lunes 6 febrero 2023

Posible golpe de Estado. Que sabe Duhalde, habló por él o por alguien más

Más Leídas

El martes 18 de agosto, el ex mandatario Eduardo Duhalde se reunió, en la quinta de Olivos, con el presidente Alberto Fernández. Una semana después en declaraciones públicas, formuladas en A24, advirtió sobre la posibilidad de un «golpe de Estado». Pero, todavía fue más contundente en su pronóstico y afirmó:»Vamos a un escenario peor al del 2001″. Más allá de la temeridad de sus dichos, Duhalde que datos tiene, habló por sí solo o es el mensajero de alguien.

Tal como era factible, considerar, estas expresiones de un ex mandatario, revisten una enorme gravedad. La polémica quedó instalada. Duhalde hoy en nuevas declaraciones, en esta oportunidad a Radio 10 dijo: «Digo lo que pienso y no me arrepiento, no nos damos cuenta de lo que pasa en la sociedad, sobre todo en la sociedad pobre «, e insistió en su advertencia: «Llega una anarquía con olor a sangre» y reforzó su pronóstico que en la Argentina podría volver a producirse un «golpe de Estado» y que el año que viene no se celebrarían las elecciones legislativas previstas.

Duhalde, profundizó sobre la crisis política-económica y social derivada de la “cuarenta”, con la que la administración Fernández busca enfrentar la pandemia del Covid-19, y señaló la creciente inseguridad y violencia: «Hay deterioro social, no todos comen todos los días, la gente está desesperada; se van a matar no por una bicicleta, sino por un bizcocho». Describió, también, la complejidad política en la que hoy se encuentra la Casa Rosada:»Tenemos el gobierno más heterogéneo de los últimos años, el presidente no piensa como la vicepresidencia. Cristina es un animal político, fue una obra maestra ponerlo a Alberto Fernández». Y nuevamente surgió uno de sus dichos en el programa Animales sueltos, “la situación actual puede terminar en una guerra civil”.

Las dudas sobrevuelan respecto a si Duhalde en su última reunión, el martes 18, con Alberto Fernández, habló sobre este escenario. El ex mandatario, en declaraciones a radio Rivadavia, eludió precisar el eje de su diálogo y enfatizó: que le había reclamado a Fernández que descanse y dedique «tres o cuatro horas» para él. «Un Presidente cuando no se cuida puede tener alucinaciones. Alucinaciones como tuve yo o tuvo Fernando De la Rúa, que en los últimos meses era un boxeador que no respondía». Ayer al portal MDZ le dijo: «Alberto ya no es el que conocemos todos, está enojado» y advirtió que si no hay unidad de la clase política «esto termina muy mal, peor de que esperamos».

Ante los dichos de Duhalde, las reacciones surgieron tanto desde el oficialismo como de la oposición. El Gobierno puso como su primer vocero al ministro de Defensa, Agustín Rossi, que manifestó:»Un golpe de Estado es un escenario absolutamente improbable en nuestro país». Llamó la atención el término “improbable”, utilizado por el funcionario que tiene bajo su responsabilidad la conducción política de las FF.AA, algunos dirigentes políticos advirtieron que debió haber utilizado una palabra más contundente “imposible”.

Desde Juntos por el Cambio, el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, manifestó: «es irresponsable, grave y repudiable la declaración del expresidente” y agregó «entre todos los argentinos debemos estar unidos en la no violencia y defender el imperio de la Constitución Nacional, garantizar la República y la democracia». También se expresó el diputado nacional Waldo Wolff (Pro), quien señaló que los dichos de Duhalde merecen «el más enérgico repudio y constituyen una posición peligrosa».

Estela de Carlotto, titular de las Abuelas de la Plaza de Mayo, ligada fuertemente a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, reclamó: «Duhalde tiene que dar explicaciones a toda la sociedad», y advirtió: «Está respondiendo a una campaña, a empezar a sembrar lo que no tiene que volver a pasar». La legisladora oficialista, Victoria Donda, aludió al Nunca Más, y vinculó a Duhalde con Mauricio Macri y afirmó: «la palabra presidencial se devalúa cuando expresidentes realizan declaraciones que no corresponde; ya tenemos uno que hace oposición irresponsable desde un cantón suizo y ahora otro que cuestiona la solidez de nuestra democracia».

A todo esto, el ex mandatario Eduardo Duhalde con sus temerarios pronósticos, “golpe de Estado”, «Vamos a un escenario peor al del 2001», «Llega una anarquía con olor a sangre», “el año que viene no se celebrarían las elecciones legislativas previstas.”, “la situación actual puede terminar en una guerra civil.”, parece haber bajado un nuevo telón, por delante del de la cuarentena, que distrae de la crisis que atraviesa el país. Mientras tanto, en los círculos políticos flota la duda sí Duhalde habló por sí mismo o fue el cartero.
P/BN/vfn/RP.

Últimas Noticias

Una noche en el Kremlin: a setenta años de la entrevista Stalin-Bravo

El último extranjero en entrevistarse con el legendario dictador soviético cuatro semanas antes de su muerte fue el embajador...

Más Noticias