lunes 20 septiembre 2021

Policías de EE.UU entran a un consulado chino, China ordena el cierre de un consulado de EE.UU. Tensión diplomática

Más Leídas

Los agentes de la ley de Estados Unidos ingresaron este viernes por la fuerza a las instalaciones del consulado chino en Houston, Texas, tras concluir que su personal formaba parte de una red de infiltrados del Ejército chino en varias ciudades del país. La reacción de China fue ordenar el cierre del consulado de EE. UU en Chengdu, en la provincia de Sichuan.

Estados Unidos dio 72 horas a China para cerrar el consulado en Houston, argumentando que hay un «desequilibrio» en las relaciones bilaterales y justificando que la medida es para proteger «la propiedad intelectual» y la «información privada» del país.

Por su parte, Beijing lo consideró una «provocación política» y amenazó a Washington con adoptar «contramedidas». Posteriormente, Beijing ordenó a Washington el cierre de su Consulado General en Chengdu, en la provincia de Sichuan (suroeste), en respuesta al cierre de su misión en Houston. La Cancillería china aseguró que los trabajadores estadounidenses del consulado en Chengdu «interfirieron en los asuntos internos de China y pusieron en peligro la seguridad y los intereses» del país.

En respuesta, a la medida de Washington, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, aseguró que las instalaciones del consulado general chino solo cumplen una estricta función de locales diplomáticos y consulares.

«China ha expresado una gran insatisfacción y una firme oposición a la entrada forzada de Estados Unidos en las instalaciones del consulado general chino en Houston, y ha presentado una queja solemne», ha indicado el portavoz en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias china Xinhua.

La decisión del gobierno chino de ordenar el cierre del consulado estadounidense se produjo horas después de que Pompeo endureciera la postura del país hacia China en un discurso en la biblioteca del ex presidente Richard Nixon, cuya histórica visita al país asiático en 1972 abrió un nuevo periodo entre Pekín y el mundo. Pompeo fue contundente y afirmó «Hoy China es cada vez más autoritaria dentro de sus fronteras y más agresiva en su hostilidad hacia la libertad en el resto del mundo» y agregó «El mundo libre debe triunfar sobre esta nueva tiranía».

Pompeo expuso un rotundo cambio a la política de acercamiento a China, que hace cincuenta años instalara el ex presidente Richard Nixon, y que hoy la Casa Blanca considera que ha fracasado, lo que llevó al secretario de Estado a decir: «Tenemos que admitir la verdad (…) Si queremos tener un siglo XXI de libertad (…), el viejo paradigma de colaboración ciega con China sencillamente no lo hará posible. No debemos continuarlo y no debemos volver a él»,

La reacción de Beijing no se hizo esperar, en conferencia de prensa, el portavoz de la Cancillería Wang Wenbin se refirió también al duro discurso de Pompeo y consideró que «estaba marcado por sesgo ideológico y por una mentalidad de la Guerra Fría, Pompeo ofreció un discurso en el que propició un ataque malintencionado contra el Partido Comunista chino (…)”.
IN/BN/europapress/rp.

Últimas Noticias

Turquía: la grieta no saldada entre el Imperio Otomano y la República laica

Por  Luis Domenianni Turquía forma parte hoy, desde una visión externa, del neo imperialismo que genera una cuota importante de...

Más Noticias