jueves 26 noviembre 2020

Historia para chicos y adultos, “Coco el cartonero abanderado de Argentina solidaria”

Más Leídas

Reino Unido. Se prohíbe las ventas de automóviles nuevos de nafta y diésel a partir de 2030

Londres. El primer ministro, Boris Johnson, dice: "Nuestra revolución industrial verde será impulsada por las turbinas eólicas de Escocia...

Mendoza, la legislatura provincial aprobó el proyecto de “Ficha Limpia”

La Ley fue aprobada por mayoría de votos y establece además, que los partidos políticos o alianzas electorales deberán...

Tierra del Fuego. La sede del mercado de metales y futuros se radicará en la provincia

El bufete jurídico Ackermann & Schwartz Attorneys at Law SPL ha llegado a acuerdos con inversores europeos en la...

Por Dr. Carlos E. Ríos

Cuando conocí a Coco, juntaba cartón y se ufanaba de ser promotor ambiental. No confiaba en ninguna persona que trabajara para el Estado.

Según su DNI, Ricardo «Coco» Niz, tenemos la misma edad, aunque él no sabe si es la verdadera. Nació en la calle y ahí lo abandonaron. No se acuerda de sus primeros años, solo cuenta que lo encontró una persona, tramitó su documento, le puso nombre y fecha de nacimiento y lo dejó en una escuela de curas. Apenas creció, se escapó, y aunque siguió viviendo en las calles, aprendió a escribir y a leer cómo y con quien pudo.

Tiene 10 hijos, contando los suyos, los de su segunda mujer y los que tuvieron juntos. Vivían en una casa tomada en la ciudad de Buenos Aires.

Coco quería formalizar una cooperativa de Recicladores Urbanos junto con otros cirujas y cartoneros, alentándolos a pasar “de indigentes a contribuyentes”, latiguillo que repetía sin desmayo, dueño de una oratoria que sorprende a propios y ajenos.

A pura “prepotencia de trabajo y ganas de superación”, como le gusta decir, consiguió el apoyo de los vecinos de su barrio. Le entregaban sus residuos reciclables limpios. También ropa, que repartía a los sin techo mientras les ofrecía comida.

Para cuando empecé a darle una mano, Coco ya había trabajado en dos películas como extra, habían intentado cooptarlo para liderar un sindicato de trabajadores excluidos, o afiliarlo a distintos partidos políticos. Su lema: tu basura es mi tesoro. Su convicción: no claudicar nunca, no dejarse comprar con beneficios ni subsidios, a cambio de votos ni propaganda. En esa convicción reside su fuerza.

Ayudé a Coco a organizar su cooperativa, recorrimos oficinas públicas, cumplimos con interminables trámites, y entre mates y facturas elucubramos soluciones para sortear escollos de toda naturaleza. No sólo tuvimos que lidiar con trabas burocráticas sino con la sospecha y prejuicio de parte de la sociedad.

Nos presentamos en exposiciones de Medio Ambiente, sacamos DNI a los cooperativistas y a sus familias, conseguimos que centros de atención para drogodependientes contuvieran a los que necesitaban ayuda. Todos cargaban con estigmas de vidas muy duras: a algunos ex convictos con condenas cumplidas les resultaba imposible la reinserción laboral.

De a poco, la cooperativa se formalizó, sus socios tomaron cursos de reciclado, de higiene y seguridad, y el boca a boca de los vecinos hizo que se sumaran empresarios que proveyeron grandes volúmenes de material reciclable a El Correcaminos, tal el nombre de la cooperativa.

Una tarde lo acompañé a una escuela para difundir la necesidad de aprovechar y reutilizar; las directoras y maestras se sentaron en los pupitres y Coco en el escritorio, junto a dos compañeros. Antes de empezar, contó que el sueño de toda su vida había sido sentarse en el aula para mirar a sus maestras y ahora se conmovía viéndolas a ellas desde un escritorio al lado del pizarrón.

Ricardo «Coco» Niz, hoy es un ciudadano abanderado de Argentina Solidaria, un premio que otorga la Fundación Noble, su historia dio lugar a investigaciones en varias disciplinas -Sociología y Psicología, entre otras-, lo entrevistan en medios de comunicación y lo convocan desde distintos espacios sociales.

Coco es la voz que ahora pone en evidencia, que protestó antes y que sigue reclamando contra el sistema que toma a los pobres como rehenes y aplaudidores, que los tiene cautivos de dádivas, que les cobra de muchas maneras por un progreso y una dignidad que nunca llegan.
Dr. Carlos E. Ríos
IG/BN/CC/rp.

Últimas Noticias

Deportistas e instituciones conmovidos por la muerte de Maradona, el gobierno decretó tres días de duelo

"Con motivo del fallecimiento de Diego Armando Maradona, el Presidente Alberto Fernández decretará tres días de duelo nacional a...

Mendoza, la legislatura provincial aprobó el proyecto de “Ficha Limpia”

La Ley fue aprobada por mayoría de votos y establece además, que los partidos políticos o alianzas electorales deberán exigir a todos sus precandidatos...

Afectada por la cuarentena la economía se contrajo un 6,9% en septiembre

El Estimador mensual de actividad económica de Argentina se contrajo un 6,9% en septiembre con respecto al mismo mes del año anterior, lo que...

Fallece Maradona a los 60 años tras sufrir un paro cardiorrespiratoria

Diego Armando Maradona, considerado uno de los mejores jugadores de la historia, ha fallecido en su casa de la localidad de Tigre, en el...

Turquía. Erdogan pide que «no se permita» a Armenia «eludir» la entrega de territorios a Azerbaiyán

Ankara. El presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha insistido este martes en que "no se permita" a Armenia "eludir sus responsabilidades" en cuanto a la...

Más Noticias