martes 7 febrero 2023

La industria petrolera enfrenta la crisis más profunda de su historia

Más Leídas

El informe mensual de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), textualmente advierte: «Nunca la industria del petróleo ha estado tan cerca de probar su capacidad logística hasta el límite».

Por la reducción del consumo en abril, la AIE, en su informe mensual, pone nuevas cifras a la caída de la demanda: 9,3 millones de barriles diarios en 2020, el exceso de petróleo disponible hacia fines de mayo no tendría donde ser almacenado. Operadores del mercado comienzan a dudar sobre la efectividad del acuerdo de reducción de la producción alcanzado recientemente por la OPEP+ y G20.

El mayor ‘shock’ es esperado en el mes de abril, cuando se estima un desplome de la demanda de casi un 30% de toda la producción previa a la crisis desatada por el coronavirus. En el caso del fuel, la demanda se reducirá en un tercio, hasta regresar a niveles de 1995.

Los analistas de Goldman Sachs en una nueva revisión sobre el derrumbe de la demanda para los meses de abril y mayo la estimaron, en promedio, en 19 millones de bpd y calificaron de histórico el acuerdo de la OPEP+G20 “pero es insuficiente, pequeño y demasiado tarde para evitar infringir la capacidad de almacenamiento” y agregaron “En última instancia, esto simplemente refleja que ningún recorte voluntario podría ser suficientemente grande para compensar la pérdida de demanda”.

Una muestra de las dificultades para articular reducciones voluntarias en la producción la dio México, al que se le propuso una baja de 400mil bpd. El presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que su país solo reduciría 100mil bpd. Esta decisión de AMLO estuvo a punto de hacer fracasar el acuerdo de la OPEP+G20. La situación fue superada por que Donald Trump ofreció una disminución de la producción de EE.UU de 250mil bpd para compensar a México.

Pero más allá de la necesidad de reducir la producción, después del acuerdo OPEP+G20, surge la incógnita de donde almacenar el petróleo. La AIE ha incluido en sus evaluaciones no solo los tanques de almacenamiento, sino que también añadió los buques petroleros y los oleoductos, es decir, todo el espacio disponible a nivel global pero señala que «Aun así, la acumulación de inventarios (de unos 12 millones bpd de media) en la primera mitad del año todavía amenaza con sobrepasar la logística de la industria petrolera.

Los datos, de la Agencia de la Energía de EEUU, revelaban un aumento de los inventarios de petróleo crudo de 15,2 millones de barriles en una sola semana en ese país, hasta alcanzar los 484 millones de barriles almacenados en total. También el problema se repite en China que lleva comprando petróleo por encima de sus niveles de consumo desde que el precio comenzó a derrumbarse en febrero y marzo, lo que llevó Beijín a tener la máxima reserva de su historia, pero su capacidad de almacenamiento está a punto agotarse.

La resolución de este problema no es simple, insisten los operadores del mercado de hidrocarburos. El almacenamiento es complejo, ya que no se puede guardar el gasoil en el mismo tanque que el petróleo crudo (tampoco se pueden mezclar diferentes tipos de petróleo crudo), o la gasolina en el mismo lugar que el queroseno, todos ellos derivados del petróleo y con diferentes composiciones. No es posible ubicar diferentes calidades de petróleo crudo en muchos sitios, y se requieren tanques especiales para algunos productos destaca el informe de la Agencia Internacional de la Energía.

La industria petrolera enfrenta también otro dilema, el almacenamiento en buques petroleros y plataformas flotantes es cada vez más caro a medida que las empresas de materias primas y productores compiten por los barcos. Los costes de flete para transportistas de crudo se han más que duplicado desde febrero.

Analistas del banco Societe General estiman que aún queda espacio para unos 830 millones de barriles a nivel global. Si la demanda se mantiene en los niveles actuales y los inventarios siguen creciendo a un ritmo de entre 20 y 25 millones de bpd a nivel global, el espacio se agotaría a finales de mayo o incluso antes.

Mientras tanto los economistas del banco Citigroup creen que si el espacio para acumular crudo se agota, el precio del petróleo podría sufrir un colapso mayor y caer por debajo de los 10 dólares por barril. Con un pronóstico más sombrío Mizuho Securities abre la posibilidad de que el petróleo baje a cero dólares o incluso a precios negativos ante los costes y la limitación del almacenamiento de petróleo.
rp.

Últimas Noticias

El FMI y el Gobierno avanzan en una nueva revisión del programa económico

6 febrero 2023 El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno comenzarán a perfilar esta semana una nueva revisión del...

Más Noticias