domingo 7 marzo 2021

Ecuador recibirá un préstamo de u$s 3.500 millones de EE.UU. a una tasa de 2,25% saldar deuda con China

Más Leídas

El arte de Tana Pujals. Como perro y gato: Scooby y Merlot

«Los perros nos ven como dioses, los caballos como a sus iguales pero los gatos nos miran como si...

Cuaderno de opiniones: «La justicia como medio y la impunidad como fin»

José Hernández en el “Martín Fierro” se refiere muchas veces a los “jueces”. Siempre lo hace en forma negativa,...

Las consecuencias del derrumbe de producción energética, una industria en problemas

Nota III.Por Hernán DobryLa única empresa que mostró un crecimiento en la producción de gas natural durante enero fue...

Quito. La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) ha alcanzado un acuerdo con Ecuador para concederle 3.500 millones de dólares para que el país andino haga frente a su deuda con China, a cambio de que el país latinoamericano excluya a las compañías chinas de sus redes de telecomunicaciones.

La tasa de interés de la DFC será del 2,25% sobre la tasa de referencia Libor durante ocho años, una tasa «mucho menor» de lo que el mercado cobraría al país, según el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno. El crédito además tiene un período de gracia de un año, durante el cual Ecuador no debe pagar nada, según recoge ‘Bloomberg’.

El presidente de DFC, Adam Boehler, ha firmado el acuerdo en un evento junto al presidente ecuatoriano este jueves, calificando el acuerdo como un nuevo modelo para expulsar a China del continente latinoamericano.

Boehler ha explicado que el acuerdo significará un impacto positivo en el desarrollo de Ecuador, al tiempo que evitará que un país «autoritario» ejerza influencia en otros países.

La saliente Administración de Donald Trump espera que la iniciativa dibuje un modelo que anime a otras naciones latinoamericanas a dejar de depender de la deuda que compre China y a evitar a las empresas asiáticas accedan a sus redes de telecomunicaciones.

El organismo ha señalado a su vez que este no es un acuerdo establecido por la Administración de Trump. «Esto no es una prioridad de los demócratas ni una prioridad de los republicanos. Esto es una prioridad estadounidense», ha asegurado Boehler en declaraciones al ‘Financial Times’.

Una de las principales condiciones del acuerdo con Ecuador es que su capital, Quito, firme lo que el Ejecutivo de Trump considera «una red limpia». Esto es una iniciativa de Departamento de Estado diseñada para asegurar que los países excluyen a China de los servicios y equipamiento de telecomunicaciones al tiempo que desarrollan sus redes de alta velocidad 5G.

En el marco del trato, la DFC se coordinará con instituciones financieras privadas para ayudar a crear un vehículo de oferta que compre activos de petróleo e infraestructuras en Ecuador. Las ventas de estos activos proveerá a Quito de liquidez para pagar la deuda con China antes de lo acordado e inyectar inversiones en varios proyectos de desarrollo.

La deuda de Ecuador con China se remonta al mandato del expresidente Rafael Correa, cuya deuda soberana entró en ‘default’ o impago en 2008, tras lo cual decidió dar la espalda a Washington y acordar una serie de préstamos con China, los cuales todavía se continúan pagando.

Lenín Moreno ha criticado los acuerdos chinos como opacos y perjudiciales para el país. Su ejecutivo ha renegociado algunos términos de deuda y el año pasado aseguró 2.000 millones de dólares en nuevo dinero procedente de un banco chino.

INT/BN/europapress/cc.rp.

Últimas Noticias

China. Xi jinping avanza para lograr el control total en Hong Kong, el PC prepara la reforma electoral

Pekín. La reforma electoral para Hong Kong que está finalizando el Partido Comunista de China contempla una serie de...

Más Noticias