliviados” que lo que sucedía hace 10 días atrás, según el testimonio de empresarios del sector consultados por LA NACION.

Mariano Boz, integrante de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni), explicó que este jueves Axion y Shell efectuaron una “corrección de precios que tiene relación con la suba que aplicó YPF”.

No obstante, un relevamiento efectuado esta tarde permite señalar que no existen faltantes de combustibles (nafta y gasoil en sus distintas variedades) en la mayoría de las estaciones de servicio de las principales ciudades santafecinas, como Rosario, Santa Fe capital, Venado Tuerto, Rafaela y Reconquista.

En Río Negro, aunque ya no se registran largas filas ni existen límites para cargar combustible, el abastecimiento no se normalizó completamente en algunas ciudades. En Bariloche y Dina Huapi, por ejemplo, hay faltante de Quantium en algunas estaciones Axion, al tiempo que en ciertas YPF falta Infinia Diésel.

Tania Aichele, dueña de la estación YPF El Faldeo de Bariloche, indicó: “Está muy complicado. En este momento tengo todos los productos pero desde el sábado hasta hoy estuvimos sin Infinia Diésel y, desde ayer, sin súper ni Infinia. Hoy llegó un camión con Infinia Diésel, aunque sólo con 7000 litros, que en condiciones normales dura dos días. Debería llegar un camión mañana viernes o el sábado temprano pero seguramente antes de eso voy a quedarme sin combustible, porque hay mucha demanda. De a poco van llegando camiones a las estaciones, pero como el desabastecimiento fue total va a demorar hasta que todas recuperemos stock para operar con normalidad. La realidad es que estamos lejos de estar regularizados”.

Por su parte, Carlos Pinto, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de Río Negro y Neuquén, señaló: “Tras el fin de semana crítico que tuvimos y la información de las petroleras de que habían recibido esos barcos, de a poco va tendiendo a normalizarse la situación. Las petroleras pusieron en funcionamiento toda su logística y está llegando el combustible. Si bien en algunos lugares no se ha alcanzado a regularizar, ha mejorado mucho y pensamos que va a seguir mejorando en los próximos días”. Y agregó que, luego de un fin de semana en que “todo el país quedó seco, la logística se vuelve más compleja, especialmente en la Patagonia, con lugares y rutas más apartadas”.

De todos modos, Pinto advirtió que hace varios meses que no existe una situación del todo normal: “Hace mucho que compramos con cupos. Las petroleras no nos entregan toda la cantidad que pretendemos comprar. Lo normal sería tener todo lo que necesitamos. Eso lo sufrimos desde hace meses”.

En tanto, titulares de estaciones de servicio de la provincia de Santa Cruz indicaron que la situación “está normalizándose paulatinamente”.

Menos ventas

Por su parte, un informe elaborado por elestacionero.com con datos de la Secretaría de Energía, muestra que las ventas al público en septiembre fueron casi 2% inferiores al mismo mes del año anterior. “Las cifras del mes bajo análisis y las del mes de octubre probablemente se encuentre afectadas por el cruce de canales de comercialización. Esto se debe a que desde el 18 de agosto los precios fueron congelados para las ventas en el canal minorista pero no para el segmento mayorista, el que dejó de tener valores más bajos que aquellas para ubicarse muy por encima. Por tal motivo productores agropecuarios, transportes e industria intentaron abastecerse en las estaciones de servicio. No tenemos información sobre el volumen que pueda haber involucrado esta modalidad, aunque a juzgar por las cifras totales de venta, no debe haber sido significativo”, señala el informe.

EN/ag.agencias.ln./gr.