sábado 23 octubre 2021

Cuaderno de opiniones: …“El mío es especial”

Más Leídas

Jamás discutiría con alguien acerca de que tan especial es su perro. Todos los que hemos criado, que tuvimos o tenemos uno, sabemos de que se trata. Seguramente los mas experimentados no cometeremos el error de decir “ pero MI perro es especial, no es como los demás”

Sabemos que todos son especiales, que cada uno de ellos fue “especialmente distinto”. Que todos llegaron a un rincón de nuestra alma y despertaron una emoción o un sentimiento, de diferentes maneras y por distintas razones. Solito por bueno, Tecita por irreverente, Poeta por tierno, Juncal por leal o Almendra porque llegó a nuestra vida en un momento difícil y su dulzura nos ayudó a superarlo, y así podríamos continuar.

Lo cierto es que cada uno de ellos fue, es y será, único e irrepetible y mucho mas importante aún, es o fue, el nuestro, el que amamos. Por ellos nos despertamos al alba para pasearlos en pleno invierno, hacemos el esfuerzo de escaparnos en nuestro recreo de trabajo con el solo propósito de darles un poco de esparcimiento, o compramos el mejor alimento. Y mucho más …

Sin embargo, hay algo que no deja de sorprenderme. Quienes por primera vez, han decidido mantener una estrecha convivencia con un perro, ya sea a causa de los hijos que lo reclaman, por contar con un nuevo y gran espacio, o debido al Covid 19, descubren asombrados el grado de comprensión, inteligencia y empatía de ese nuevo integrante de la familia.

Muchas veces escuchamos las múltiples anécdotas acerca de sus proezas y hazañas que sabemos absolutamente ciertas por haberlas experimentado con cada uno de nuestros compañeros, de la misma manera en que oímos a los padres sorprenderse una y otra vez ante los primeros pasos de sus hijos, como si esto no hubiera sucedido con absolutamente todos y cada uno de los hombres a lo largo de la historia !

Será que su cercanía y la posibilidad de observarlos nos descorre un velo y nos revela su condición de seres “sintientes”, inteligentes, agradecidos, dulces, empáticos y tanto, tanto más?

Me pregunto porqué nos resistimos a creer que todos aquellos animales desesperados que deambulan por los distintos rincones de nuestro país poseen la misma capacidad de comprensión, cariño, empatía, que aquel con el cual convivimos, que todos y cada uno de ellos son tan “especiales” como el nuestro.

Ah! y en algún momento, muy pronto, les contaré acerca de los míos, porque les aseguro que ellos si son verdaderamente “especiales”…
Isabel de Estrada
Autora “Aullidos en el Viento”
www.fundaciónzorba.org


Últimas Noticias

EE.UU. La administración Biden espera “una negociación exitosa” entre Argentina y el FMI

Washington. El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, se reunió en la Casa Blanca con el asesor de Seguridad...

Más Noticias