sábado 30 mayo 2020

Fruticultura, los mercados internacionales demandan calidad

Más Leídas

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de...

«Las economías de muchas regiones del país dependen del sector frutícola. Por ejemplo, la producción de peras y manzanas en el Valle de Río Negro, o la de limones en Tucumán. El objetivo central de estas actividades suele ser alcanzar el mercado externo. Entonces, deben responder a las normas de calidad que se les pide” afirmó Enrique Kurincic, docente de la cátedra de Administración Rural de la FAUBA y Especialista en Agronegocios y Alimentos en la Escuela para Graduados de esa Facultad.

Ante el aumento de requisitos en los mercados internacionales, Kurincic señaló: «La exigencia principal hacia las producciones frutihortícolas es que comprueben la inocuidad de los alimentos, tanto en el proceso de producción en el campo como luego, al manipularlos e industrializarlos. También se demanda demostrar responsabilidad social, que incluye desde asegurar el registro formal de los empleados, cumplir con los salarios adecuados a sus labores hasta condicionar la seguridad en la producción. Y otras exigencias que están surgiendo tienen que ver con el comercio ético y el cuidado del ambiente».

Kurincic expresó que estos requerimientos se plasmaron en normas y certificaciones internacionales de calidad como GLOBALG.A.P., que certifica buenas prácticas agrícolas en la producción; HACCP, que es una prueba de inocuidad en los procesos de manipulación, y GRASP, un esquema integrado al GLOBALG.A.P., que evalúa la responsabilidad social en producción primaria.

Y agregó: «Quienes quisieron alcanzar al mercado de exportación sin experiencia tuvieron más dificultades; en parte, porque para acceder a las certificaciones se necesita modificar la gestión de las producciones, por ejemplo, mantener un registro sistematizado de sus actividades y capacitar al personal. Es esencial poder cambiar los hábitos».

Kurincic, quien también es Gerente de Certificaciones Agroalimentarias del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) señaló que los emprendimientos que cumplieron los requisitos de certificación solicitado por el mercado internacional lo lograron, en la mayoría de los casos, sin una inversión monetaria significativa.
SLT FAUBA Sebastián M. Tamashiro/gf/rp.

Últimas Noticias

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de Estado Mayor Conjunto de la...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de tomar una participación accionaria en...

El fiscal Di Lello investiga al ex presidente Macri por presunto espionaje

La interventora la AFI, Cristina Caamaño, presentó una denuncia contra la cúpula del organismo durante la gestión de...

La adhesión al ATP restringe el uso y distribución de las utilidades comerciales

La crisis financiera de las empresas, a causa de las medidas para enfrentar la pandemia del Covid-19, determinó, para asistirlas, ...

Más Noticias