lunes 19 abril 2021

Las consecuencias del derrumbe de producción energética, una industria en problemas

Más Leídas

Nota III.
Por Hernán Dobry


La única empresa que mostró un crecimiento en la producción de gas natural durante enero fue Total Austral, que registró un alza del 6,25% hasta los 32,58Mm3/d en las áreas que opera, frente a los 30,66Mm3/d que obtuvo en el mismo mes del año anterior.

Su performance desentonó dentro de la industria ya que todas sus competidoras sufrieron caídas. La tercera en la lista (la segunda fue YPF), Tecpetrol, mostró una baja del 13,12% hasta los 13,13Mm3/d en el primer mes de 2021 en comparación con los 15,12Mm3/d que obtuvo en idéntico lapso de 2020. Las operaciones de Pan American Energy (PAE), en tanto, bajaron un 5,16% hasta los 12,59Mm3/d en las áreas que opera frente a los 13,24Mm3/d que mostró en enero del año anterior.

Una de las que menos cayó fue Pampa Energía (2,05%) lo que le permitió alcanzar los 5,93Mm3/d en los bloques en los que está a cargo de la perforación, en comparación con los 6,05Mm3/d que había registrado en el mismo mes de 2020.

En la cuenca Austral, Compañía General de Combustibles (CGC) también vio desplomarse un 11,39% su producción no convencional en Santa Cruz hasta los 5,05Mm3/d frente a los 5,70Mm3/d conseguidos doce meses antes.

Una peor perfomance tuvo Pluspetrol ya que mostró una caída del 15,87% en enero hasta los 3,84Mm3/d en los bloques que opera, en comparación con los 4,56Mm3/d que había registrado en idéntico período del año anterior.

La chilena Enap Sipetrol también vio derrumbarse su producción offshore un 12,78% en la cuenca Austral al haber alcanzado los 3,45Mm3/d en el primer mes de 2021 en comparación con los 3,95Mm3/d que anunció en enero de 2020.

En tanto, Capex tuvo un comienzo del año para olvido ya que registró una caída del 20,59% en su generación de gas natural al haber registrado 1,36Mm3/d frente a los 1,89Mm3/d del mismo período del año pasado.

El ranking de las primeras diez productoras del fluido lo cierra Vista Oil & Gas, con un desplome del 24,90%, similar al de YPF. La empresa de Miguel Galuccio obtuvo 1,36Mm3/d en enero en comparación con los 1,82Mm3/d anunciados doce meses antes.

Además de Total Austral, las otras compañías que registraron un crecimiento en su generación de gas natural en el país fueron Oilstone (5,39%), Shell (40,99%) y la inglesa President Energy (126,15%).

Las consecuencias del derrumbe
La caída en la producción de gas natural en la Argentina no sólo amenaza con drenar aún más las escasas reservas del BCRA y obligar a importar GNL durante el próximo invierno, sino que también está contribuyendo al incremento de la contaminación ambiental y de los costos de producción de electricidad en el país, como adelantó Desarrollo Energético.

El desplome del 8,45% que tuvo la producción de gas natural el año pasado llevó a distintas centrales térmicas locales a tener que recurrir al gasoil, al fuel oil y al carbón mineral para remplazar la escasez del fluido y, así, poder generar la electricidad necesaria para cumplir con la demanda.

A esto, se le sumó la menor inyección de energía proveniente de las represas hidroeléctricas (-29,10%) y de las plantas nucleares (-14,30%), que provocó que fuera necesario aumentar la generación en base a combustibles, según datos de CAMMESA.

Una situación similar ocurrió durante el mes pasado, cuando las centrales térmicas debieron incrementar un 43,10% el uso de motores a diesel para producir electricidad, a lo que se le sumó una caída del 20,80% que mostraron los turbovapor y un 20,30% que tuvieron los potenciadas a gas.

De esta forma, las empresas energéticas tuvieron que aumentar sus compras de fuel oil un 328,57% a 90.000 toneladas, el 92,68% las de gasoil a 79.000m3/d, y un 294,11% las de carbón mineral a 67.000 toneladas en enero comparación con lo adquirido en el mismo período de 2020.

En tanto, el suministro de gas natural para ser utilizado en las centrales térmicas se incrementó tan solo el 0,48% a 1,67Mm3/d debido al desplome que mostró la producción del fluido en el país en el primer mes del año.

La necesidad de tener que buscar combustibles alternativos también provocó un aumento en los gastos de las empresas para la generación eléctrica en la Argentina durante enero. Así, los sobrecostos pagados por las compañías sufrieron un alza del 60,74% a 100,30 pesos por MW/h frente a los 62,40 registrados en el mismo período de 2020.
Por Hernán Dobry
EN/BN/gentileza Desarrollo Energético/CC/rp

Últimas Noticias

Lo esencial es invisible a los ojos

Por Adolfo StubrinEstamos inmersos en un huracán social y político provocado por la segunda ola de la pandemia. Las...

Más Noticias