sábado 15 junio 2024

El Fondo Económico Mundial reveló alarmantes datos sobre la Argentina

Más Leídas

El Índice de Competitividad Global (Global Competitiveness index) del FEM, también llamado GCI, por su siglas en inglés, mide cómo utiliza un país los recursos que dispone y su capacidad para proveer a sus habitantes de un alto nivel de prosperidad. Los datos preocupantes de nuestro país, llevan a preguntarse “dónde está la Argentina”.

La información publicada muestra una dura realidad: Argentina está en el puesto 83 del ranking de competitividad mundial, de los 141 países analizados, y ha empeorado su situación, ya que en 2018 estaba en el puesto 81.

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país, que en definitiva muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los argentinos se encuentran en el puesto 47.

Para clasificar los países, según su competitividad, el GCI analiza 12 variables de su prosperidad económica: Instituciones, Infraestructuras, Entorno macroeconómico, Salud y educación primaria, Educación superior y formación, Eficiencia del mercado de bienes, Eficiencia del mercado laboral, Desarrollo del mercado financiero, Preparación tecnológica, Tamaño del mercado, Sofisticación en materia de negocios e Innovación.

Si la razón para visitar Argentina son negocios, es útil saber que se encuentra en el 119º puesto de los 190 que conforman el ranking Doing Business, del Banco Mundial, que ordena los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. Respecto a la Percepción de la Corrupción del sector público en Argentina el Índice es de 40 puntos, de modo que se encuentra en el puesto 85 del ranking formado por 180 países.

Datosmacro.com, del periódico español Expansión, resultan suficiente para verificar el lugar en el que Argentina se encuentra en numerosos indicadores. Los guarismos, que de allí surgen, son más que reveladores para dejar atrás pataleos y presunciones. Milagreros y frívolos, abstenerse.

Las consecuencias de tantos desaciertos están a la vista, y basta con solo mencionar un dato dramático “la pobreza”, mayormente mujeres y niños, que llega al 40% de la población. Solo esta referencia impone tomar conciencia de la ubicación de Argentina en el campeonato mundial de países.

Desde esa dura realidad es que debe imaginarse el futuro como nación. Pensar que la superación de la actual situación será fácil o rápida, es la mejor manera de hundir al país en un pantano peor del que se encuentra.

Suponer que con solo copiar casos de éxito alcanza, es desconocer las particularidades de la sociedad Argentina. Confiar en liderazgos mesiánicos conlleva el riesgo de profundizar el deterioro institucional. El escenario, en que se encuentra Argentina, advierte que el tiempo se agotó, que no queda más lugar para que las élites se distraigan de su responsabilidad ante la sociedad.

La decepción en las instituciones puede dejar a la Argentina en manos de personajes que aprovechando la ausencia de un proyecto común prescindan de las organizaciones democráticas, prometan paraísos delirantes, y una vez más, terminen imponiendo el autoritarismo. Lamentablemente, ya se sabe de sobra como terminan esas aventuras.
CC/rp.

Últimas Noticias

La Ley Bases después de la aprobación del Senado volverá a la Cámara de Diputados

Como la Cámara alta aprueba la iniciativa con modificaciones, el texto volverá a Diputados, que podrá aceptarlas o desecharlas...

Más Noticias