sábado 30 mayo 2020

Covid-19. Políticas sanitarias incorrectas pueden provocar una “segunda ola”

Más Leídas

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de...

«Se le llama segunda ola a que en países que tuvieron un pico de casos y la curva comenzó a descender, vuelven a presentar otro pico», explicó el infectólogo Omar Sued, miembro del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud. El especialista aclaró que esta situación «no es por una condición biológica del virus, sino que es resultado de las políticas sanitarias» que aplican los países.

No se trata de que el virus mutó tanto que generó reinfecciones, al menos por ahora, sino que personas que no habían tenido contacto con el virus en la primera ola de la pandemia ahora se infectan.

«Alemania, por ejemplo, no hizo cuarentena desde el principio, tuvo mucha cantidad de casos, y después implementó medidas de aislamiento y logró bajar la curva con un R (a cuántas personas infecta cada individuo con el virus activo) menor de uno», describió Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y advirtió: «Ahora, cuando la gente comienza a circular, se empieza a infectar otra vez porque hay un porcentaje altísimo de la población que no tiene ningún anticuerpo contra este virus y está a riesgo de infectarse».

Wuhan, la capital de la provincia china de Hubei donde surgió el brote de la pandemia y tuvo el 80% de los casos detectados en ese país y el 97% de las muertes, tras no registrar ningún contagio nuevo desde el 4 de abril pasado había rebajado el nivel de alerta y permitido la circulación de las personas y el retorno a casi todas las actividades. El 11 de mayo, las autoridades sanitarias locales anunciaron que se registraron seis nuevos casos en un complejo residencial y al día siguiente indicaron que van a realizar test masivos a sus 11 millones de habitantes, informó la agencia EFE.

«Aún en los lugares donde hubo muchos casos, la mayoría de la población no tuvo contacto con el SARS-Cov-2 por lo que al aflojar las medidas de aislamiento el virus comienza a circular nuevamente», indicó en coincidencia con Sued, Martín Hojman, médico infectólogo del Hospital General de Agudos «Bernardino Rivadavia».

Hojman, integrante también de la SADI, señaló que «esto en algún punto demuestra que no hay forma de llegar rápidamente a la inmunidad de rebaño», como se denomina a la situación en la que la mayoría de las personas por haber tenido contacto con el virus generaron anticuerpos y entonces el virus encuentra menos individuos para infectar.

Sued también vinculó la «segunda ola» con la inmunidad de rebaño y afirmó que «es una comprobación de que esa estrategia no es posible, porque aún en los lugares donde hubo una gran epidemia, como por ejemplo en Miami, la prevalencia de anticuerpos es del 4% de la población; en Nueva York se estima que es un 20%; en Italia es un 14%, y recientemente se informó que en España es de 5%. Es decir, que no hay posibilidad de inmunizar a gran porcentaje de la población sin tener una altísima cantidad de muertos».

En un escenario hipotético sobre la Argentina, el infectólogo describió que «si pensamos en que toda la población se tienen que infectar en el país para generar inmunidad de rebaño, e imaginamos que tenemos la tasa de letalidad más baja posible, un 0,2%, estaríamos pensando en 80 mil muertos; por eso es que ningún país deja, finalmente, que el virus circule sin ninguna intervención».

En relación a si esa «segunda ola» podría ser «peor» que la anterior, Sued señaló que «no hay nada en el virus aún que nos pueda decir que vaya a ser más agresivo; en teoría habría más inmunidad y el sistema estaría más preparado para enfrentar un rebrote; luego también puede suceder que ya las personas no cumplan con las normas de higiene o el aislamiento o bien que por otros motivos sea más difícil poner una cuarentena, pero es impredecible».

En la misma línea, Hojman indicó que «el comportamiento de la epidemia ante un segundo brote va a depender de muchos factores como, por ejemplo, el mantenimiento o la reinstalación que se pueda hacer de las medidas de prevención como el aislamiento».
IG/TNC/gf/rp.

Últimas Noticias

Covid-19 La pandemia impulsa cambios en la horticultura

La cuarentena impactó sobre el sector hortícola más allá de los casos domésticos. En las producciones intensivas...

China amenaza a Taiwán con usar la fuerza militar para evitar cesecionismo

Beijing. Li Zuocheng, general del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China actualmente jefe del Departamento de Estado Mayor Conjunto de la...

La propuesta “Vallejos” fue una “idea loca” dijo el presidente Fernández

Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, a través de su cuenta Twitter lanzó la posibilidad de tomar una participación accionaria en...

El fiscal Di Lello investiga al ex presidente Macri por presunto espionaje

La interventora la AFI, Cristina Caamaño, presentó una denuncia contra la cúpula del organismo durante la gestión de...

La adhesión al ATP restringe el uso y distribución de las utilidades comerciales

La crisis financiera de las empresas, a causa de las medidas para enfrentar la pandemia del Covid-19, determinó, para asistirlas, ...

Más Noticias