lunes 19 abril 2021

La cadena agroindustrial en alerta por el proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias

Más Leídas

El proyecto que impulsa el titular de la Cámara de Diputado, Sergio Massa, busca por un lado subir el mínimo no imponible a $ 150.000 brutos, para trabajadores de cuarta categoría y clase pasiva, y para compensar los ingresos fiscales aumentar la carga fiscal a la empresas, a las que se les suspende el sendero de reducciones de la reforma impositiva de 2017, por el que este año deberían pagar una alícuota de un 25% y en cambio de eleva la misma al 35% en función de las ganancias netas.

El proyecto del oficialismo ha sumado críticas de la oposición, en particular desde el bloque de legisladores de Juntos por el Cambio, que comparte el criterio del aumento del mínimo no imponible para la cuarta categoría, e incluso ha propuesto que el umbral se ubique por encimas de los $ 500.000, pero que rechazan la implementación del ajuste a las empresas, que tiene como objetivo compensar el desequilibrio fiscal por la reducción impositiva a salarios y jubilaciones de la cuarta categoría.

Una y otra vez en forma recurrente las alarmas suenan en los sectores productivos del país, se advierte desde la cadena agroindustrial, donde se remarca que no solo el contexto de pandemia, las caídas en las ventas, la línea de producción con protocolos, la menor dotación de personal, las restricciones a las importaciones, la falta de insumos productivos, la inflación, los controles de precios, el exceso de burocracia normativa sin sentido, la confiscatoria presión fiscal sobre los trabajadores, productores y empresas, son los que afectan a cada eslabón y cada cadena productiva del país.

“Si no también se suma la falta de señales claras, funcionarios que despliegan su ideología, cuya semántica se muestra carente de sustento, veracidad y vacía de contenidos, que no tienen idea de cómo se genera valor en las cadenas productivas, «esto es producción señores, no sarasa» enfatiza un duro comunicado de Confederaciones Rurales Argentinas.

En otro tramo el documento, señala: “Las cadenas productivas nuevamente nos encontramos en alerta, frente a la incapacidad de solucionar los temas estructurales de nuestros gobernantes; el desconocimiento, la aplicación de viejas recetas poco estudiadas, con grandes falencias técnicas siempre basadas en un objetivo meramente semántico buscado por todos y con el que sin dudas todos estaremos por sí solo de acuerdo, camuflando la poca impronta intelectual, la falta idoneidad o de decisión en la búsqueda de soluciones sostenibles en el tiempo, se repiten errores pensando que la reedición de los mismos esta vez tendrá resultados diferentes.”

Puntualmente respecto al proyecto oficialista de la modificación del Impuesto a las Ganancias, advierten: “Propuestas como la del incremento del impuesto a las Ganancias con un aumento de alícuota al 40% sin reducir ninguna otra de las tributaciones existentes, y vigentes, es una clara ignorancia de cómo se genera valor desde las cadenas productivas de la República Argentina.”

Con datos provistos de fuentes del FMI (Fondo Monetario Internacional) Argentina posee la mayor carga tributaria de América Latina con el 58%, si se suman los tres estamentos del Estado: Nacional, Provincial y Municipal, asegura CRA y agrega que según un informe del Banco Mundial la presión impositiva en la Argentina es la segunda a nivel global.

En el escrito, Confederaciones Rurales Argentinas remarca: “lo cierto es que en un país donde hay más de 169 tipos de tributaciones distintas y 35.000 normativas, sumado a que 14 impuestos se crearon o aumentaron en el último año, se generan toda clase de distorsiones desde impuestos en cascada como el de Ingresos Brutos, pasando por superposiciones impositivas como la del impuesto al cheque (pagas un impuesto por pagar impuestos), hasta la falta de ajuste inflacionario en el impuesto a las Ganancias, y ahora con riesgo de sumar más presión fiscal, a una mochila a un bolsillo que ya no da más. Esta es una de las razones por las cuales hace más de una década que no crecemos.”

Finalmente CRA enfatiza: “Dicen que la experiencia es solo experiencia si se aprende de ella, Argentina choca una y otra vez con la misma piedra, o mejor dicho sigue lastrando la mochila del Estado afectando de todas las actividades productivas y no es cierto que el Estado se esfuerce porque lo que se esfuerza es la espalda productiva del país y no la mochila. Hoy el 77% del ingreso del productor termina en manos del Estado, con el 23% restante el productor debe pagar todos los costos de producción, vivir y reinvertir.”
EN/BN/vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Lo esencial es invisible a los ojos

Por Adolfo StubrinEstamos inmersos en un huracán social y político provocado por la segunda ola de la pandemia. Las...

Más Noticias